Objetivo: menos dinero a los medios

domingo, 9 de enero de 2005
Luis Carlos Ugalde, presidente del Instituto Federal Electoral, apoya que las reformas a la Ley Federal de Radio y Televisión incluyan un eficaz control al gasto de los partidos en propaganda mediática Si se logra una fiscalización eficiente del dinero electoral, argumenta, se resolverán muchas de las irregularidades que han escandalizado al país, como los casos de Amigos de Fox y el Pemexgate El "tema fundamental" en materia electoral, de cara a la contienda presidencial de 2006, será "cómo garantizar la equidad durante las campañas", y en especial cómo regular el dinero que destinan los partidos a la televisión y la radio, considera el presidente del Consejo General del IFE, Luis Carlos Ugalde De esto depende la solución que se le dé a nuevos desafíos, como el cuantioso gasto en medios electrónicos, la falta de regulación del financiamiento privado, el desvío de fondos gubernamentales a los partidos, los actos anticipados de campaña y nuevas formas de presión, coacción e intimidación de los votantes, afirma Y adelanta una propuesta en vísperas de la discusión de la nueva Ley Federal de Radio y Televisión en el Senado de la República: que los partidos definan los horarios y las pautas de los spots con las televisoras y que el IFE sea el único que pague El presidente del IFE enumera las ventajas de este cambio: "Así resolvemos el asunto de la transparencia en los gastos a los medios", se disminuye el costo de la publicidad política -"que deberá ser igual a la tarifa comercial"- y se eliminan las negociaciones bilaterales de las dirigencias partidistas con empresas de televisión, con lo cual "tendríamos absoluta certeza de cuánto están gastando los partidos; las televisoras podrían darnos a nosotros copias de las facturas y tendríamos absoluta seguridad de que ninguno de los partidos está rebasando los topes que la ley establece" En entrevista con Proceso, Ugalde cita al politólogo italiano Giovanni Sartori y advierte que "si no se actúa en este frente corremos el riesgo de convertir a la política en un juego del homo videns La política será sólo un asunto de negociación entre publicistas, mercadólogos y encuestólogos Y esto empobrece enormemente la democracia" Por ello califica de "halagüeña" y con "elementos alentadores" la última versión de la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Radio y Televisión Tras incorporar una decena de cambios, la última versión de esta iniciativa propone que el IFE sea el único que pueda contratar propaganda electoral en medios electrónicos y que 90 días antes del proceso electoral los tiempos de Estado se destinen íntegros a la propaganda de los partidos No obstante, acota que es necesario definir qué se entiende por "contratar" Para Ugalde -doctor en ciencias políticas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México- la vía ideal sería que los propios partidos, y no el IFE, definan los horarios y las pautas de la publicidad electoral, a cambio de que el órgano electoral sea el que pague a las televisoras -Sin embargo, hay quienes tienen otra propuesta más radical: que la publicidad electoral en la televisión no tenga costo alguno, como sucede en algunos países europeos ¿Cuál es su opinión al respecto? -Yo preguntaría qué pasaría si se prohíbe todo tipo de publicidad política en medios electrónicos Creo que en lugar de fortalecer la participación política, podríamos perjudicarla Dada la desigualdad informativa y la escasa experiencia democrática que tiene el país, necesitamos mecanismos para que las televisoras informen y no deformen En lugar de ver a la televisión como enemigo, necesitamos verla como un aliado en el fortalecimiento del proceso democrático Ugalde coincide en que una de las lecciones de los dos grandes escándalos poselectorales de 2000, los de Amigos de Fox y el Pemexgate, es la necesidad de prevenirlos mediante una regulación de los recursos destinados a las campañas, especialmente los que se utilizan para medios de comunicación Acota: "En política, los contendientes harán lo necesario para ganar Y eso requiere una lógica: primero gana y luego a ver si te detectan En este asunto, la fiscalización es muy importante El gran reto es cómo controlamos el dinero en la política Lo que tenemos que hacer es vacunar el proceso de campañas políticas para que estos fenómenos que generan iniquidad se detecten, se denuncien a tiempo y el IFE pueda intervenir" Ugalde explica que en el instituto se ensayan "muchos mecanismos" de