Modelo agotado

domingo, 5 de septiembre de 2004
El Cuarto Informe de Gobierno de Vicente Fox demostró que el país “padece fiebre”, que las instituciones “se desmoronan” y que las crecientes movilizaciones callejeras han hecho de la actual administración una “experta de la contención social” Aunque si persiste el enfrentamiento entre los actores políticos y la agenda social sigue rezagada, “el riesgo es que el desorden se generalice y se torne violento”, expone Proceso en su edición de este domingo 5 de septiembre El diagnóstico fue elaborado por el exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Juventino Castro y Castro; el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes, y el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza Es un hecho que las dificultades que el presidente Fox ha tenido para gobernar ocasionaron que sus iniciales intenciones de “consensos”, traducidas luego en modestos propósitos de “acuerdos”, culminaran este 1 de septiembre, dentro de una franca lógica de conflicto, en la demanda de una “tregua” Aunque Castro y Castro rechaza que el operativo desplegado por la Policía Federal Preventiva en las inmediaciones de San Lázaro pudiera considerarse “estado de sitio”, desde su perspectiva, el momento es muy delicado para México “No puede haber tantos desarreglos en nuestra sociedad, ni tampoco debemos esperar que venga una explosión Lo que ocurrió en el informe debe ser un aviso oportuno para que lo que ahora es un estado de ánimo mañana no se convierta en un estado real de rebelión, desorden y disolución social, pues entonces sí se va hablar de suspensión de garantías”, advierte en la edición de Proceso que circula a partir de este domingo 5 de septiembre

Comentarios