Tlaxcala, ganar perdiendo

jueves, 16 de septiembre de 2004
México, D F, 15 de septiembre (apro)- Uno de los refranes más paradójicos que se tienen es aquel de “ganar perdiendo”, es decir cuando una victoria es en el fondo una derrota Esto es lo que pasó al PRD con la senadora Maricarmen Ramírez en Tlaxcala La determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de ordenar al PRD regresarle la candidatura a la esposa del gobernador Alfonso Sánchez Anaya, deja un mal sabor de boca entre los perredistas que se han proclamado en contra del nepotismo en Los Pinos El caso de la pareja Sánchez-Ramírez, cuyos orígenes políticos están en el PRI, pone al PRD con la espalda en la pared, sobre todo porque saca a flote un problema interno que ya le ha dado dolores de cabeza: el poder de las relaciones familiares El poder conyugal de la pareja tlaxcalteca no es el único caso en el PRD La pareja René Bejarano y Dolores Padierna es otro ejemplo de cómo este tipo de relaciones conyugales o las familiares pueden pervertir las relaciones de poder al interior del partido Otro caso más de favoritismo familiar se tuvo con el propio Cuauhtémoc Cárdenas, cuyos hijos han escalado gracias a la figura del fundador del partido El caso de Cuahutémoc junior fue el más escandaloso, sobre todo cuando el ingeniero Cárdenas lo quiso instalar en su equipo cuando fue elegido como jefe de Gobierno de la Ciudad de México Las protestas que hubo entonces dentro y fuera del perredismo hicieron recular la decisión ya tomada del líder moral del PRD Rosario Robles tampoco estuvo ajena a esta situación Siendo dirigente nacional del partido alentó que su hermano Francisco Robles fuera el candidato perredista a la presidencia municipal de Naucalpan, Estado de México Pero de todos los casos de nepotismo en el PRD el más grave es, sin duda, el del gobernador Alfonso Sánchez Anaya y su esposa Maricarmen Ramírez, quienes han hecho de Tlaxcala su botín político por seis años y pretenden extenderlo otro tanto más La ambición política de la pareja tlaxcalteca es evidente y por ello ha sido criticada, siendo comparada con la del presidente Vicente Fox y Marta Sahagún La principal objeción que se les ha hecho al presidente y al gobernador es el uso indebido del poder político que como gobernantes tienen en favor de sus respectivas esposas El PRD no supo parar a tiempo esta situación y permitió que Maricarmen Ramírez saltara del DIF de Tlaxcala al Senado de la República sin mayor carrera política que la de ser esposa del gobernador Bajo la égida del gobernador Sánchez Anaya, su esposa hizo crecer su propia ambición El PRD lo supo a tiempo y no hizo nada Cuando trataron de detenerla ya era demasiado tarde y a pesar de los intentos por echar abajo el proyecto familiar, la decisión del Tribunal Electoral Federal los obliga a regresarle la candidatura que ya le habían otorgado a Gelacio Montiel Nadie discute los derechos políticos de la senadora Maricarmen Ramírez, el punto es que en este periodo de transición democrática nacional, su ambición es, precisamente, todo lo contrario a la demanda generalizada de utilizar con claridad y para los fines ciudadanos el uso del poder político desde el gobierno Es evidente que el incipiente perredismo tlaxcalteca llegará dividido al inicio de esta elección que se definirá en noviembre próximo Es también claro que el PRD llega desacreditado a dicha contienda, lo cual plantea la posibilidad de una derrota La victoria de Maricarmen Ramírez en el TEPJF es un revés para el PRD y sus aspiraciones democráticas, y puede ser también una derrota electoral en Tlaxcala, si es que los candidatos de los otros partidos utilizan como arma de campaña la enorme contradicción que personifican el gobernador y su esposa, cuya ambición de poder está por encima de cualquier convicción democrática

Comentarios