Irak: La jornada electoral

lunes, 31 de enero de 2005
México, D F, (apro)- El tema fue Irak, las elecciones, la democracia y la libertad Durante la primera conferencia de prensa de su segundo periodo presidencial, George W Bush decidió no mencionar la muerte de 37 estadunidenses --entre ellos, 30 soldados y un marino— al desplomarse un helicóptero en el incidente más mortífero desde el inicio de la guerra en marzo de 2003 Se dijo oficialmente que fue un accidente ocurrido al helicóptero en el desierto al occidente de Irak, sin que esto haya revivido a los muertos Apoyaba la logística electoral Más de dos docenas de iraquíes fueron heridos o muertos cuando los insurgentes pusieron algunas bombas como parte de su accionar en contra de los comicios del próximo domingo Bush no lo mencionó porque quiso dar a la elección en Irak el mejor enfoque posible Intenta buscar, de mil y un formas, la mejor cara frente a la catástrofe, necesita disminuir la percepción de los elevadísimos costos, replantear objetivos Las armas de destrucción masiva quedaron ya en el olvido, ahora el objetivo es la cruzada por la libertad, la nueva era de la democracia occidental que será inaugurada en Irak Comienza a ser evidente para no pocos estadunidenses que fue mucho más fácil entrar de lo que será salir Washington quiere encontrar una puerta de salida, eso sí, sin abandonar sus intereses geopolíticos y energéticos en la región ¿Podrían las elecciones comenzar a abrir esa puerta? El presidente del país más poderoso de la Tierra, el que ha impuesto al mundo un orden internacional hegemónico, no quisiera recordar las palabras de Ted Kennedy: Irak es el Vietnam de Bush Tampoco quiere mirar hacia el pantano de la violencia incesante, o hacia lo que un consultor de la CIA advirtió recientemente en un informe: Irak ha sustituido a Afganistán en materia de terrorismo Pero la realidad es terca y de cualquier forma, vista desde diversos ángulos, la perspectiva de las elecciones “libres” del domingo en Irak es incierta En primer lugar, se trata del primer proceso electoral “libre” en Irak Los comicios tuvieron lugar en un país invadido, con un gobierno que actúa de acuerdo con los intereses del invasor; encabezado por Iyad Allawi, un primer ministro que trabajó para la CIA Las elecciones tuvieron que desarrollarse en medio de una violencia inédita, en la que los potenciales electores quedaron atrapados entre los grupos insurgentes de resistencia, los terroristas, los clérigos chiitas que ordenan a sus devotos acudir a las urnas y los líderes sunitas que deciden boicotear los comicios El accionar de grupos terroristas se fortalece en algunas zonas del país, con crecientes ataques armados secuestros y ejecuciones Y, claro, está presente también el combate a la resistencia por parte de las fuerzas invasoras estadunidenses con sofisticado armamento, temerosas y desconcertadas por los ataques y emboscadas La población civil es la que la paga con vidas, heridos y viviendo un infierno La inseguridad se manifiesta en diversas formas, y de la seguridad para la población no queda más que la aspiración, incluso en la propia capital Bagdad El problema de inseguridad es grave Las encuestas revelaron el deseo de la gente de votar, pero expresaron miedo Hay quienes tienen miedo a los ataques insurgentes, pero temen más a los estadunidenses: “Están tan asustados de que les pueda ocurrir cualquier cosa, que comienzan a disparar de inmediato”, dice el doctor Naqib de Bagdad, citado por el diario The New York Times Ellos, los estadunidenses, “son parte del terrorismo” A los estadunidenses en Irak, el caos los está volviendo locos Es cierto que los comicios fueron organizados por una comisión independiente, que Naciones Unidas participó, pero también lo es que el propio Kofi Annan había dicho que no existían las mejores condiciones para elecciones libres El interrogante es si en un país en guerra contra un ejército invasor y cercano a una guerra civil, como lo es Irak, tiene las condiciones para unas elecciones libres Se dijo que 80% de los residentes de Bagdad estaban deseosos de votar, muchos de los entrevistados por