Argentina: El plebiscito de Kirchner

lunes, 17 de octubre de 2005
Buenos Aires, 17 de octubre (apro) - Cristina Fernández de Kirchner tiene 52 años, es primera dama, peronista, candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, y luce en su muñeca izquierda un Rolex Oyster Perpetual Datajust, con cuadrante de diamantes, valorado en 20 mil dólares Es tan brillante que a veces encandila Hilda Chiche de Duhalde tiene 59 años, fue primera dama, es peronista, candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, y luce en su muñeca izquierda un reloj Baume & Mercier línea de oro 18 quilates, valorado en mil dólares No es tan brillante como el anterior, pero nadie en su sano juicio se animaría a usarlo en un medio de transporte público del cada vez más inseguro conurbado bonaerense Ambas dicen ser las verdaderas representantes del Partido Justicialista y de los ideales de su fundador, el tres veces presidente Juan Domingo Perón, y de su segunda esposa, Evita Se odian, se tiran dardos envenenados y son las "damas" más poderosas de la Argentina: el domingo 23 de octubre serán las cabezas de lanza de las primeras elecciones legislativas de la era Néstor Kirchner, iniciada el 25 de mayo de 2003, calificadas por el propio presidente como un verdadero "plebiscito" de su gestión Por un lado, la actual senadora Cristina Fernández ?que aspira a la reelección-- es la principal carta de triunfo del Frente por la Victoria creado por su esposo por fuera de la estructura del peronismo Por el otro, la actual diputada Chiche Duhalde es el "as de espadas" del viejo peronismo --que conserva el nombre y la sigla histórica creada por Perón, el Partido Justicialista (PJ)-- encarnado por su marido, el exmandatario Eduardo Duhalde, antiguo mentor de Kirchner y hoy enfrentado con su antiguo aliado La pelea "Cristina vs Chiche" resume el clima electoral de Argentina Más que una elección legislativa, lo que está en juego es una forma de hacer política dentro del partido peronista, al que todas las encuestas dan por seguro ganador Los sondeos favorecen a Chiche, un mote que la senadora y esposa de Kirchner odia que le endilguen Según el último reporte del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) para el diario Clarín, el más vendido del país, Fernández reúne 428% de preferencias de voto contra 177% de Chiche Duhalde Muy atrás se sitúa el fugaz exministro de Economía del expresidente Fernando de la Rúa, Ricardo López Murphy, de la derechista Propuesta Republicana (PRO), con 78% De confirmarse esta tendencia en el principal distrito del país, donde vota un tercio del electorado nacional, el Frente para la Victoria de Kirchner se llevaría dos de los tres senadores en disputa (Cristina y el ministro de Defensa José Pampuro) y el Partido Justicialista de Duhalde tendría el escaño restante que sería asignado a Chiche O sea que, más allá de las peleas internas, todo quedaría en casa Lo mismo sucedería con las curules de los diputados, que en su mayoría serían para el peronismo, ya sea en la vertiente histórica de Duhalde o en la "renovadora" impulsada por Kirchner en su coalición con sectores dispersos y de centro-izquierda "Las diferencias entre un sector y otro, entre Cristina Fernández y Chiche Duhalde por ejemplo, no son gravitantes en lo estructural Por más que en el Congreso formen eventualmente bloques separados y no se integren como un mismo bloque peronista, no tienen diferencias en temas de deuda externa o en el compromiso en el sostén de la política económica", dice en entrevista con Apro la diputada nacional Patricia Walsh, de Izquierda Unida (IU), que busca su reelección en la ciudad de Buenos Aires Walsh, hija del periodista Rodolfo Walsh, asesinado en 1976 después de denunciar en una carta pública los crímenes de la dictadura militar, acusó a ambos sectores de "manipular" al electorado a través de discursos que buscan imponer el llamado "voto útil", es decir, votar por las distintas líneas del peronismo para asegurarse el triunfo del partido a costa de los demás sectores del arco político nacional "Esto por supuesto es una interna del justicialismo Están dirimiendo una interna en el aparato (político-estratégico) de la provincia de Buenos Aires Esto genera una situación que le permita captar el voto peronista y el remanente del electorado Y mientras