Aduanas, negocio en expansión

domingo, 2 de enero de 2005
Un informe confidencial del área de Aduanas amplía lo que Proceso ya había difundido: Las redes de complicidad de José Guzmán Montalvo -director general de Aduanas cercano al secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz- no sólo operan negocios multimillonarios de contrabando y extorsión, sino que hacen partícipes de sus "ganancias" a fundaciones asistenciales y obstaculizan los programas anticorrupción en áreas nodales de la administración pública A pesar de que el gobierno foxista utiliza el combate a la corrupción como una de sus principales banderas políticas, a través de las aduanas del país sigue prosperando el tráfico de drogas, mercancías y personas como uno de los mejores negocios ilegales De acuerdo con una investigación de las propias autoridades del área, muchos funcionarios de primer nivel de la Dirección General de Aduanas se han beneficiado directamente de los sobornos millonarios que reciben por la introducción de mercancía ilegal y por extorsiones a diversos importadores La impunidad de estas prácticas está garantizada mediante una red de complicidades en la que participan funcionarios y familiares del actual director general de Aduanas, José Guzmán Montalvo Entre éstos se cuentan su hermano Alejandro y su tío Rafael Montalvo, quienes se encargan de comercializar la mercancía ilegal a través de empresas como la agencia aduanal Montalvo y Montalvo SC Según la propia investigación mencionada, incluso agrupaciones asistenciales, como la fundación Vamos México, fueron beneficiadas, de manera indirecta, por los manejos de Guzmán Montalvo, pues recibieron donativos de bienes embargados por la Dirección General de Aduanas en un proceso que legalmente le corresponde sólo a la Secretaría de Hacienda Los informes elaborados por las autoridades aduanales señalan que Guzmán Montalvo -funcionario allegado al secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz- manejó con base en "intereses personales" el donativo de productos embargados a Vamos México mediante la Administración Central de Destino de Bienes Aunque no especifica qué tipo de bienes se donaron ni su valor, se establece que "esta función en realidad correspondería al organismo creado para ese fin, denominado Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda" La irregularidad salió a relucir en junio pasado, cuando la senadora priista Yolanda González propuso que se integrara una comisión especial para investigar los apoyos entregados por Aduanas al fideicomiso controlado por Marta Sahagún Sin embargo, no prosperó la denuncia sobre una presunta triangulación de donativos de la Lotería Nacional a través de Transforma México para Vamos México, y de ésta a otras instituciones asistenciales El subprocurador de control regional de la Procuraduría General de la República (PGR), Gilberto Higuera Bernal, declaró el 26 de noviembre que no se había encontrado ninguna irregularidad en la fundación de Sahagún En una conferencia de prensa se le preguntó a Higuera cómo iba la investigación de Vamos México y el funcionario informó que "no existía ningún delito" y que se resolvió no ejercer la acción penal Sin embargo, en este informe confidencial de Aduanas se manifiesta que los bienes embargados se le otorgaron a Vamos México de una manera discrecional y sin respetar las normas del caso Así mismo, se responsabiliza a Guzmán Montalvo de haber cambiado hasta en cinco ocasiones al titular de la Administración Central de Destino de Bienes, creada hace apenas un año, "con el manifiesto interés por no hacer las cosas correctamente" Los trucos Alejandro Guzmán Montalvo es el principal instrumento que tiene su hermano, el director general de Aduanas, para facilitar el ingreso ilegal de mercancías desde varios países, principalmente China, para después llegar a los tianguis que proliferan en todo el país "Es el operador del despacho de asesoría en comercio exterior de su hermano José Es conocido que José Guzmán recibe a importadores y los canaliza con su hermano, a efecto de que los asesore y no vuelvan a cometer equivocaciones en el despacho de mercancías", indica el documento confidencial de Aduanas Como ejemplo, se revela que gracias a la ayuda del despacho de Alejandro Guzmán "se está importando abiertamente grandes cantidades de encendedores con un valor de 10 centavos de dólar, por lo cual habrá que esperar que las dos empresas establecidas en México -Bic y Tokai- cierren y dejen de generar inversión y empleo Este producto requiere de autorización de un padrón sectorial para su importación, el cual obviamente les fue concedido El comercializador de esos productos en México es el propio Alejandro Guzmán Montalvo" Y se añade: "Otra de las gestiones que realiza el despacho de los Guzmán Montalvo es la autorización para establecer los nuevos Recintos Fiscales Estratégicos, los