prevención, como emitir extrañamientos ante propaganda injuriosa -en cuyo caso el IFE puede establecer sanciones económicas-, detectar a tiempo la compra y la coacción del voto, y establecer regulaciones El gasto de los partidos en los medios es tan sólo "uno de los nuevos fenómenos" de la democracia electoral en México Si en la década de los noventa, cuando se ciudadanizó la estructura del IFE, "el asunto medular era cómo combatir el fraude electoral", ahora los temas relevantes son "las precampañas, los procesos de nominación interna de los partidos, la equidad durante la competencia", expone Y redondea: "Si revisamos todos los conflictos que se han generado en las elecciones durante los últimos dos años, descubrimos que el asunto medular de la competitividad política se da durante las campañas, mas no durante la jornada Ya no es en el momento del voto Estos son fenómenos nuevos y no hay suficientes atribuciones explícitas para que el IFE pueda actuar" Tensiones internas Otro de los desafíos del IFE con miras a 2006, de acuerdo con distintos observadores, es garantizar su papel de árbitro imparcial Desde su origen en 1991, el instituto heredó una tensión entre la llamada "estructura ciudadanizada" y la "estructura ejecutiva", la mayoría de cuyos integrantes provenían del viejo aparato de control priista heredado de la Comisión Federal Electoral (Proceso 1075, 8 de junio de 1997) A raíz de la reforma electoral de noviembre de 1996, la estructura ciudadanizada (el Consejo General más los 32 consejos locales y los 300 distritales) ha "convivido" con los mandos operativos en los estados -los llamados "vocales ejecutivos"-, que en 98% de los casos provenían de la vieja estructura Actualmente, 10 mil funcionarios públicos distribuidos en los 300 distritos electorales del país pertenecen al servicio profesional de carrera En los resultados del último concurso para la incorporación de vacantes en el cargo de vocal ejecutivo en las juntas locales electorales -piezas clave en la red nacional del IFE-, el PRD y organizaciones ciudadanas criticaron que la mayoría de los aspirantes provinieran de la estructura interna Específicamente, el PRD mantuvo sus reservas en la definición de dos vocales: José Luis Ashane, quien ingresó al IFE en 1991, vinculado a los distintos gobiernos del PRI en Hidalgo y quien fue cambiado de esta entidad al Estado de México; e Ignacio Ruelas, quien fue removido de Aguascalientes para dejarlo como nuevo vocal ejecutivo en el Distrito Federal El representante del PRD ante el Consejo General del IFE, Saúl Escobar, subrayó que esos casos "nos preocupaban porque su pasado priista está más claro que en otros, y no entendimos por qué se les reubicó de un estado a otro Nosotros hemos dicho que los mantendremos en observación" Para Luis Carlos Ugalde no existen dudas sobre "la imparcialidad y la legalidad de los funcionarios", ya que es una estructura en la cual se asciende "por mérito", por concurso, y se cuenta con la "ayuda de la participación ciudadana" Aunque el presidente del IFE reconoce que durante el proceso de selección de los nuevos consejeros se generó un "déficit de legitimidad", dice que el cuestionamiento se concentró en el "procedimiento legislativo" Como se recordará, el 31 de octubre de 2003 los diputados del PRI y el PAN aprobaron el perfil de los nueve consejeros ciudadanos El PRD impugnó su selección, pero -acota Saúl Escobar- al mismo tiempo "abrimos un proceso de diálogo formal e informal con ellos" El PRI propuso a cinco de los consejeros aprobados: Virgilio Andrade Martínez, exrepresentante suplente del PRI ante el Consejo General del IFE en 1994; Marco Antonio Gómez Alcántar, exejecutivo de la empresa Baker and MacKenzie; Alejandra Latapí, exfuncionaria en la Presidencia de la República y en el Departamento del Distrito Federal; María de Lourdes López Flores, exvocal ejecutiva del IFE en Coahuila, y al propio Luis Carlos Ugalde, politólogo del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y excoordinador de asesores de Jesús Reyes Heroles en la Secretaría de Energía Los otros cuatro fueron propuestos por el PAN: Arturo Sánchez Gutiérrez, director ejecutivo de Prerrogativas de los Partidos Políticos del IFE; María Teresa González Luna, exconsejera electoral de Jalisco; Andrés Albo Márquez, quien fuera ejecutivo del Departamento de Estudios Sociales de Banamex-Accival, y Rodrigo Morales, que era consejero electoral en el Distrito Federal En su momento, el exconsejero del IFE Emilio Zebadúa describió esta