aparentemente se trata de una pelea entra dos señoras, se llevan los tres senadores de la provincia de Buenos Aires Dos por mayoría y uno por la minoría Cuando llegan al Senado, las diferencias que se podrán plantear en la ruptura de los bloques no son gravitantes" para la política del país, explica Walsh "Ayuda divina" Kirchner es un político nato y, como tal, conoce el métier como pocos Sabe que la coyuntura política y financiera argentina le favorece: la economía crecerá este año 75%, después de dos años de más de 9% de expansión del PIB; la desocupación cayó de 21 a 13%; la pobreza pasó de 55 a 38%; se logró la reestructuración de la deuda externa, se instrumentó una aplaudida política de derechos humanos con la revisión de los crímenes de la dictadura y hasta se alcanzó un tenue descenso de la delincuencia, según investigaciones oficiales Envalentonado por estos números, Kirchner apuesta a todo o nada tras asumir la dirección del gobierno en medio de la peor crisis socio-económica de su historia Por ello, su estrategia define la elección como un virtual "plebiscito" de su gestión, consciente de que es ahora o nunca la pelea por espacios de poder contra el viejo caudillo bonaerense Eduardo Duhalde, dueño del vital aparato político del partido peronista Y está convencido, como la mayoría de los argentinos, de que un triunfo allanará el camino para su reelección presidencial en el 2007 "Si digo un pecado me confieso y me arrepiento ya, pero quiero, desde la Capital (Federal) a Jujuy (la provincia más al norte) y Tierra del Fuego (la más austral), pedirles que me ayuden", dijo Kirchner a pocos días de las elecciones desde la Basílica de la Virgen de Luján, patrona de Argentina, al solicitar el voto a sus candidatos Sus detractores, como la propia Chiche Duhalde, le acusan de inmovilismo y de no tener capacidad de "armar equipos para solucionar los problemas del Estado" "O logramos el equilibrio, y no es solamente político, social, económico, sino también emocional, o no salimos más" de la crisis, dijo la esposa del caudillo bonaerense "Nadie quiere venir a invertir porque nos seguimos peleando con el mundo desde arriba de los palcos, entonces no hay seguridad jurídica", dice Chiche Duhalde en una crítica directa a las periódicas peleas de Kirchner con el Fondo Monetario Internacional y las multinacionales que prestan servicios básicos en el país "Se tiene que bajar del palco y ponerse a trabajar La gente no puede esperar", enfatiza le legisladora Para Walsh, el planteamiento de Kirchner es "votar al mal menor, votar a quien está gobernando para evitar una posibilidad de crisis de gobernabilidad Son planteamientos recurrentes en un país que está teniendo una práctica de mucha dificultad a la hora de las elecciones democráticas Pero lo más grave no ocurre de manera directa, sino indirecta: la concentración de medios es tan grave que tampoco garantiza una verdadera democracia a la hora de la presencia de los candidatos" La pelea se da en todo el país, pero principalmente en la provincia de Buenos Aires con "Chiche-Cristina" y en el segundo distrito electoral, la ciudad de Buenos Aires, donde Kirchner puso a su canciller Rafael Bielsa como cabeza de lista para la Cámara de Diputados (no habrá elección de senadores) En la Capital Federal, Kirchner se adueñó del aparato partidario, que es la columna vertebral de su Frente para la Victoria Pero aquí sus enemigos vienen desde los costados, desde el centro-izquierda representado por Elisa Lilita Carrió y su partido Afirmación para una República Igualitaria (ARI) y desde el centro-derecha, de la mano del presidente del club de futbol Boca Juniors, el acaudalado empresario Mauricio Macri, por la alianza Propuesta Republicana (PRO) que selló con López Murphy Macri recibe el respaldo de los "duhaldistas" por debajo de la mesa para poner piedras en el camino al proyecto de Kirchner y el viejo peronismo apunta a una derrota de Bielsa para festejar La exdiputada Carrió es una dirigente salida del cuño radical (la Unión Cívica Radical del expresidente De la Rúa) que sufrió en los últimos tiempos un visible cambio de look: abandonó un estilo desaliñado, adelgazó incontables kilos y cuidó su imagen al igual que lo hacen sus colegas Chiche Duhalde y Cristina Fernández, aunque en su muñeca izquierda no lleva un costosísimo reloj