Migración: La reforma que se aleja...

domingo, 23 de enero de 2005
A dos años de que concluya el sexenio foxista, el creciente rechazo al fenómeno de la inmigración ilegal, así como las posiciones encontradas que prevalecen entre congresistas demócratas y republicanos sobre el tema, sumadas a las prioridades internas y de política internacional de Estados Unidos anulan prácticamente la posibilidad de que el Congreso de ese país apruebe una reforma migratoria a favor de los trabajadores indocumentados, plantea Proceso en su edición de este domingo 23 de enero Las discusiones sobre el tema de los indocumentados no solamente han tensado los ánimos en el Congreso estadunidense, sino que han creado un clima poco propicio para la reforma migratoria El congresista Jim Sensenbrenner, republicano por el estado de Wisconsin y presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, presentará de manera oficial un proyecto de ley de su autoría –el cual ya tiene comprometido el respaldo de 104 de los 435 miembros de la Cámara baja— enfocado a negar la licencia de conducir a los inmigrantes indocumentados en los 50 estados del país El proyecto de Sensenbrenner prevé también la solicitud de más fondos para continuar con la construcción de una barda a lo largo de la frontera con México Además, en estados como Idaho, Georgia, Utah, Virginia del Oeste y Carolina del Norte y del Sur, legisladores locales y activistas independientes empiezan a promover la idea de seguir los pasos de la población de Arizona, que en las elecciones del 2 de noviembre de 2004 votó en favor de la Proposición 200 Esta disposición, que entró en vigencia en diciembre último, niega beneficios sociales en ese estado a los inmigrantes indocumentados, refiere en el reportaje que aparece este domingo 23 de enero

Comentarios