cuales son una suerte de zonas libres en la que se puede internar mercancía importada hasta por dos años con todas las exenciones fiscales hasta que salga de los mismos recintos, lo que, sin duda, traerá consigo mayor contrabando, dada la ineficiencia para controlar el contrabando que cruza por las aduanas diariamente" Aquí se vuelve inevitable la referencia al Recinto Fiscalizado Estratégico que está por inaugurar el presidente Fox En dicho proyecto, Instalado en San Luis Potosí mediante una inversión estimada en 200 millones de dólares y que cuenta con una extensión de 530 hectáreas, está involucrado Juan Carlos López Rodríguez, un exadministrador central de Investigación Aduanera cercano a José Guzmán Montalvo que fue inhabilitado por 12 años como funcionario público al ser descubierto en negocios ilegales con importadores chinos (Proceso 1465) El recinto será operado por los grupos empresariales Logistik Free Trade Zone y Societé Génerale de Surveillance (SGS) de México El primero lo preside el empresario regiomontano Fernando Pablo Villarreal Cantú, pero el operador será López Rodríguez "Si no se puede controlar la entrada por las aduanas, no es difícil imaginar que en un recinto de esta naturaleza será todavía más difícil, debido a su gran extensión de terreno y a que la mercancía ya está dentro del país", advierte el informe Y en cuanto a las extorsiones a empresas establecidas, la investigación dice que el administrador central de Fiscalización Aduanera, Mario Córdova López -amigo de José Guzmán desde la Escuela Libre de Derecho- es jefe de seis administradores que se encargan de pedir a los importadores entre 50 mil y 500 mil dólares por dejar pasar sus mercancías sin problemas Dichos funcionarios corroboran si ha ingresado alguna mercancía con irregularidades y visitan a la empresa correspondiente o sus bodegas de importación, bajo el pretexto de inspeccionarlas Entonces, dice el informe, "si ven que hay una mercancía por la cual pueden pedir dinero, le notifican que les levantarán un acta de inicio de visita domiciliaria, recopilan datos de la mercancía existente y se consulta con Córdova, quien decide cuánto pedir para que en la noche algún personaje, ya sea Vladimir Mújica, Rafael Trejo, Alfredo García, Iván Cruz Bencomo o José Marín Meza, se pongan en contacto con la empresa y le indiquen que su mercancía tiene problemas, aun estando bien, y que si quiere pueden platicar" Acto seguido, "citan al importador en algún restaurante y le comunican que si no quiere que le embarguen la mercancía, Alfredo García o Cruz Bencomo asistirán a su domicilio a ejecutar el embargo, o en su defecto Vladimir Mújica asistirá por el dinero Para no despertar sospechas ante la Contraloría Interna, asisten con el demás personal para seguir dos caminos: o se cierra la supuesta orden de verificación que nunca existió, o si existió se cierra, ya que se arreglaron con un mínimo de 50 mil y hasta 500 mil dólares Posteriormente, se le entrega un acta debidamente firmada por el administrador central, Mario Córdova, con lo cual la empresa está protegida contra cualquier otro acto de verificación de Aduanas" Precisa el documento que cada uno de los funcionarios de Fiscalización Aduanera tiene asignadas sus funciones ilegales: Alfredo García, "mano dura de Córdova", opera junto con Iván Cruz en "la entrega-recepción de cantidades millonarias de sobornos", en tanto que José Marín Meza Sánchez "simula juicios penales para extorsionar a los contribuyentes" Por su parte, el administrador de operativos Víctor Linares simula las visitas junto con Vladimir Mújica, mientras que Rafael Trejo Rodríguez -"quien de la noche a la mañana se ha enriquecido abruptamente"- realiza los operativos en materia textil y, junto con Saúl Luna, efectúa las "previsitas" a los textileros, "en especial de la comunidad judía, para extorsionarlos y evitar la visita formal" Otras forma de corrupción que se detectó es la facilitación de permisos de importación a los amigos y parientes de Guzmán Montalvo "Sólo se debe acudir con Guillermo Niño o Rafael Herrera, en el área de Evaluación Aduanera, para conseguir el permiso o padrón sectorial para importar el producto sensible que se desee o, si se prefiere, puede acudirse a alguno de los despachos de gestión, como el de Alejandro Guzmán Montalvo; en cualquiera de los casos se tendrá una respuesta inmediata y positiva" Incluso Francisco Guerra, que hasta principios de noviembre se desempeñaba como administrador de Padrones Sectoriales, salió junto con 20 de sus colaboradores luego de las "profundas y dolorosas quejas de un importante número de empresarios mexicanos que se vieron afectados por los permisos de importación que se otorgaron a través del alta en el padrón sectorial de importación de mercancías sensibles para la industria nacional y que este funcionario entregaba a importadores nacionales y, sobre