Elude AMLO responder a Cárdenas y Robles

martes, 25 de enero de 2005
México, D F, 24 de enero (apro)- Contra su costumbre, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, optó por el silencio y se dedicó a batear las preguntas de los reporteros que cubren sus actividades “Ya he hablado mucho, yo tengo un poquito de derecho para hacer valer el silencio”, argumentó Entonces, una reportera replicó: ¿Por qué mejor no nos vamos, entonces? López Obrador trató de aquietar las aguas y respondió: “No, mire, yo sigo haciendo las conferencias, los que quieran pueden venir, los que no, pues no” El diferendo surgió cuando los reporteros lo cuestionaron sobre las declaraciones que hicieron el pasado fin de semana sus antecesores en el cargo, Cuauhtémoc Cárdenas y Rosario Robles, a quien, por cierto, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal citará para que declare en relación con la presunta adquisición al doble de su valor de tres predios ubicados en la delegación Álvaro Obregón que pertenecían a Carlos Ahumada Kurtz En su primer acto público como precandidato del PRD a la Presidencia de la República, Cárdenas lanzó una abierta critica al tabasqueño al declarar a la prensa que cuando él estuvo al frente de la administración pública capitalina nunca tuvo a su lado a René Bejarano, quien enfrenta actualmente dos procesos penales, uno por delitos electorales y, el otro, por lavado de dinero A su vez, Rosario Robles adelantó parte de su libro Con todo Corazón al diario Reforma, donde da cuenta de algunos episodios escabrosos que tuvo antes y después de los viedoescándalos con López Obrador Interrogado sobre ambos temas, el jefe de gobierno se zafó y dijo que no hablaría más de eso --¿Por qué? --lo increparon López Obrador, contestó que porque estaba iniciando la semana, “es lunes”, dijo --¿Pero no amerita una aclaración? --le insistieron los reporteros López Obrador comentó que estaba hablando demasiado, que respondía 35 preguntas diarias en promedio Además, dijo que le interesaba que escucharan con atención al oficial mayor, Octavio Oropeza, quien tenía datos duros sobre la procedencia del dinero que el gobierno de la ciudad ha utilizado para invertir en obra pública y apoyar a la gente necesitada “Nuestros adversarios han venido difundiendo la versión de que estamos endeudando a la ciudad Esto es absolutamente falso y sigue la interrogante: ¿cómo es que hay fondos para el desarrollo social y para las obras públicas?, ¿de dónde sale el dinero si no estamos aumentando impuestos ni derechos en términos reales, si estamos cumpliendo el compromiso que hicimos de no aumentar los impuestos y los derechos en términos reales? La respuesta es sencilla: estamos logrando liberar recursos porque hay un plan de austeridad, estamos logrando liberar recursos para obras públicas y para el apoyo a la gente humilde porque no hay crecimiento en el gasto corriente, es decir, no ha crecido el aparato burocrático y los gastos destinados a la administración”, explicó López Obrador añadió que en cuatro años el gobierno capitalino ha logrado “ahorros de alrededor de 12 mil millones de pesos” Cuestionado luego sobre la propuesta impulsada por el exembajador de México en la Unión Europea, Porfirio Múñoz Ledo, para retomar la discusión sobre la reforma del Estado, el funcionario capitalino expuso que todo lo que se haga en ese sentido es bueno: “Todo lo que se haga por reformar los procedimientos para que haya gobernabilidad democrática Yo creo que es importante el que haya reformas y sobre todo que haya concordia, que se logren acuerdos mínimos para que la transición, el cambio de poderes alrededor de 2006 se dé de manera pacífica y que sean los ciudadanos los que decidan quiénes deben gobernar después de 2006, que sea el método democrático el que prevalezca, de modo que todo lo que se haga en ese sentido es bienvenido” El asunto de El Paraje San Juan también salió al flote y López Obrador comentó que es un claro ejemplo de que “lo peor que hay en el país, el mal que más aqueja a México, es el de la corrupción y el de la impunidad; lo demás es secundario” --¿Pero aquí tenía dos expertos: Ponce y Bejarano? --le hicieron notar López Obrador respondió, tajante: Son cosas distintas, ya se ha actuado en los dos casos Si hubiese habido impunidad no estarían en las cárceles Nosotros no protegemos a nadie y ya lo he dicho en otras ocasiones y lo repito ahora: pueden decir lo que quieran de nosotros, además así es la democracia, es decir, tiene que haber crítica y tiene que haber también autocrítica, pero nosotros no venimos aquí a robar El peloteo siguió cuando otro reportero le preguntó: --Sólo para ponerle la cereza al pastel, más allá de que no quiera generar polémica con el caso Cárdenas, Cuauhtémoc Cárdenas, él ha dicho, el ingeniero ha dicho que se sumaría a su campaña en caso de que usted fuera apoyado por la mayoría del PRD ¿En su caso sería lo mismo? ¿Usted respetaría la decisión de los perredistas con esto de que apoyaran al ingeniero? López Obrador agotó su paciencia y dio por terminada la conferencia de prensa: “Voy a terminar bateando, ni modo, muy bien, muchísimas gracias”

Comentarios