de pulsera como sus antiguas colegas del Congreso Según el sondeo del CEOP, Carrió reúne las preferencias de 233% del electorado contra 217% de Macri y 20% de Bielsa Si las encuestas se confirman, el ARI de Carrió se llevaría cuatro de los 13 diputados, el PRO de Macri otros cuatro y el Frente para la Victoria de Kirchner otros tantos Los restantes quedarían para el partido de Carrió o para alguna de las agrupaciones de izquierda, como la de Patricia Walsh Lo curioso es que Carrió y Macri parecen haber sellado un pacto de "no agresión" y concentran todas sus críticas en Bielsa "Aquí el presidente debería esforzarse para explicar con claridad que esto se trata de una elección legislativa, y no de un plebiscito Aquí se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y parte del Senado", dice Walsh "Y lo paradójico es que este es un Poder Ejecutivo que, desde que asumió Kirchner, no ha manifestado ningún tipo de interés en el funcionamiento de un Legislativo independiente Toda su actuación con el Poder Legislativo ha sido tendiente a la parálisis Es un presidente que gobierna sobre la base de decretos de necesidad y urgencia", indica -- ¿Y qué va a pasar el 24, el día después de las elecciones?? le preguntó Apro --Lo que va a pasar es que veremos un infograma en los diarios demostrando la nueva composición de la Cámara de Diputados y Senadores, y es posible que se pueda consumar de tan mala manera en relación con el plebiscito que los títulos de los diarios nos muestren que el Ejecutivo aumenta el número de diputados oficialistas Esto no va a significar que la Cámara de Diputados funcione Este es un gobierno que prefiere gobernar por decreto Pero dentro del peronismo hay otros dirigentes que piensan entrar en el Congreso Por lo pronto, se da por descontada la elección como senador del expresidente Carlos Menem, el mayor perjudicado de la antigua alianza Duhalde-Kirchner, que en el 2003 le birló su segura elección como candidato presidencial del peronismo, al suspender las internas en las que las encuestas le daban como seguro ganador y habilitar un sistema de "lemas" con varios candidatos Finalmente, Menem fue el más votado, con 25% de los votos en la primera ronda de las presidenciales, pero declinó competir en el balotaje con el entonces ignoto Kirchner --segundo con 23% tras ser elegido a dedo por Duhalde-- ante el abrumador peso de los sondeos, que le vaticinaban una derrota histórica Menem va por su segura elección en La Rioja, su provincia natal, en el noroeste del país, y sueña con meter el pie en la Capital Federal, un distrito que siempre le fue esquivo, a través de la candidatura de la popular vedette Moria Casán, que lanzó su postulación a diputada a través del menemista Movimiento Federal, que reúne 28% de las preferencias, todavía lejos del necesario piso de alrededor de 6% para ingresar en la Cámara La histórica Unión Cívica Radical (UCR) de Raúl Alfonsín y De la Rúa, tras el fracaso de su último gobierno, busca revivir por su parte en las provincias del interior Hoy cuenta con seis gobernadores, aunque el mayor problema es que cinco de ellos fueron de alguna manera "seducidos" por el proyecto kirchnerista Por lo pronto, ganó las recientes elecciones en la provincia de Corrientes (limítrofe con Brasil) a través de la reelección de Ricardo Colombi, que fue respaldado públicamente por Kirchner y sus hombres en la provincia De esa manera, el triunfo de Colombi no sólo fue recibido como una victoria del radicalismo, sino también del gobierno La UCR, a pesar de la severa crisis que enfrenta el partido post de la Rúa, tiene seis gobernadores, 560 alcaldes, 47 diputados nacionales y 20 senadores Pero carece de liderazgos y propuestas para cautivar al electorado "Hay una captación muy grande de tipos que se están vendiendo al poder kirchnerista Son las obras, es el dinero y es la expectativa de un poder que parece difícil de doblegar en poco tiempo", denunció la dirigente radical Margarita Stolbizer al diario Perfil Esta situación, según vaticinan analistas, parece alinear a importantes referentes de la UCR hacia una alianza con el kirchnerismo con vistas a las presidenciales del 2007; un plan que, a todas luces, le sienta tan bien al presidente como el costoso Rolex Oyster Perpetual Datajust, con cuadrante de diamantes, a la muñeca de su esposa