Todavía sin permiso, el Maurice Ewing

martes, 18 de enero de 2005
* El llamado “barco asesino”, anclado frente a las costas de Yucatán * Espera el visto bueno de la SCT para navegar * Exigen ambientalistas castigo a quienes avalaron los trabajos del buque Mérida, Yuc , 17 de enero (apro)- A seis días de permanecer anclado frente a las costas orientales de Yucatán, el barco laboratorio Maurice Ewing aún carece del permiso de navegación para realizar los estudios previstos sobre el cráter de Chicxiulub Fondeado a 80 kilómetros del puerto de Rió Lagartos, el buque oceanográfico de bandera estadunidense, aunque cuenta con el Manifiesto de Impacto Ambiental que le aprobó la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), requiere de un permiso de navegación que otorga la de Comunicaciones y Transportes, a través de la Capitanía de Puerto Según el capitán de puerto Luis Isauro Contreras García, “aunque no es una embarcación enemiga del Gobierno de México ni es una embarcación que ostenta una bandera de un país que tenga conflictos con nuestro país (el Maurice Ewing), requiere de un permiso de navegación” Para el delegado de la Semarnat en Yucatán, Ramiro Rubio Ortiz, “el barco, cuenta con las autorizaciones y hasta el momento ha cumplido con todas las condicionantes, y cualquier otro trámite que los promoventes tengan que hacer con otra dependencia, es cuestión de ellos” Los estudios sobre el meteorito que supuestamente se impactó en esta zona hace 65 millones de años, debieron iniciar el pasado 11 de enero, mientras tanto el Maurice Ewing navega como buque de paso en el mar patrimonial de México La víspera, representantes de organizaciones ambientalistas, intensificaron sus protestas por la presencia del barco en la costa yucateca Dicen que los disparos de aire comprimidos que emitirá con una intensidad de hasta 255 decibeles, pueden ocasionar la muerte de cientos de especies marinas Bejamín White, representante de la organización ambientalista Greenpeace, asegura que el ruido que se genere puede matar, incluso, a un ser humanos Rosario Sosa Parra representante en Yucatán de las organizaciones ambientalistas denunció que las autoridades portuarias les negaron permiso para llegar hasta el Maurice Ewing, porque, de alguna, manera avalan la depredación que realiza el llamado “barco asesino” “Estamos pidiendo que se finquen responsabilidades correspondientes a las instancias y autoridades que otorgaron esta acreditación”, dijo Sosa Parra Los manifestantes aseguran que los disparos de 255 decibeles son muy superiores a los que puede soportar el hombre, que son 155 Una ballena puede soportar casi 200, por lo tanto estas acciones provocarán la muerte de cientos de especies marinas Hasta el momento el Maurice Ewing se localiza anclado a 122 kilómetros de las costas yucatecas y los estudios que realizará se encuentran avalados por la Universidad Nacional Autónoma de México e instituciones de Estados Unidos, además de que participan expertos de varios países del mundo

Comentarios