Reprochan a la CIDH se haya abstenido de conocer un caso de tortura

jueves, 16 de septiembre de 2004
* Diversos organismos defensores de los derechos humanos lamentaron la decisión de la Corte Interamericana México, D F, 15 de septiembre (apro)- Organismos defensores de los derechos humanos se inconformaron hoy con la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Alfonso Martín de Campo Dodd, al declararse sin facultades para conocer ese asunto Las organizaciones Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura; la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos; la Red Nacional de Organismos Civiles “Todos los Derechos para Todos”; el Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria”; Sin Fronteras y el Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín, expresaron: “Lamentamos profundamente el fallo de la Corte y consideramos que los criterios desarrollados en la sentencia constituyen un retroceso a los parámetros establecidos por su propia jurisprudencia en favor de la obligación que tienen los Estados de investigar y sancionar las violaciones de los derechos humanos” En el mismo contexto, las organizaciones no gubernamentales denunciaron que el Estado mexicano durante el litigio del caso en las instancias internacionales realizó todos los esfuerzos jurídicos necesarios para impedir que el máximo órgano de justicia del sistema interamericano de promoción y protección de los derechos humanos conociera del fondo del asunto y hasta la fecha se ha negado a cumplir la resolución de la Comisión Interamericana Esta postura, advirtieron, contradice el discurso reiterado del presidente Fox, quien ha manifestado en forma constante su compromiso de velar por el respeto de los derechos humanos en México, y luchar contra la tortura y erradicar esta práctica de los procedimientos judiciales El 13 de septiembre, la Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó su sentencia sobre el caso de Alfonso Martín del Campo, quien fue torturado para que se confesara responsable del homicidio de su hermana y su cuñado A partir de dicha confesión fue sentenciado a 50 años de prisión en 1993 En su sentencia, la Corte decidió que no tenía facultades para conocer del caso y manifestó que: “no juzga en lo absoluto acerca de la existencia o inexistencia de tortura” en contra de Alfonso, sino que sustentó su determinación: “única y exclusivamente en consideraciones jurídicas derivadas de las reglas sobre competencia del Tribunal” Sin embargo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en octubre de 2002 estudió y concluyó que en el presente caso se presentaron graves violaciones de los derechos humanos, que Martín del Campo fue víctima de tortura, detención ilegal y no se respetaron sus garantías judiciales A partir de tal postura, recomendó: “Impulsar las medidas conducentes para anular la confesión obtenida bajo tortura, disponer de inmediato la liberación de Alfonso Martín del Campo, e investigar a los responsables y reparar el daño por las violaciones de derechos humanos” Las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos consideraron que la decisión de la Corte, si bien por una cuestión de temporalidad no entró a conocer sobre el fondo del asunto, ello no extingue la obligación internacional del Estado mexicano de cumplir con la resolución de la Comisión antes señalada

Comentarios