integración como "una mezcla de asesores del PRI y amigos de Felipe Calderón" (Proceso 1409) A casi 15 meses de la integración de este Consejo General, Ugalde revira las acusaciones de parcialidad: "La supuesta alianza entre partidos que dio lugar a la composición del Consejo General del IFE no se ha reflejado en las decisiones que hemos tomado en los últimos meses" Y añade: "En 2003 el conflicto se vivió en el Congreso El PRD demostró insatisfacción y hemos sido sensibles a sus planteamientos Eso ya es cosa del pasado" A su vez, Saúl Escobar matiza el señalamiento inicial de parcialidad: "Los consejeros entraron con mucha inexperiencia y falta de ubicación Un ejemplo fue cuando nombraron al director de Capacitación La votación fue dividida y algunos consejeros le reprocharon a Ugalde que se tomaran decisiones unilaterales y que hubiera imposición En este año, algunos han ubicado mejor su papel y han entendido mejor cuáles son los problemas importantes" Un seguimiento de las votaciones y las posiciones de los consejeros revela que, efectivamente, en diversos casos la supuesta alineación partidista se ha roto En la mayoría de los casos, cuatro consejeros han mantenido una misma posición: Luis Carlos Ugalde, Virgilio Andrade, Marco Antonio Gómez Alcántar y Rodrigo Morales El otro bloque está definido por Arturo Sánchez, Andrés Albo, Teresa González Luna y Alejandra Latapí El papel de "bisagra" le ha tocado desempeñarlo a la consejera María de Lourdes López Flores, propuesta originalmente por el PRI Escobar coincide con Ugalde en que dos de los tres temas fundamentales que definirán el papel arbitral del IFE en las próximas contiendas son la regulación de las precampañas y la de los medios de comunicación El representante del PRD establece otro elemento central: que tras una revisión, se elabore "una especie de reglamento de reglamentos para que todas las comisiones tengan unificado sus procedimientos y criterios" "El tema es el dinero" -¿Qué tanto afectó a la credibilidad del IFE el hecho de que durante la última etapa del anterior Consejo General la atención se concentrara en los dos grandes escándalos poselectorales del sexenio: el de Amigos de Fox y el Pemexgate? -Es muy importante este asunto, porque nos da pie a una reflexión de cómo ha ido cambiando la percepción del IFE en la opinión pública -subraya Ugalde- Cuando el IFE se formó, en los noventa, una de sus funciones fue garantizar la limpieza durante la jornada electoral Se generó una serie de procedimientos muy sofisticados e incluso complejos, pero con el proceso de democratización del país comienza a haber más competitividad y el tema de los financiamientos de campaña empieza a convertirse en uno de los nuevos problemas de la democracia electoral "A partir de junio de 2000, se empieza a modificar la relación del IFE con los partidos En esa fecha, Enrique Jackson presenta algunas copias de recibos que a la postre darían inicio y se convertirían en la investigación de Amigos de Fox Meses después, una serie de investigaciones de la PGR se convierte en el caso del Pemexgate, que da lugar a una multa de mil millones de pesos Eso significó que se concentrara la atención global del IFE en dos temas La relación entre el IFE y los partidos, en particular entre el PRI y el PAN, fue extremadamente conflictiva "Me parece muy importante que repensemos cómo debe ser el control financiero de los partidos, para que sea más eficiente que el que existe actualmente y que podría convertir el esquema punitivo en otro donde los partidos sigan cometiendo irregularidades" -¿Es posible una especie de vigilancia y fiscalización en el proceso electoral para evitar que se detone el escándalo hasta después de la elección? ¿Qué reformas se necesitan para lograr esto? -La legislación establece una fiscalización ex post Nosotros comenzamos a revisar a los partidos un año después del proceso electoral Creo que el asunto central que debemos resolver es por qué necesitamos mucho dinero para ganar elecciones Ése es el fondo Es el tema del dinero Si resolvemos el tema del dinero, automáticamente vamos a resolver el problema de la fiscalización Ugalde indica, por último, que frente a los comicios de 2006 "cualquiera de los tres principales partidos tiene posibilidad de ganar la Presidencia" Por eso, apunta, es "muy importante que exista una responsabilidad compartida" por el IFE, los tribunales electorales, los partidos políticos, "los distintos poderes ejecutivos", las iglesias y los medios de comunicación l

Comentarios