Los costos de Stan

domingo, 16 de octubre de 2005
Los estragos registrados en Veracruz, Oaxaca y principalmente en Chiapas por el huracán Stan confirmaron la vulnerabilidad de la región, donde el daño ecológico ya evidencia efectos sociales y económicos negativos Lejos de quedar en el pasado, algunos de los peores efectos del huracán Stan en el sur de México apenas comienzan, señala Proceso en su edición de este domingo 16 de octubre Expertos ambientalistas señalan que en Chiapas la cobertura forestal está degradada en 76 %, lo que impide que bosques y selvas retengan en su suelo el agua de lluvia y ello anula la posibilidad de captar las tres cuartas partes del agua que se consume en el país Este hecho, a su vez, genera la erosión y el deslave de los suelos, así como el azolve y la desregulación del flujo de los ríos También los productores de mango, plátano, papaya, mango y café avizoran un desalentador escenario para la entidad luego de que la región del Soconusco, Sierra Madre y Costa de Chiapas --una de las más ricas del estado-- sufriera los peores efectos de Stan como consecuencia de la degradación ambiental, la tala legal o ilegal de árboles, el uso de la ganadería extensiva y otras actividades que han alterado los ecosistemas El gobernador de Chiapas advirtió que los daños a la agricultura se dejarán en último lugar, lo que a decir de fruticultores encarecerá sus productos y dejará sin empleo a miles de jornaleros Por su parte, ambientalistas y científicos advierten que las prácticas dañinas para los ecosistemas hicieron más vulnerables los cultivos, las zonas protegidas y, por supuesto, la economía de quienes dependen de la explotación de los recursos naturales, publica Proceso este domingo 16 de octubre

Comentarios