Hijos incómodos

miércoles, 12 de octubre de 2005
México, D F, 11 de octubre (apro)- En grave problema está ahora Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público, quien es el único que puede disponer de toda la información financiera de cualquier mexicano, llámese Arturo o Juan Pablo Montiel Yáñez, o Jorge o Manuel Bribiesca Sahagún Los priistas, primeros afectados en todo este escándalo de la familia Montiel, están demandando ahora que Paco Gil muestre los estados de cuenta de los hijos de Marta Sahagún, pero el funcionario se ha escudado en el secreto bancario El problema es que ante el manejo público de los movimientos financieros de los hijos de Montiel, la secretaría que encabeza Gil Díaz ha demostrado que es fácil que alguien pueda tener contacto con dichos documentos, y hasta sustraerlos, si es que no fue el propio funcionario el que los filtró a Televisa el lunes anterior A las autoridades hacendarias se les pueden fincar responsabilidades por haber hecho públicos documentos que forman parte de una investigación, pero Paco Gil quizá se pueda desentender de esta acusación, desviando el proyectil hacia Jonhatan Davis, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y que es donde precisamente se encuentran todos los documentos que prueban los movimientos que hace todo mundo El escándalo Montiel, el que por cierto Proceso dio a conocer hace un par de meses--, coloca ahora a los priistas ante la posibilidad de exigir el mismo trato que se le dio a uno de sus miembros, el expresidente de la CNVB, Eduardo Fernández, cuando se destapó el caso de Amigos de Fox, y los panistas pidieron la cabeza de quienes tienen en su poder los documentos bancarios Ante esta exigencia, PGR y Presidencia encontraron en Eduardo Fernández a un buen chivo expiatorio; así, acusándolo de violentar el secreto bancario, fue a parar a la cárcel y, meses después --por quién sabe qué acuerdo--, liberado De manera coincidente, luego que Eduardo Fernández fue a parar a la cárcel, los innumerables documentos bancarios que probaban el financiamiento ilícito de la campaña de Vicente Fox dejaron de fluir; quizá ahora si a Jonhatan Davis se le fincan responsabilidades, los documentos sobre las cuentas de los hijos de Montiel dejarán de fluir El PRI no debe dejar atrás esta oportunidad, y exigir que así como se hicieron públicos documentos de los hijos de Montiel, que sólo están en poder de la CNBV, de igual manera se hagan públicos los que demostrarían cómo fue que los hijos de Marta Sahagún amasaron --en tan sólo cuatro años-- una gran fortuna Francisco Gil se encuentra ahora en apuros pero, como hombre hábil que es, seguramente encontrará en la CNBV un buen respaldo, aunque está de más decir que dicha comisión depende en gran parte del influyente secretario de Hacienda, como también depende el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), que fue el que vendió a precios de ganga los conjuntos habitacionales a Manuel Bribiesca, que luego pudo revender a precios que superan en mucho lo pagado por ellos Lo único que queda claro hoy es que así como inició el sexenio de Vicente Fox, con acusaciones de tipo financiero, concluirá su mandato, sólo que esta vez, en lugar de ir dirigidas las investigaciones hacia el aún presidente, irán hacia los hijos de su señora esposa y los hijos de otros conspicuos políticos

Comentarios