Democracia amenazada

domingo, 16 de octubre de 2005
En aras de una "moral pública", de la "dignidad nacional" y hasta de la "seguridad de la nación", la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que escribir en contra de la Bandera es un delito sancionable hasta con cuatro años de prisión, señala Proceso en su edición de este domingo 16 de octubre De acuerdo con el ministro de la Corte José Ramón Cossío Díaz, el máximo tribunal impuso así una forma única para referirse a los símbolos de la dignidad nacional, pues hacerlo de manera diferente es colocarse en la ilegalidad, sin importar la libre manifestación de las ideas ni la libertad de escribir y publicar escritos, previstas como derechos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos El conflicto entre la libertad de expresión y el respeto a los símbolos patrios surgió cuando el poeta Sergio Hernán Witz Rodríguez escribió La patria entre mierda, composición que fue impugnada legalmente por la Procuraduría General de la República (PGR) a instancias de la asociación civil Licenciado Pablo García Montilla, nombre de un político nacionalista del siglo XIX y gobernador de Campeche A diferencia de otros juicios en los cuales los razonamientos jurídicos de los ministros van más allá de los argumentos de un partido político, del Congreso o la Presidencia de la República cuando son los actores de una controversia, la resolución del pasado 5 de octubre dejó ver con claridad la división entre el pensamiento liberal y el conservador entre algunos miembros de la cúpula del Poder Judicial El fallo de la Primera Sala, la misma que resolvió sobre la prescripción del delito de genocidio para los casos de la guerra sucia en México, resultó de tres votos contra dos y después de una discusión pública en la que prevalecieron los argumentos nacionalistas sobre los jurídicos, destaca Proceso en su edición de este domingo 16 de octubre

Comentarios