Análisis deportivo: Una mancha más al tigre

lunes, 31 de enero de 2005
* "No hay prensa": LaVolpe México, D F, 31 de enero (apro)- Otra vez, el técnico de la Selección Nacional, Ricardo LaVolpe, le entró la loquera y volvió a pelear contra los que no juegan Aunque su problema es en la cancha, porque la Selección no juega a nada, el técnico iracundo (así debieron ponerle sus padres) arremetió de nuevo contra los periodistas diciendo que, definitivamente, "no hay prensa" en México que sepa analizar el futbol LaVolpe sigue pensando que sus enemigos están afuera, cuando lo están esperando Costa Rica, Estados Unidos, Panamá, Guatemala y Trinida y Tobago, que son sus verdaderos adversarios Con los periodistas trae un pleito que parece ser eterno, pero no ha habido vencedor ni vencido porque para que haya pelea se necesitan dos y aquí LaVolpe lo único que hace son rounds de sombra porque nadie le toma la palabra para subirse al ring El mal partido del miércoles ante Suecia, con el pésimo resultado de empate a cero, creó mucho malestar entre los detractores de LaVolpe, sobre todo de cara al partido contra Costa Rica en San José, el 9 de febrero próximo La llegada de la Selección al aeropuerto no pudo ser más desafortunada para LaVolpe Primero, porque volvió a retar a la prensa a un duelo en el terreno que quieran; y segundo porque maleteros y taxistas provocaron su ira al gritarle el nombre que sus oídos no soportan: "¡Hugo, Hugo, Hugo!" Aunque LaVolpe quiere que le reconozcan que ha rejuvenecido a la Selección, el asunto no es tan importante por ahí, ya que la afición necesita triunfos y la historia de México conquistar internacionales Ganar es lo único que realmente importa Y aunque LaVolpe insiste en que ha hecho un gran papel en su paso por la Selección, lo cierto es que en las únicas competencias que ha tenido de verdad, la Copa América y los Juegos Olímpicos fueron auténticos fracasos, indignos de un Mesías que se instala como el salvador del futbol mexicano "(Acepté la selección) y tengo que correr los riesgos Es muy fácil irme, ustedes pensarían que no puedo agarrar a algún equipo, y dónde están los objetivos, las metas, qué voy a dejar, lógico que tengo que aguantar esto", les dijo ayer a los periodistas, molesto como siempre, incomprendido como se siente Así, llegará México al hexagonal final de la Concacaf enmedio de fuertes disputadas, innecesarias por lo demás, contra los periodistas Ese es el drama de LaVolpe: busca enemigos inexistentes, cuando sus rivales están más preocupados por prepararse fuerte que por encontrar fantasmas en sus mentes calenturientas

Comentarios