El cubano Bruzón, la sorpresa del Corus 2005

lunes, 31 de enero de 2005
México, D F, 31 de enero (apro)- El fortísimo torneo Corus 2005 (Wijk aan Zee), en Holanda, es el primer campeonato del año en el calendario de actividades de los grandes maestros más fuertes En muchos años, los holandeses han mantenido este tradicional torneo y en esta ocasión se aglutinaron prácticamente los 9 mejores del mundo, de acuerdo con la lista de rating de la Federación Internacional, esto sin considerar al número 1, Kaspárov, el cual ha tenido que declinar invitaciones esperando un match de reunificación del campeonato del mundo De hecho, el ogro de Bakú, como se le dice a Garry, ha hecho público su descontento por la falta de seriedad de la FIDE, por la falta de garantías financieras, y ha decidido salirse de este acuerdo por la reunificación De nuevo la Federación Internacional ha apelado a la buena fe del azerbayano y espera poder cumplir con esas prometidas garantías antes del 25 de enero Se ver realmente difícil que el organismo internacional cumpla, pues ha fallado en los últimos meses De hecho, Kaspárov lamenta no estar en Corus y le entristece poder solamente ver las partidas por internet, en lugar de estar luchando con sus iguales en el pequeño pueblo holandés Regresando al torneo, la gran sorpresa ha sido el cubano Lázaro Bruzón, el de menor rating (entró al grupo más fuerte, el “A”, pues el año pasado ganó el torneo “B”), quien no ha visto derrota y lleva dos triunfos al hilo, colocándose con 4 puntos de seis posibles Sus víctimas han sido el británico Nigel Short, exsubcampeón del mundo y ahora Morozévich, jugador ingenioso, sexto del mundo, el cual está teniendo un torneo poco menos que fatal Lleva cinco derrotas y no se ve cómo se pueda recuperar Desde luego que de eso no tiene la culpa el latinoamericano, quien aguantó horas de una partida muy tensa hasta que logró explotar los errores defensivos del ruso y se apuntó su segunda victoria consecutiva Bruzón ha empatado ya con Krámnik, campeón mundial no oficial, y que las posibilidades del cubano, al menos en el papel, resultan no muy halagüeñas No obstante esto, con la actuación que lleva en estos momentos, el único representante de Latinoamérica podría estar feliz realmente No todos los días se tiene un “+2” (es decir, 2 partidas ganadas más que las perdidas), además de que no ha sufrido aún ninguna derrota Por su parte, el gran favorito, el número 2 del mundo, Viswanathan Anand, está recuperando terreno Venció al excampeón mundial Ponomáriov y se acerca a los líderes Krámnik, igualmente, sacó ventaja a Peter Svídler, campeón ruso por tres veces y que acusa una pobre forma deportiva Topálov retoma el camino de no perder, después de ser derrotado por el británico Michael Adams, que no hace mucho ruido pero que juega notablemente bien al ajedrez Judit Polgar, en cambio, aunque mantiene vestigios de su nivel, es claro que 15 meses de reposo (debido a la maternidad y al nacimiento de su primer hijo Olivier), han hecho mella en este tan competido nivel He aquí las posiciones hasta la ronda 6: 1 Topálov, Veselin g BUL 2757 40 2 Leko, Peter g HUN 2749 40 3 Adams, Michael g ENG 2741 40 4 Bruzón, Lázaro g CUB 2652 40 5 Krámnik, Vladímir g RUS 2754 35 6 Gríschuk, Alexander g RUS 2710 35 7 Anand, Viswanathan g IND 2786 35 8 Van Wely, Loek g NED 2679 30 9 Polgar, Judit g HUN 2728 30 10 Ponomáriov, Ruslan g UKR 2700 30 11 Short, Nigel D g ENG 2674 25 12 Sokólov, Ivan g NED 2685 20 13 Svídler, Peter g RUS 2735 15 14 Morozevich, Alexander g RUS 2741 05 Es interesante tratar de identificar lo que pasa con alguien como Morozevich, quien con 2741 puntos de rating, parece ser que no puede encontrar el camino al triunfo Lleva unas tablas en 6 partidas y cinco derrotas al hilo Aparentemente se cumple el diagnóstico de Kaspárov, que palabras más, palabras menos ha dicho: Morozevich es un jugador que puede vencer fácilmente a jugadores de 2650 para abajo Pero cuando enfrenta a la elite, se da cuenta que no está preparado aún para este nivel de ajedrez En cambio, el propio Alexander Morozevich ha comentado que lo malo de torneos como Corus es que cuando uno está jugando mal, no se puede uno retirar, o que lo retiren, como pasa en los sistemas Wimbledon Aquí hay que sufrir cada vez más, pues cuando se está mal, todos quieren ganarle a uno

Comentarios