Aulas escolares, pura ficción

miércoles, 5 de enero de 2005
* El Capfce apuesta por Enciclomedia pese a los salones de adobe, madera o palma México, D F, 4 de enero (apro)- Ante el rezago en infraestructura educativa en el país --miles de escuelas improvisadas de lámina y cartón, en peligro de derrumbarse--, analistas e investigadores cuestionan que el gobierno federal insista que el programa Enciclomedia debe continuar, no obstante que la Cámara de Diputados se negó a otorgarle 2 mil 200 millones de pesos que había solicitado el presidente Vicente Fox Para el ingeniero Fernando Larrazábal Bretón, director del Comité de Administración del Programa Federal de Construcción de Escuelas (Capfce), dos palabras, “luz y sombra”, definen las condiciones materiales de los 227 mil planteles educativos que hay en el país Al dar a conocer los resultados del “Diagnóstico de la infraestructura física educativa 2002-2003” –una primera muestra realizada en 11 mil 562 planteles (5% a escala nacional)--, Larrazábal concluye que 9 mil 469 escuelas (819%) tiene un “adecuado mantenimiento”, mientras que “únicamente” 220 (19%) necesitan ser “reforzados para incrementar los factores de seguridad” De acuerdo con ese diagnóstico, otras 890 escuelas (77%) requieren “reforzar sus edificaciones”, y 809 (70%) “rehabilitar su estructura para responder a la nueva normatividad, ante la magnitud creciente de sismos y huracanes” Con base en esos indicadores, Larrazábal admite que, de las 227 mil escuelas –jardines de niños, primarias, secundarias, preparatorias, Conaleps y otros centros educativos--, se puede establecer que 4 mil 313 planteles (19%) tienen un grave deterioro “Es un número considerable de escuelas a las que urge darles mantenimiento –dice En su oficina del Capfce, ubicada en Vito Alesio Robles, el funcionario habla de los resultados de esa evaluación, y sale en defensa de Enciclomedia, uno de los principales proyectos educativos del gobierno foxista: “Enciclomedia debe seguir porque la educación va de la mano de la modernidad Es una manera más ágil de mantener a los jóvenes, inquietos por naturaleza, con una información más accesible, más práctica y pedagógicamente mejor” --Los diputados afirman que hay otras prioridades, como escuelas sin techo, sin luz… --se le dice --Insisto: este programa debe continuar Es una herramienta importantísima en los estados donde ya se ha implementado Graduado en el Tecnológico de Monterrey, Larrazábal ha estado ligado al Capfce desde hace 20 años cuando, al frente de su empresa, la constructora Labre, con sede en Monterrey, Nuevo León, comenzó a construir escuelas por encargo de ese organismo federal Y cuando se le pregunta cuántos planteles ha construido desde entonces, el exalcalde de San Nicolás de los Garza evade: “Muchos Creo que son más de mil 500 en los estados de Nuevo León, Coahuila y Oaxaca” Inclusive, uno de ellos, la preparatoria técnica “Alvaro Obregón”, ubicada en Monterrey, figura en una fotografía enmarcada en su oficina del Capfce, que dice haber encontrado cuando tomó posesión del cargo, en septiembre anterior “Atlas de Riesgo” Sin reparar en informes oficiales y denuncias periodísticas, según las cuales miles de escuelas funcionan en condiciones precarias, Larrazábal se centra en los resultados de esos diagnósticos realizados desde 2002 Según el documento, “los espacios educativos más antiguos han resistido el paso del tiempo, el maltrato, la falta de mantenimiento y la manifestación de fenómenos naturales Lo que ahora requieren (es) mejorar y actualizar su infraestructura e instalaciones” Y advierte: “En los últimos años, ante la escasez y la tenencia de la tierra, principalmente en las áreas urbanas y semiurbanas, se han destinado predios no aptos para la construcción de espacios escolares, en sitios inadecuados susceptibles de inundación o que se encuentran en la vecindad del cauce de ríos, entre otros peligros” Ante esta situación, el Capfce se ha trazado dos objetivos: “Contar con un inventario nacional del estado físico y funcional que guardan los espacios educativos y sus necesidades de adecuación y/o rehabilitación, que nos permitan garantizar seguridad y pertinencia” Y “definir prioridades de atención y el financiamiento que representa restablecer la seguridad y funcionalidad de los planteles educativos” Concluye: “Es necesario conjuntar esfuerzos y recursos entre los estados y el Capfce, a fin de uniformar la información e integrar un sistema de consulta” El