Tolerancia

lunes, 10 de octubre de 2005
México, D F, 10 de octubre (apro)- ¡Oh, favor del cielo que, igualándome a Esopo y otros famosos fabulistas, me permitió al menos escuchar hablar a dos perros! Bendito hecho fortuito que hizo mi fortuna al hacer que mi nombre perdurara en la memoria de la humanidad, al menos en la literatura y que, al persistir, me permite ofrecer un nuevo coloquio de los mismos en la presente a este Buzón, por considerar que no está falto de interés para el hombre que respira en ese hoy de ustedes Mas dejémonos de retórica ¡y a lo que te truje, Chencha!, que el límite de espacio no está para rodeos B- ¿A qué se deben esos tus tristes ojos, Cipión amigo? C- ¡Ay!, al estupor y espanto por la tragedia causada por el huracán Katrina en Nueva Orleáns, parte de Alabama y Mississippi ¡Ah, fragilidad humana ante los embates crueles y despiadados de la naturaleza! B- Bien está ese tu dolor Cipión compasivo, pero mira, por el bien de tu juicio, que el amor y la fidelidad al hombre, proverbial en nuestra especie, no sea dedo que te impida ver el sol de responsabilidad que los mismos han tenido en tan lamentable desastre C- ¿Lo dices por su negligencia en reparar los diques en el caso de Nueva Orleáns, amigo Berganza? B- Dígalo más bien por la mentalidad que encuadre y conforma esa negligencia, la del sistema político y económico globalizador, el de la denominada "visión neoliberal de la historia" que, a la vez que obscenamente genera la pobreza, tolera y hasta fomenta el desprecio hacia los pobres, que valora la existencia de los humanos según su dinero y su poder C- ¡Qué dices! B- No lo digo yo Recuerda que, incluso, el expresidente Clinton ha dicho que el gobierno de Bush "no entendió" como viven los pobres, "que llevan una vida diferente", y el reverendo Jesse Jackson ha sido más específico y con ello ha llegado más a la raíz del problema, al declarar que el desastre de Nueva Orleáns se debió, en no poca medida, a que los humanos se están acostumbrando más y son cada vez más tolerantes ante los pobres y sus desgracias C- Pienso que te equivocas? B- Perdona que te interrumpa, pro no soy yo quien lo dice Y una prueba más que confirma lo dicho por el reverendo Jackson es, como recordarás, las excusas, rezagos e, incluso, oídos sordos de tantos gobiernos, incluidos los de los países más ricos y poderosos, ante el angustiado llamado de la ONU para reunir 50 millones de dólares para salvar de la muerte por hambre a más de un millón de habitantes de Nigeria Eso pasó como un mes antes de la tragedia causada por el huracán Katrina ¿Recuerdas? C- Sí? bueno, eso no habla muy bien de los humanos, de acuerdo B- Y tampoco del sistema en que respiran hoy, el de la globalidad neoliberal No olvides que llevan ya una generación escuchando que ayudar a los ricos cobrándoles menos impuestos sobre sus ganancias, es lo mejor para la economía, pues así se estimula su iniciativa, su energía y sus inversiones Que cobrar mayores impuestos a los que más ganan, es inhibir sus esfuerzos Que mayores impuestos a los ricos, reducen la actividad económica? C- ¿Y no será verdad eso? B- Puede, te lo concedo, pero tienes que admitir también que, según prestigiados organismos internacionales, la globalidad neoliberal ha concentrado y sigue concentrando más y más en menos manos la riqueza, por lo que me parece cínico y perverso el persistente uso, por todos los medios que dispone, que no son pocos, de esa retórica neoliberal que no tiene más fin, a todos los niveles, que el justificar realidad tan cabrona y convencer a los mismos pobres de que si lo son, suya es la culpa, a que sobrelleven, a que se resignen, a que sean tolerantes con la pobreza que padecen Retórica que no sólo siembra la tolerancia de la pobreza, si no que persigue la indiferencia ante la pobreza e, incluso, pretende el desprecio de la pobreza y el de los mismos pobres? --Aquí, por razones de espacio de este Buzón y la imposibilidad de resumir la carta recibida al mismo, el responsable informa al lector interesado que la continuación y final de este tan peregrino coloquio perruno, será la materia del próximo Buzón Gracias por su consideración

Comentarios