Duras críticas del Senado a candidato de Bush a procurador

viernes, 7 de enero de 2005
* Alberto Gonzáles formuló las guías de tortura contra árabes capturados * Los abusos contra prisioneros, “postre en el reclutamiento de terroristas” Washington, 6 de enero (apro) - Alberto Gonzáles, el candidato del presidente George W Bush a procurador general de Justicia de Estados Unidos, fue sometido a un riguroso escrutinio y a críticas severas por senadores federales, por su papel en la formulación de guías para someter a tortura a presuntos terroristas y criminales de guerra, obviando el cumplimiento de las Convenciones Internacionales de Ginebra “La serie de fotografías de la prisión de Abu Ghraib (en Irak) han dificultado la creación y mantenimiento de alianzas que necesitamos para prevalecer sobre nuestros enemigos, los terroristas viciosos que nos amenazan Esos abusos sirven como postres para el reclutamiento de terroristas”, le dijo a Gonzáles el senador Patrick Leahy, demócrata del estado de Vermont, durante la primera audiencia en el Comité Judicial para la confirmación o rechazo del candidato de Bush Gonzáles, acusado por los demócratas y grupos defensores de los derechos humanos en Estados Unidos y en el extranjero, de ser uno de los autores de los documentos que le dieron al Pentágono el poder para torturar a prisioneros árabes en Abru Ghraib, en la base militar de Guantánamo en Cuba, y en otros países como Yemen, Arabia Saudita y Egipto, entre otros, se defendió de las críticas y escrutinio, rechazando todo las denuncias “Son acusaciones y críticas hipotéticas”, declaró Gonzáles en su audiencia de confirmación, centrada básicamente en resaltar su papel como asesor legal de Bush en el primer mandato del presidente republicano, durante el cual formuló los memorandos que la Casa Blanca dio al Pentágono para someter a interrogatorios rudos a los prisioneros de guerra, o “combatientes ilegales”, como denominó a los detenidos en la guerra contra Afganistán, que inició en octubre de 2001, y que fueron encerrados en Guantánamo “Si soy confirmado como procurador general, dejaré de representar (legalmente) a la Casa Blanca; representaré a Estados Unidos, y a su gente Entiendo la diferencia entre los dos papeles”, subrayó Gonzáles a los legisladores Están documentadas las violaciones a los derechos humanos y a las Convenciones de Ginebra, en las que incurrió el gobierno de Estados Unidos con los prisioneros en Abu Ghraib, luego que a principios del año pasado aparecieran las fotografías de los detenidos al momento de ser torturados, degradados sexualmente y humillados por los soldados estadunidenses En este caso específico, se le acusa a Gonzáles de trabajar en la formulación de un documento fechado en agosto de 2002, con el cual se autorizaron los métodos de tortura para los prisioneros de guerra, bajo el pretexto de que el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (Bush), podía legalmente permitir la tortura invocando la lucha antiterrorista A raíz del escándalo de la prisión de Abu Ghraib, se han ido conociendo otra serie de documentos a través de los cuales se descubrió el papel de Gonzáles en la definición de los métodos de tortura a prisioneros de guerra o presuntos terroristas, pasando por encima de las Convenciones Internacionales de Ginebra, de las que Estados Unidos es signatario Otro documento, fechado el 13 de marzo de 2003 y titulado “Los poderes del presidente como comandante en jefe para transferir a terroristas capturados al control y custodia de naciones extranjeras”, y en el cual también participó Gonzáles en su formación, autoriza que el Pentágono entregue a los prisioneros a gobiernos como el de Egipto, por ejemplo, para ser torturados con la participación de soldados estadunidenses o agentes de los servicios de inteligencia, como la CIA o el FBI, según han documentado y declarado algunos exprisioneros que fueron victimas de estos abusos “¿Apoya la tortura?”, le preguntó de lleno a Gonzáles el senador Arlen Specter, republicano de Pensilvania y presidente del comité “No, absolutamente no”, respondió el nominado La sesión en el Senado sirvió para que los demócratas recriminaran las prácticas ilegales en las que ha incurrido Bush para violar los derechos civiles de estadunidenses y extranjeros, bajo el pretexto de la guerra contra el terrorismo Es casi un hecho que Gonzáles sea confirmado como procurador general, tomando en cuenta que pese a las críticas y recriminaciones, los senadores republicanos son mayoría en el comité y en la Cámara Sobre sus conclusiones de que las Convenciones de Ginebra con respecto de los prisioneros de guerra no se aplican a los presuntos terroristas detenidos en Guantánamo, Gonzáles subrayó que, “mi juicio, fue que no se aplicaban (a los miembros de la red terrorista de) Al-Qaeda, ellos no son signatarios de las Convenciones” También comentó que esta opinión, que específicamente definió para el grupo manejado por Osama Bin-Laden, no abarcó a los prisioneros de guerra detenidos y encarcelados en Irak En la audiencia las críticas más duras al candidato de Bush fueron las de los senadores demócratas Leahy, Joseph Biden, de Delaware; Charles Schumer, de Nueva York, y de Edward Kennedy, de Massachusetts Hijo de mexicanos De ser confirmado, Alberto Gonzáles sería el primer procurador general de Estados Unidos de origen hispano Es descendiente directo de inmigrantes mexicanos que llegaron a trabajar a los campos agrícolas de la Unión Americana y, gracias a sus esfuerzos, lograron que su hijo Alberto se graduara de una de las mejores universidades de leyes, la de Harvard Al nominado de Bush también se le menciona como un posible candidato para ocupar un puesto en la Corte Suprema de Justicia Gonzáles fue el elegido de Bush para reemplazar a John Aschroft, quien deja el Departamento de Justicia una vez iniciado el segundo mandato presidencial, el próximo 20 de enero

Comentarios