lunes 27 de diciembre, en una nota de El Universal, se afirma que en el país hay 11 mil 884 escuelas improvisadas –en chozas de adobe, madera o palma--, que representan 12% de las primarias que la Secretaría de Educación Pública tiene registradas en el país En entrevista, Larrazábal explica que, a través de convenios con los gobiernos estatales, se cuenta ya con una “ficha técnica” de 11 mil 562 planteles ubicados en los estados de Colima, Hidalgo, Tlaxcala, Chiapas, Quintana Roo, Baja California Sur, Michoacán, Sinaloa y Durango y el Distrito Federal Con base en ese diagnóstico, que incluye datos sobre el tipo de inmuebles, su entorno y “daños estructurales”, entre otros factores, se elabora ya un “Atlas de Riesgo” para “tener a detalle el estado de las condiciones materiales de todas las escuelas del país” Larrazábal se pregunta: “¿Qué han arrojado esos resultados?: que 819% de esos planteles requirieron o requieren trabajos de mantenimiento, como impermeabilización, reparación de baños, salidas de emergencia y, sobre todo, medidas de seguridad” Informa que, a través del Ramo 11, el gobierno federal destina anualmente a los gobiernos estatales recursos para el mantenimiento de las escuelas En 2004 se invirtieron con ese fin 150 millones de pesos “Nuestra intención es continuar con esos diagnósticos, una ardua labor porque se trata de 227 mil escuelas y cada año aumentan las necesidades La idea es que, a mediano plazo, tengamos perfectamente diagnosticado cada plantel” A una pregunta sobre la precaria situación de las escuelas, el funcionario dice apenas: “Cada estado tiene sus propias necesidades Reconozco que hay algunos planteles que, prácticamente, no requieren de nada, pero hay otros que necesitan de una mayor inversión Los recursos se asignan principalmente a la construcción de nuevos planteles y poco para el mantenimiento Nuestra intención es que lo que ya existe se mantenga en buen estado y se multipliquen los recursos del gobierno federal” Explica que el Capfce recibió este año un presupuesto de 120 millones de pesos, 95% del cual se destina a “gastos fijos” y al pago de nóminas de un organismo que se ha ido achicando sustancialmente desde 1996, a raíz de la federalización, cuando contaba con unos 7 mil empleados y manejaba un presupuesto de más de 40 mil millones de pesos Hoy, en el organismo laboran unos 400 empleados “Con la federalización, las responsabilidades y los recursos se pasaron a los gobiernos de los estados, a los que el Capfce apoya en la construcción de escuelas con la experiencia que ha acumulado durante 60 años de vida”, dice --¿Cuál es ahora la función del Capfce? --Únicamente normativa y de certificación; validar que los recursos se inviertan realmente en infraestructura educativa, que sean proyectos técnicamente solventes Sin embargo, nuestra labor es aún importantísima, ya que estamos al tanto de que los recursos se apliquen realmente para ese fin Al referirse a los resultados de esa evaluación, Larrazábal señala: “Si tomamos como muestra los 11 mil 562 planteles diagnosticados, 819% requiere de mínimo mantenimiento, mientras que 19 sí amerita reforzar su estructura para evitar que, con algún sismo, se pudieran caer Afortunadamente, los gobiernos estatales han atendido nuestras recomendaciones” Pero advierte: “Hay planteles que podrían desplomarse si no son reforzados, principalmente en los estados de Guerrero, Colima y Jalisco, zonas de una alta actividad sísmica Esto no quiere decir que estén mal hechos En muchos casos, son planteles construidos hace 40 o 50 años cuando no había medidas de seguridad para enfrentar este tipo de eventos” Décadas de rezago De acuerdo con el informe “La calidad de la educación básica en México 2004”, del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE), Chiapas enfrenta un rezago de más de 70 años en infraestructura educativa Alfredo Palacios Espinosa, secretario de Educación estatal, señala: “No sólo hacen falta más aulas para miles de niños que anualmente se integran al sistema educativo en la entidad, sino recursos para rehabilitar las escuelas que se encuentran en una situación deplorable” El informe del INEE revela que Chiapas es uno de los pocos estados del país en los que existen los “grupos multigrados” Es decir, “en los que un maestro atiende al mismo tiempo a varios grupos de estudiantes de diferentes niveles en un mismo espacio, debido a la falta de aulas” Se calcula que en la entidad hay unos 4 mil 950 grupos multigrado