Lejos, el diálogo en Chiapas

sábado, 1 de enero de 2005
* Se fortalece la estructura política zapatista a once años del levantamiento Tuxtla Gutiérrez, Chis , 31 de diciembre (apro)- El onceavo año del levantamiento zapatista estuvo marcado por revelaciones, tanto del EZLN como del IFE, y de versiones encontradas sobre el retorno al diálogo entre los insurgentes y el gobierno federal En un comunicado del 14 de febrero de este año, por vez primera desde el levantamiento en 1994, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) reveló la lista de los 46 milicianos y bases de apoyo muertos y desaparecidos en los combates A través del subcomandante Marcos, el EZLN informó en la misiva que, en ceremonia privada, el día 2 de enero de este año, en el marco de los festejos del décimo aniversario de la “guerra contra el olvido”, dedicaron su memoria a los zapatistas caídos La lista que durante una década se reservó con mucho celo, el EZLN la hizo pública este 2004, y dio a conocer que, como cada año desde 1994, el 14 de febrero lo dedica a honrar la memoria de los muertos y desaparecidos en combate Denuncia contra el general Portillo Leal Pero el líder del EZLN señaló esta vez a los militares asesinos, y refiere que muchos rebeldes fueron ejecutados sumariamente por órdenes del entonces general de brigada Luis Humberto Portillo Leal, en aquellos tiempos jefe de la 30ª zona militar, y ascendido el 20 de noviembre a general de división El encargado de perpetrar los asesinatos fue el entonces mayor de infantería Adalberto Pérez Nava, el cual ejecutó a cuando menos cinco indígenas zapatistas Las órdenes de Portillo Leal eran no tomar prisioneros y matar a todos, sin importar si estaban armados Un mes después de esta misiva, el 22 de marzo, se filtró una información --en un medio impreso nacional-- sobre el supuesto incremento de actividades militares por parte del EZLN Ante el mutismo zapatista, el gobierno de Pablo Salazar salió al paso, y expresó su rechazo a dicha información, “cuyo origen se atribuye al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen)” En la misiva se decía que los cuerpos de seguridad estatal mencionaron que no se había modificado la situación ni las condiciones conocidas por todos los actores políticos, organizaciones y medios de comunicación “No se registra ningún indicio de tipo militar y, por el contrario, el EZLN se ocupa en las formas de organización política que presentó públicamente, en agosto de 2003, conocidas como Juntas de Buen Gobierno En las acciones del EZLN prevalece, contundentemente, una lógica política”, refirió el gobierno chiapaneco Días después de esta filtración, el 25 de marzo, tras la solicitud interpuesta por un reportero de Reforma, el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) abrir --en el 2006-- los partes militares elaborados en Chiapas durante el surgimiento del EZLN, y no hasta dentro de 12 años, como lo habían intentado determinar los mandos castrenses La decisión del IFAI fue producto de un recurso de revisión presentado contra la Sedena, cuya Unidad de Enlace clasificó los expedientes como reservados y permitiría conocerlos hasta 2015 Los cinco comisionados del IFAI respaldaron que los partes militares permanezcan bajo reserva por motivos de seguridad nacional, pero revocaron el bloqueo de 12 años En el expediente 000561/03 elaborado por el comisionado José Octavio López Presa, se estableció que el periodo de custodia corre a partir de los hechos; es decir, del surgimiento del EZLN en 1994, y no cuando se pretenda conocerlos En este mismo mes, fue Ana María Salazar, la experta en asuntos de seguridad nacional y exfuncionaria del Pentágono, la que auguró un posible resurgimiento del EZLN, pero no en este año sino hasta fines del 2005 o principios del 2006 “Muy posiblemente el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) volverá a levantarse a finales de 2005 o a principios de 2006, y hay grandes probabilidades de que lo hará con el mismo nivel de violencia y espectacularidad con el que lo hizo en enero de 1994”, auguró la analista Tras el optimismo del comisionado para la paz, Luis H Álvarez, y del gobernador Pablo Salazar, la politóloga opinó que “la realidad es que los comentarios de ambos reflejan una ingenuidad peligrosa, o incluso una estrategia política que podría poner en riesgo la estabilidad del sur de México, y tal vez poner en entredicho las elecciones en 2006” El 30 de marzo, fue el comisario en Chiapas de la Policía Federal Preventiva (PFP), José Luis Solís Cortes, quien explicó que la “reorganización” del EZLN que se dio a conocer en la filtración del Cisen, podría obedecer a “una reconfiguración en cuanto a fuerzas de orden público”, a la creación de una policía zapatista Otro incidente en el que se vio envuelto el grupo insurgente, el 12 de abril este año, fue tras registrarse un enfrentamiento a balazos, palos y piedras en el municipio de Zinacantán, protagonizado por bases de apoyo del EZLN y militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que dejó como saldo tres heridos graves Todo por la disputa de un aguaje para abastecerse del vital líquido En septiembre, el ELZN dio a conocer la apertura de 83 “escuelas primarias autónomas rebeldes”, asesoradas todas por la organización prozapatista de apoyo Schools for Chiapas, con sede en California, Estados Unidos, y que dirige Peter Brown En octubre, el Instituto Federal Electoral (IFE) reveló, una década después, que en 1994 se vio obligado a tener contacto y acuerdos con el EZLN para garantizar la seguridad y el desarrollo de las elecciones en las cuales resultó electo el presidente Ernesto Zedillo y, como gobernador de Chiapas, Eduardo Robledo Rincón “Con ningún otro grupo armado clandestino el Instituto Federal Electoral ha tenido que encontrarse y exhortarlo a que respete y no interfiera en el desarrollo de los comicios federales”, detalló el IFE Ese mismo octubre, tras observar los trabajos del gobierno federal para reubicar a varios poblados del corazón de la Selva Lacandona, el subcomandante Marcos dio a conocer que había empezado la tarea para reagrupar a siete comunidades rebeldes enclavadas en Montes Azules, a fin de darles una mejor atención en materia de salud y educación rebelde, a través de la Juntas de Buen Gobierno, por lo que designó a Rosario Ibarra para recaudar recursos entre la sociedad civil

Comentarios