"Temía una traición"

domingo, 23 de enero de 2005
Lucila Martínez Araujo, una de las mujeres señaladas como probable contacto de Enrique Salinas con unos supuestos agentes policiacos que lo habrían extorsionado y, tal vez, asesinado, niega tales versiones y revela en entrevista detalles sobre su relación sentimental con el empresario También habla de las últimas llamadas telefónicas entre la pareja, en las que se manifestó la caída de Salinas en una espiral de angustia El 28 de agosto de 2001, Lucila Martínez Araujo y Enrique Salinas de Gortari se conocieron en una reunión de amigos comunes e iniciaron una relación sentimental Desde el homicidio del hermano del expresidente Carlos Salinas, la mujer se ha convertido en testigo clave para establecer el estado emocional en que se encontraba la víctima en los días que antecedieron al crimen Es una de las casi 100 personas que han rendido su declaración para armar el rompecabezas de este caso, que comenzó el 6 de diciembre al hacerse público el hallazgo del cuerpo de Enrique Salinas en un vehículo estacionado en un fraccionamiento de Huixquilucan, Estado de México En entrevista con Proceso, Lucila Martínez señala que en los últimos meses Enrique vivió problemas financieros y emocionales "Enrique vivía muy presionado y entró en etapas de depresión fuertes", dice Martínez en la entrevista, realizada el jueves 20 "Cuando nosotros nos veíamos, él no era muy afecto a entrar en detalles conmigo de sus problemas financieros Yo sólo lo veía preocupado Lo que sí me llegó a comentar es que a partir del problema con su exesposa Adriana Lagarde, podría haber problemas y que esperaba que nada de eso perjudicara a sus hijos y a su hermano Raúl", explica la mujer, quien era consciente de que Enrique mantenía otra relación con Hilda Deneken -¿Cuándo empieza esa etapa de depresión de Enrique Salinas? -Pienso que cuando se reanudan sus conflictos con su exesposa, a partir de los desacuerdos por el convenio de divorcio Él me llegó a comentar que tenía ese problema, y desde entonces empezó a estar muy deprimido y presionado, pero no entraba en detalles porque prefería aislarse de esa situación -¿Enrique Salinas intentó suicidarse? -Él me habló en una ocasión, uno o dos meses antes de ser asesinado, y me platicó muy alterado que había tenido un fuerte altercado en su casa y que se había puesto una pistola en la cabeza, debido a que no encontraba un documento, no me precisó de qué era, pero que temía una traición o que alguien hubiera robado ese documento que tenía en su escritorio Yo lo traté de calmar y le dije que podía estar traspapelado, que no se disgustara Lucila Martínez asegura que Enrique Salinas no le platicaba detalles de sus negocios ni de sus problemas financieros, "cosa que yo evidentemente siempre respeté", afirma, y lo describe como un hombre "sencillo, noble, honesto, educado y sumamente reservado" Sostiene que ella mantiene un trato cercano con los hijos de Enrique Salinas: Mónica Regina, María Carolina y Juan Enrique Salinas Lagarde Incluso muestra una fotografía donde aparecen en una mesa ella y Enrique Salinas con el hijo menor de éste y los hijos de ella, Luis Javier y Ana Cristina "No conozco policías" Hija de Federico Martínez Manautou, exalcalde de Mexicali, y sobrina de quien fué gobernador de Tamaulipas y alto funcionario en el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, Emilio Martínez Manautou, fallecido apenas en diciembre pasado, Lucila Martínez ha acudido a declarar en tres ocasiones ante las autoridades mexiquenses Durante la entrevista, rechaza la versión periodística que busca atribuirle a ella o a Hilda Deneken el haber puesto en contacto a Enrique Salinas con los agentes policiacos que presuntamente lo extorsionaron y asesinaron Incluso, explica, alguna declaración ministerial así ha pretendido orientarlo Pero insiste al respecto: "De ninguna manera, yo no tengo contacto con policías ni de la AFI ni de la Interpol En 1998, yo enfrenté un problema porque mi exesposo se llevó a mis hijos a España Entonces, por órdenes del presidente Ernesto Zedillo, la PGR, a través de la