todo, de origen asiático Los padrones se otorgaban con cuotas que van de los 60 mil y hasta los 400 mil pesos, y están sujetos al buen comportamiento del importador" Variantes Cualquier importador puede asistir a las áreas centrales de la Administración General de Aduanas para gestionar que a su empresa siempre le toque el semáforo verde cuando cruce por las aduanas del país El costo de este favor puede alcanzar millones de dólares, ya que permite que las cargas no sean revisadas en ninguna ocasión por un determinado tiempo, "y sólo hay que declarar en el pedimento un producto no sensible, es decir, si lleva telas, declarar que lleva productos plásticos" Otra opción, dentro del mismo mecanismo, es pedir a la Dirección General de Aduanas los datos precisos de alguna empresa que dejó de hacer importaciones por estar permanentemente en rojo, para que se cambie a verde y operar bajo ese registro por tres meses, introduciendo al país lo que el importador desee Con este procedimiento, el importador ilegal "no corre ningún riesgo, ya que la empresa está registrada en otro domicilio Esta operación se puede repetir las veces que se quiera Sólo hay que auditar el Sistema Automatizado Aduanero Integral para identificar cómo empresas que ya no operaban vuelven a hacerlo esporádicamente", explica el documento El informe recoge testimonios de exadministradores aduanales de la frontera norte, quienes narran cómo Juan Carlos López Rodríguez enviaba a su personal durante la madrugada para operar el contrabando en favor de ciertos importadores: "A las 9:00 horas se reportaba al administrador de la aduana que se habían realizado dos operaciones menores sin mayor contratiempo, reportando dos tráileres cuando en realidad habían cruzado de 15 a 20 de ellos En algunos casos se le informaba al administrador de la aduana que no se apareciera durante ese tiempo o que mandara a su gente a otro punto de revisión; ello era premiado con algunos miles de dólares, o peor aún, si el administrador era recién nombrado, ni se enteraba" Control absoluto La investigación interna de aduanas destaca que José Guzmán Montalvo mantiene un absoluto control estratégico de los administradores en las 48 aduanas del país Desde que el funcionario señalado llegó al cargo a principios del sexenio, sustituyó a la mayoría del personal por gente de su confianza que le reporta directamente La investigación lo deja claro: "En las aduanas el promedio de estancia de un administrador es menor de un año, tiempo totalmente insuficiente para conocer la operación de la aduana, la normatividad vigente y la posibilidad de armar un buen equipo de trabajo La gran mayoría de las personas reclutadas carece de experiencia en el sector aduanero Estamos hablando de que ha habido durante el presente sexenio más de 200 administradores de aduanas, existen 48 aduanas en el país, destacando algunos ejemplos, como la Aduana de Reynosa, en donde se han tenido nueve diferentes administradores, y la Aduana de Nuevo Laredo, con cinco administradores, además de la Aduana de Manzanillo, con cuatro administradores" En tales circunstancias, agrega el documento interno, "todos los administradores de aduanas dependen jerárquicamente de Guzmán Montalvo; los más de 200 cambios han sido por razones desconocidas o, en la mayoría de los casos, por corrupción Escasamente, menos de 5% han sido promociones o rotación a otras aduanas Lo mismo ha sucedido con los inspectores de la Unidad de Apoyo para la Inspección Fiscal y Aduanera (UAIFA), los cuales siempre habían sido un contrapeso al personal administrativo de las aduanas; sin embargo, se ha reducido su fuerza operativa en más de 50% de sus efectivos, es decir, poco más de mil inspectores" Aunque se destaca que en la gestión de Guzmán Montalvo las aduanas se han administrado también para favorecer a determinados políticos y sus familiares, no se especifican los nombres de los favorecidos Sin embargo, queda claro que Guzmán Montalvo ha retrasado los programas que promovían la transparencia en la operación aduanera, como el Pacto Sectorial firmado por el secretario de Hacienda y el presidente de los agentes aduanales; y el Programa Aduana Modelo, mediante el cual se pretende homologar la operación aduanera con la capacitación del personal, la estandarización de la infraestructura y un mapeo de los procesos aduaneros con el objeto de transparentarlos Además, los negocios de Guzmán han afectado la coordinación y revisiones únicas con otras autoridades para reducir los tiempos de espera de los importadores y exportadores del país Resalta el informe que el fideicomiso público creado en 2002 para mejorar las aduanas, al que se destinan poco más de 2 mil millones de pesos anuales, está siendo subutilizado pues sólo se aplica para la compra de vehículos y no en trabajos de infraestructura, en equipamiento de aduanas o en capacitación del personal

Comentarios