"Lana o le damos en la madre"

lunes, 24 de enero de 2005
* Advertencia de “La Jitomata” a Josefina Jaime, nueva directora en La Palma Xochitepec, Mor , 24 de enero (apro)- "Con ella podía platicar de todo, hasta de las apariciones que tengo de la Virgen de Guadalupe", recuerda Arturo Torres Nájera, interno del penal de Atlacholoaya, Morelos, enviado al Ceferesi por un año para reforzar su tratamiento psiquiátrico, y donde –sostiene-- fue atendido en varias ocasiones por Josefina Jaime Quiroz, nueva directora del penal de máxima seguridad de La Palma, en el Estado de México Sin embargo, ante la nula experiencia de la funcionaria en el manejo operativo de reclusorios varoniles, y mucho menos de delincuentes peligrosos procesados por crimen organizado, su nombramiento parece más una medida desesperada del gobierno del presidente Vicente Fox, a fin de contener a la delincuencia organizada --que virtualmente le ha declarado un abierto desafío--, que una designación encaminada a terminar con la corrupción al interior de uno de los centros penitenciarios más importantes del país Torres Nájera ha cumplido cinco de los once años a los que fue sentenciado por el delito de violación Y refiere de la flamante funcionaria en La Palma: “Es alegre, sabe escuchar y brinda el mejor trato a la población interna”, puntualiza el reo entrevistado en el Cereso de Atlacholoaya Quienes la conocieron como directora general del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi), ubicado en el municipio de Ayala, en esta entidad, la recuerdan como una mujer de trato directo y amable “Fue una sorpresa su designación”, reconoció Leticia Granda, hasta hace unos días secretaria particular de Jaime Quiroz en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial Narra que Josefina Jaime había asumido de tal forma su responsabilidad, que el Ceferepsi era su hogar, al que "ingresaba el lunes y salía el viernes para visitar a su familia" La historia "Que pase", fue la orden Frente a María Josefina Jaime Quiroz, tomó asiento “La Jitomata”, una interna que purgaba condena por encabezar una banda de adolescentes asaltantes en el Distrito Federal "Licenciada, está usted muy joven, pero le quiero decir que tenemos investigada a toda su familia, y le vengo a proponer dos cosas: lana o le damos en la madre", amenazó “La Jitomata” “Retírese”, ordenó pacientemente Jaime Quiroz Ese primer encuentro de Jaime Quiroz con una interna, en los inicios de 1980, luego de haber sido designada subdirectora técnica del Centro Femenil de Readaptación Social del Distrito Federal Demostraba así al personal que no se inhibiría ante el monstruo que significaba meter al orden a las reclusas, cuya líder del “autogobierno” –“La Jitomata”-- pretendió amedrentar a la nueva funcionaria a fin de que consintiera las irregularidades Al día siguiente, “La Jitomata” amaneció aislada en un área de alta seguridad, recuerda Gregorio Arias Bustamante, entonces responsable de los Servicios de Apoyo del penal También afirma que la experiencia laboral penitenciaria de Jaime Quiroz no incluye operar reclusorios de máxima seguridad, y menos aún trabajar con delincuentes tan peligrosos como los que aloja el Cefereso número uno, La Palma, cuya dirección ocupa desde el 3 de enero Su trayectoria Licenciada en Psicología, Josefina Jaime Quiroz fue nombrada directora de La Palma, luego del asesinato de Arturo Guzmán Loera, “El Pollo”, el 31 de diciembre anterior, ocurrido en el área de locutorios de ese penal El crimen motivó el despido del director Guillermo Montoya Salazar –actualmente arraigado-- No obstante, en la trayectoria laboral de Jaime Quiroz no hay antecedentes de cargos de dirección en centros penitenciarios varoniles Su historia curricular, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, data de 1980, y considera responsabilidades en diversas áreas de reclusión y centros de readaptación social Entre sus actividades destacan la planeación, coordinación y ejecución del programa de Reestructuración del Sistema Penitenciario del Distrito Federal, así como la implementación de la logística para el traslado de mil internos de los reclusorios preventivos Norte y Oriente, al preventivo Sur, dentro del programa “Dignificación de espacios” Se enumera la coordinación y supervisión de la campaña para el abatimiento de la corrupción en los reclusorios y penitenciarías del Distrito Federal, y la planeación y coordinación para la creación y puesta en operación de los cargos de "técnico penitenciario y supervisor de aduanas", como figuras para abatir la corrupción en los diferentes centros de reclusión del DF Sobresalen sus designaciones como directora técnica de Prevención y Readaptación Social de la dirección general de Prevención y Readaptación Social del Distrito Federal; subdirectora técnica de los reclusorios Preventivo Varonil Sur y Norte, así como subdirectora técnica del Centro Femenil de Readaptación Social del GDF, y jefa del departamento de Diagnóstico y Determinación de Tratamiento de la Secretaría de Gobernación (Segob) Su formación académica considera un diplomado en "Psicología forense y criminal: formación de peritos en psicología" por la UNAM, además de diversos cursos en derecho penitenciario, en psicología judicial, en pruebas psicológicas, en técnicas psicométricas y proyectivas, y "Paradigmas de alta efectividad" El Ceferepsi Con un perfil académico especializado en psicología, Josefina Jaime Quiroz fue designada directora del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi), en junio de 2001, único penal en el país que aloja a internos con desórdenes mentales La creación del Ceferpsi fue anunciado oficialmente en noviembre de 1994 por la subsecretaria de Gobernación, Socorro Díaz, en compañía del defenestrado Carlos Tornero Díaz, aún titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la SSP Antonio Tallabs Ortega, exdiputado federal por el PAN, acudió al anuncio, y recuerda que el diseño penitenciario --que entró en operaciones en noviembre de 1996-- fue obra de Tornero Díaz Tallabs Ortega es ahora subsecretario de Readaptación Social de Morelos El Ceferepsi –a unos 70 kilómetros de Cuernavaca— se ubica en el kilómetro 115 de la carretera México-Oaxaca, en el municipio de Ayala, Morelos Ocupa una extensión aproximada de 102 mil metros cuadrados, de los cuales 20 mil componen las instalaciones de la prisión, y los restantes se utilizan para áreas de apoyo, como garita de revisión, rondines, zonas de seguridad y estacionamientos Tiene una capacidad para recluir a 494 internos, pero hasta octubre del año pasado registraba 206 reos con trastornos mentales En ese centro penitenciario fue tratado durante un año Arturo Torres Nájera, porque de pronto comenzó a divulgar en el penal de Atlacholoaya que constantemente se le aparecía la Virgen de Guadalupe "Se lo dije en varias ocasiones a la directora del Ceferepsi (Josefina Jaime), y ella me preguntaba si no serían alucinaciones Yo le decía que aunque me daban medicamentos para dormir, se me seguía apareciendo la Virgen", cuenta Torres Nájera La institución tiene siete módulos, un edificio de ingreso, áreas para visita familiar, escuela, zonas deportivas y recreativas, talleres y locutorios Dispone además de servicios médicos y hospitalización de tercer nivel, área de rehabilitación, edificio de gobierno y las instalaciones electromecánicas, hidráulicas y térmicas necesarias para proporcionar todos los servicios generales De acuerdo con la SSP, el nivel de seguridad de este centro es alto y existen sistemas y equipos electromecánicos y electrónicos, como circuito cerrado de televisión, radiocomunicación, control de accesos, alarmas, detectores de metal, drogas y explosivos, telefonía, voz y datos, entre otros

Comentarios

Otras Noticias