Interpol, investigó, ubicó a mis hijos y el gobierno me los recuperó, pero el asunto quedó totalmente resuelto inclusive con mi expareja", explica De acuerdo con reportes periodísticos, en septiembre de 1998 Javier Ramírez, exesposo de Lucila Martínez, le arrebató a sus hijos cuando éstos salían de un colegio en Baja California y, sin el consentimiento de la madre, se los llevó a España Al perseguir a su exesposo, Martínez Araujo sufrió un aparatoso accidente El caso fue abordado en el Congreso de Baja California en la sesión del 11 de marzo de 1999, por la diputada María del Refugio Villalaz Herrera, quien propuso un punto de acuerdo -que fue aprobado- para enviar una comunicación al entonces procurador Jorge Madrazo Cuéllar a fin de que la PGR llevara al exesposo de Martínez ante las autoridades Poco antes de esa petición -de acuerdo con documentos mostrados por Martínez-, el 24 de septiembre de 1998, el presidente Ernesto Zedillo envió una carta al padre de Lucila, Federico Martínez Manatou, en la que se compromete a hacer todo lo posible para recuperar a los niños y castigar al culpable El 1 de febrero de 1999, una vez recuperados los menores y mientras el Juzgado Central de Instrucción 4 en Madrid concluía las pesquisas, el juez Carlos Divar Blanco dispuso que los hijos de Lucila Martínez quedaran bajo resguardo del consulado general de México en esa ciudad Ese mismo día, el comunicado 024/99 de la PGR informó de la detención de Javier Ramírez Campuzano, "quien era buscado por ser presunto responsable de los delitos de privación de la libertad personal y sustracción de menores" "Ese asunto quedó superado incluso con mi exesposo En la actualidad, él ve a mis hijos y ha viajado con ellos incluso al extranjero, porque se solucionó el conflicto Tiempo después, la Interpol retuvo momentáneamente a mi exesposo cuando regresaba de un viaje con mis hijos, pero como yo estaba en el aeropuerto aclaré al agente de Interpol que yo había otorgado el permiso para que ellos viajaran, porque se ha superado el conflicto", explica Y añade que fue "Juan Miguel Ponce Edmonson, titular de Interpol México, quien encabezó las pesquisas" Insiste en que "por ello he aclarado con las autoridades que no tengo mayor relación con policías, como se ha difundido en versiones periodísticas o en declaraciones ministeriales", explica Y es que el miércoles 19, los periódicos Reforma y El Universal publicaron notas sobre las pesquisas del homicidio de Enrique Salinas La información de El Universal se publicó bajo el encabezado: "Caso Salinas: policías los presuntos asesinos" y advierte que aún se ignora a qué corporación pertenecen El matutino dice que "una persona cercana a su actual esposa Hilda Aideé Deneken le recomendó contratar a policías para tratar de 'arreglar' sus diferencias con Lagarde Lozano" A su vez, Reforma señala directamente a agentes de la AFI como los presuntos asesinos materiales y señala: "Presuntamente, Salinas -a instancias de una de sus supuestas amantes- contrató a los agentes de la PGR para enfrentar las acusaciones de Lagarde, pero a la postre los agentes intentaron extorsionarlo" Y más adelante advierte que la procuraduría mexiquense indaga a dos mujeres ligadas sentimentalmente con Enrique Salinas, "ya que una de ellas conocía al jefe de los agentes que participaban en la extorsión"; además, menciona a "Gilda Deneken y a Lucy Martínez" Por otra parte, Lucila Martínez admite que en el último año tuvo algunas rupturas en su relación con el hermano del expresidente Carlos Salinas de Gortari -quien curiosamente fungió como testigo en su boda civil, invitado para ello por la familia de su exesposo- debido a que mantenía su relación con Hilda Deneken, y ofrece algunos detalles de sus encuentros y desencuentros en esa relación sentimental Recuerda que el 30 de mayo pasado, Enrique Salinas emprendió un viaje con sus hijas por China (Proceso 1467) "A su regreso, nos vimos en Los Ángeles, California, y estuvo bien Al regreso de ese viaje tuvimos un desencuentro por el mismo motivo de su otra relación, y nos veíamos seguido, pero más esporádico Empezó a crecer su tensión y su