Repudia Arizmendi a políticos que apoyan aborto y uniones homosexuales

sábado, 15 de octubre de 2005
* Llama a la feligresía a estar atenta y no respaldar candidaturas que incluyan esos proyectos en sus programas Tuxtla Gutiérrez, Chis , 14 de octubre (apro)- El obispo de San Cristóbal de Las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, advirtió que la Iglesia siempre opondrá a los gobernantes, legisladores y candidatos que en su programa "incluyan el aborto y la equiparación del matrimonio a otras clases de uniones, incluso del mismo sexo" En su homilía dominical que adelantó hoy a la prensa, Arizmendi Esquivel, llamó a la feligresía católica a "estar atenta", porque muchos políticos ocultan esas intenciones en sus mítines, para no perder votos de creyentes convencidos "Pero lo llevan muy dentro de su mente y de su corazón Y un buen católico no pude apoyar a personas y partidos que vayan por ese camino", agregó El obispo fustigó a quienes defienden "un laicismo ya caduco", que, según Arizmendi, consistiría en una total ausencia de la religión en la vida, en las actitudes y decisiones de los gobernantes, en las escuelas públicas y en la administración "Quisieran que las leyes se elaboraran sin tener en cuenta principios morales, que están apoyados en la misma naturaleza, como la defensa de la vida desde su concepción hasta su término natural, y como la protección legal de lo que es realmente un matrimonio", indicó Arizmendi Esquivel dijo que los candidatos a puestos públicos y los gobernantes no deben temer a los sacerdotes y obispos porque éstos no pretenden quitarles el poder político: "No teman, pues No pretendemos ser disputados, senadores, gobernadores o presidentes" El obispo precisó que cuando ellos intentan "iluminar las realidades concretas del país y del mundo", jamás lo hacen para favorecer a un partido o a un candidato, sino para defender los derechos de los pobres, la justicia y la verdad de Dios Se el prelado, hacerlo sería utilizar a Dios y la religión al servicio de un partido, o de un poder temporal y que eso no es competencia de los ministros de culto católicos

Comentarios