Acusan al gobierno federal de despojo de tierras en Chiapas

viernes, 24 de septiembre de 2004
* Indígenas de 16 comunidades aseguran que están dotando ilegalmente de terrenos a los desalojados de Montes Azules Tuxtla Gutiérrez, Chis , 23 de septiembre (apro)- Indígenas de 16 comunidades de la región de Marqués de Comillas y organismos no gubernamentales denunciaron que el gobierno federal está despojándolos de sus tierras para darla a comunidades expulsadas de la reserva de Montes Azules A través de una carta aseguraron que el gobierno federal está “ejecutando un operativo de despojos contra varios ejidos de la región”, que abarca los municipios de Marqués de Comillas, Benemérito de las Américas y parte de Ocosingo Acusaron a la representante especial de la Secretaría de la Reforma Agraria, Martha Cecilia Díaz Gordillo, de generar fuertes tensiones y conflictos agrarios en comunidades de la región, además de que consideraron que se está perpetrando un “despojo legalizado de cientos de hectáreas a indígenas y campesinos Señalaron el primer poblado creado para familias reubicadas de Montes Azules, llamado Santa Martha, y del que actualmente se construye, el Nueva Magdalena, “representan potenciales conflictos agrarios y violencia entre varios ejidos y grupos campesinos” Indicaron que para crear ambas comunidades se realizaron negociaciones ilegales y violatorias de derechos colectivos, operadas por la funcionaria federal a de la SRA, Martha Cecilia Díaz Gordillo Expusieron que la nueva comunidad de Santa Martha se construyó sobre tierras que pertenecían a dos poblados en rezago agrario; al primero de ellos, Absalón Castellanos, se le condicionó la regularización de su tierra a cambio de quitarles 434 hectáreas de una supuesta “demasía”, que no era tal porque las tenían en posesión y trámite desde 1989 Al segundo poblado, Río Salinas, también se le regularizaron sus tierras a cambio de “demasías”, en este caso por una extensión de 125 hectáreas; “el problema aquí fue que se negoció y legalizó la tierra con gente recién llegada que no tenía derechos, despojando a los indígenas que las trabajaron durante más de 15 años y que fueron desplazados desde octubre del 2000” Según ellos, una parte del nuevo poblado Santa Martha, se asienta sobre tierras que legítimamente pertenecen a las familias desplazadas y que no han renunciado a su posesión, ignorando también un proceso judicial pendiente Sobre el poblado en construcción, Nueva Magdalena, expusieron que se está edificando sobre tierras que vienen disputándose el ejido Arroyo Delicias y su anexo Loma Linda Según los labriegos, el operativo de despojos incluye forzar a los ejidos a entrar al Programa de Certificación de Derechos Ejidales (Procede), que según la ley es un programa “voluntario” “Bajo la dirección de la licenciada Díaz Gordillo, la SRA y otras instituciones mienten, amenazan, condicionan servicios, ofrecen apoyos y sobornos a fin de obligar la entrada de los ejidos al Procede Simultáneamente, la SRA realiza la remedición de los límites ejidales para encontrar supuestas “demasías”, en tierras que son legítima posesión de los ejidos El objetivo es reunir las hectáreas necesarias para la reubicación de las comunidades de Montes Azules

Comentarios