depresión" También tiene presente que la semana previa a su muerte, Enrique le dijo que hizo un viaje a Monterrey para ver a algunos conocidos Proceso publicó en su edición 1468 que el hermano de Carlos y Raúl Salinas había estado en Nuevo León con los empresarios Enrique Régules y Javier Garza Calderón "El jueves, quedamos de vernos a las siete de la tarde, pero me canceló Me dijo que tenía que ver a su abogado y que estaba muy mal Nuevamente a las 10 de la noche, me habló y me dijo que se sentía muy mal, pero cambiaba el tema", relata "El viernes, yo salí con mis hijos y mi exesposo Por la noche, vamos al cine y cuando llegamos a casa tenía yo recados en el celular y en la casa: Enrique me decía que acababa de salir con sus amigos Carlos de la Mora y Mario Giordano de un concierto en la sala Nezahualcóyotl, de la UNAM Esa fue la última noticia que tuve de él, hasta que el lunes me habló una de sus hijas para preguntarme si sabía algo de su papá" Pesquisas Del miércoles 12 al jueves 13 pasados, alrededor de 25 miembros de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) rindieron su declaración ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México en relación con el homicidio de Enrique Salinas de Gortari El propósito es profundizar en la línea de investigación relacionada con la extorsión al empresario, a partir de que el juez suizo Paul Perraudin liberó poco más de 7 millones de dólares de las cuentas mancomunadas que Salinas tenía con Adriana Lagarde Lozano, las cuales estaban bajo investigación por el gobierno suizo, según ha difundido la procuraduría mexiquense Cuando menos uno de los 25 agentes que comparecieron es uno de los autores materiales del homicidio perpetrado el domingo 5 de diciembre pasado, de acuerdo con las pesquisas Sin embargo, dicho policía no ha sido detenido debido a que aún falta concluir algunos estudios periciales, tales como el estudio de las 900 mil llamadas telefónicas de los teléfonos de Enrique Salinas y todo su entorno familiar, de amistades y negocios, explica un oficial familiarizado con la investigación El procurador del Estado de México, Alfonso Navarrete Prida, ha definido el caso como de "alto impacto" por tratarse del hermano de un expresidente de México A partir de las publicaciones periodísticas, el funcionario precisó, el 19 de enero, que sí hay indicios de que algunos miembros de corporaciones policiacas podrían ser los autores materiales del homicidio Las autoridades mexiquenses consideran que todavía es necesario complementar algunas líneas de investigación, para lo cual serán llamados a declarar tanto testigos que ya lo habían hecho una vez, como algunas personas que no habían sido requeridas Este es el caso del periodista Humberto Mussachio, quien tuvo una relación de pareja con Adriana Lagarde (ella se encuentra ahora en Cuba), informó un funcionario familiarizado con el caso Así mismo, las pistas de la procuraduría mexiquense arrojan que el abogado de Enrique Salinas, Mariano Flores Arciniega, es otra "pieza clave" en el asesinato porque conoce a los asesinos materiales Sin embargo, el 20 de enero, el reportero David Aponte de El Universal entrevistó a Flores, quien le dijo: "No conozco a las personas ni sé de quién se pueda tratar Si conociera a estas personas, no estaría vivo" Los elementos que ha recabado el Ministerio Público vinculan a Flores Arciniega como la persona que verdaderamente alentó a Enrique Salinas a que contratara a un grupo de policías que le ayudaran a "resolver sus conflictos" con su exesposa, Adriana Lagarde Lozano, pero los policías se convirtieron en "otra fuente de extorsión" Aunque Enrique Salinas siempre recibió la asesoría legal de juristas ligados a su familia, recurrió a los servicios de Flores Arciniega para resolver el conflicto con su exesposa Sin embargo, sobre quién "lo acercó" a este abogado existen dos versiones: La primera señala a un empresario y amigo de Enrique e Hilda Deneken, llamado José Ricardo Hernández Iturbide Pero éste, en su declaración ministerial, niega tal afirmación La segunda hipótesis de las autoridades es que "fue una mujer"

Comentarios