Chiapas es, junto con Campeche, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y San Luis Potosí, la entidad con el mayor número de escuelas en pésimas condiciones, añade Palacios, para quien “se necesitarían unos 7 mil millones de pesos para saldar el rezago educativo en la entidad, en el supuesto que no creciera la matrícula en un año” Añade que es necesario construir más de 5 mil 200 aulas, 20 laboratorios, 554 talleres y 6 mil 531 anexos; es decir, 12 mil 308 espacios educativos Y rehabilitar 12 mil 648 aulas, 46 laboratorios, 74 talleres y 7 mil 877 anexos Según el funcionario, 96% del presupuesto educativo se destina al pago de salarios y prestaciones del magisterio en el estado, y sólo 4% se aplica en infraestructura y para dotar de mobiliario a las escuelas Sin embargo, el sector más afectado es el de las Telesecundarias, ya que muchas de ellas están habilitadas en casa ejidales o en las llamadas “casas del pueblo”, así como en galeras o bodegas Para el maestro de Telesecundaria, Gerardo Estrada Díaz, “lo paradójico es que esos planteles, muchos de ellos marginados e incomunicados, tienen televisión, pero no cuentan con señal” En su más reciente informe de gobierno, el gobernador Pablo Salazar informó que, este año, se invirtieron 384 millones 732 mil pesos para la construcción, rehabilitación y equipamiento de espacios educativos, en beneficio de una población estudiantil de 128 mil 252 alumnos Explicó que con la participación de dependencias federales y de la iniciativa privada, se construyeron, rehabilitaron y equiparon escuelas en varios municipios "Sólo para dar mantenimiento a las telesecundarias del estado necesitaríamos unos mil 500 millones de pesos Pese a lo que hemos hecho en estos últimos cuatro años, aún hay muchas escuelas en condiciones precarias; es terrible el rezago”, admite Alfredo Palacios En la zona indígena zapatista, en territorios en los que no había escuelas ni maestros, los denominados “Consejos Autónomos”, con el apoyo de organizaciones no gubernamentales, como “Escuelas para Chiapas”, construyeron planteles, capacitaron promotores y, en algunos casos, crearon sus propios programas educativos En Colima, José Luis Aguirre Campos, presidente de la Comisión de Educación del Congreso local, considera que en la entidad “existen necesidades más urgentes que la aplicación del programa Enciclomedia” Afirma: “Antes que nada, se necesita revisar el mobiliario escolar porque está muy deteriorado Hay planteles en los que se trabaja intensamente en dos o tres turnos Los propios padres de familia están inquietos por la mala condición de los baños” Para el profesor Adán Blanco Campos, secretario general del Comité Estatal del PAN, “las escuelas construidas con palos, tejas y cartón han ido desapareciendo Hoy sólo existen donde hay poblaciones flotantes, como en el caso de los cortadores de caña del ingenio de Quesería” Dice que, a pesar de que desde 1992 existe un acuerdo firmado por la Federación, estados y municipios, para aportar recursos suficientes para el mantenimiento de los planteles, “hasta ahora no se ha podido cumplir, porque hay muchas escuelas y los presupuestos son insuficientes, además que las carencias crecen cada año” Añade: “Los equipos de cómputo de las escuelas, adquiridos hace seis u ocho años, ya son obsoletos Además, se encuentran en bodegas, inutilizados Es una lástima porque se trata de grandes inversiones” Consultado al respecto, Gustavo Muñoz Cruz, de la corriente magisterial Punto Crítico, afirma que “la mayoría de las escuelas públicas del país ha sido desatendida por el actual gobierno”, y señala: “En el ciclo escolar 2003-2004 sólo fueron atendidos 15 mil 211 planteles (738 % del total a nivel nacional), mientras que el resto, 190 mil 651 (9262%), no recibió ningún apoyo” Y acusa: “A través del Programa Escuelas de Calidad (PEC), la SEP practica una discriminación económica No hay una política educativa para atender las necesidades de las regiones marginadas Y quienes se han opuesto a esa política, se han quedado al margen de la entrega de recursos “Es un programa selectivo, con el que se beneficia a unos cuantos y se discrimina a la mayoría de las escuelas, las cuales están en la penuria Y en los estados, la cosa es peor: los municipios, que son muy pobres, poco pueden hacer El gobierno debe entender que es necesario promover la equidad y calidad en todas las escuelas del país” (Con información de Pedro Zamora e Isaín Mandujano)

Comentarios