reporteros lo dijeron, pero también manifestaron su miedo ¿Alguien dijo la verdad? En la tercera semana de enero, de acuerdo con cifras que tienen compañías de seguridad occidentales, con acceso a datos compilados por el comando estadunidense, Bagdad fue golpeado por siete bombas suicidas, 37 bombas a la orilla del camino y 52 ataques insurgentes con rifles automáticos y granadas lanzadas con cohetes Sólo las bombas suicidas mataron a 60 personas e hirieron a 150 más, advierte The New York Times La vida diaria se ha convertido en una lotería De ese tamaño es la violencia La elección en Irak tuvo muy pocos observadores internacionales a causa también de la violencia La mayoría de los periodistas independientes ha abandonado el país, mientras algunos observadores como el Centro Carter anunciaron que no estarían presentes, porque no existen ni las mínimas condiciones de seguridad para una observación electoral ¿Pero existían entonces condiciones para las elecciones mismas? El otro problema es el de los grupos étnicos, de mayorías y minorías Aunque los sunitas con Sadam Hussein gobernaron Irak desde 1932, y representan 20% de la población, mayoritariamente no participaron en las elecciones, esta minoría ha sido la más golpeada cuando Estados Unidos se lanzó contra ella en diversas regiones Ha sido también la que ha presentado una mayor resistencia Su objetivo: no participar en los comicios pero sí hacerlo en la Constitución que habrá de regir el país La insurgencia sunita se ha ensañado en los últimos días contra objetivos chiitas y la integración política de los sunitas es un pendiente en la agenda iraquí Los chiitas encabezados por Ali al Sistani lograron un acuerdo con Estados Unidos Participaron en las elecciones y han impuesto condiciones Los chiitas son la mayoría de la población con alrededor de 60%, y tienen sus propios objetivos que tampoco son coincidentes con los de Estados Unidos Sus dirigentes insisten en la desocupación de Irak Los kurdos, que son la otra minoría, reprimidos, masacrados brutalmente por Hussein después de la Guerra del Golfo Pérsico de 1991, buscan sentar bases para su autonomía De manera que cada grupo étnico tiene sus propios objetivos y podría afirmarse que ninguno coincide plenamente con Washington Todos quisieran ver a las tropas estadunidenses fuera de territorio iraquí Washington tiene sus propios intereses en la región, que no puede abandonar El primero es geoestratégico y tiene que ver con la estabilidad regional Irán --que desarrolla armas nucleares-- podría en determinado momento encontrar alianzas con algunos grupos chiitas iraquíes Pero Estados Unidos tiene sobre todo intereses energéticos en la zona Arabia Saudita es el mayor productor y tiene las más grandes reservas de petróleo Irak es el segundo país con mayores reservas La creciente demanda mundial --sobre todo de China e India, que se surten también mayoritariamente de petróleo de Oriente Medio-- podría llegar a representar una amenaza para la seguridad energética de Estados Unidos, si éste no tuviera un mayor control sobre la región Este domingo 30, en Irak hubo elecciones para definir una Asamblea Nacional con 275 representantes que deberán designar presidente y primer ministro, redactar la Constitución y preparar elecciones completas para diciembre También hubo comicios provinciales y los kurdos tendrán una tercera elección El temor a los ataques insurgentes y los problemas de seguridad fueron tales que la ubicación de los centros de votación se dio a conocer de última hora Muchos candidatos no quisieron que aparecieran sus nombres también por temor a la violencia El voto fue por listas de partidos En total, hubo poco más de 6 mil candidatos En el país no hubo circunscripciones electorales, de manera que cualquiera pudo votar en cualquier parte, lo que evitó presiones pero introdujo desequilibrios regionales Pesa sobre las elecciones en Irak el problema de la violencia, la incertidumbre del nuevo balance entre chiitas, sunitas y kurdos, la posibilidad de una guerra civil, una oscura perspectiva de su futuro En Irak crece un sentimiento en contra de Estados Unidos

Comentarios