Deplora ONU escasa reacción mundial por sismos y huracanes

viernes, 21 de octubre de 2005
El Paso, Texas, 20 de octubre (apro) - El subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas, Jan Egeland, lamentó la escasa reacción internacional ante el terremoto en Pakistán y los huracanes en Centroamérica, cuando esta es una emergencia como ninguna otra En un comunicado, Egeland advirtió que la llegada del invierno en Pakistán, y del huracán Wilma en Centroamérica, México y el Caribe, puede costar muchas más vidas Destacó que "estamos poniendo todos los recursos combinados de Naciones Unidas, y no es suficiente Y si pensamos que la respuesta que tuvimos con el tsunami fue la peor crisis, ahora es mayor" Egeland dijo que sólo se ha recibido una cuarta parte de los fondos solicitados, al tiempo que consideró que la OTAN y China podrían hacer mucho más para ayudar a los damnificados por el terremoto de Cachemira Un mensaje similar tuvo para los gobiernos latinoamericanos en cuanto a los damnificados por los recientes huracanes Recordó que Centroamérica fue devastada al mismo tiempo que el terremoto en Cachemira, sin embargo, en muchas partes del mundo ni se enteraron de esta tragedia ocasionada por el huracán Stan Egeland informó que el sistema de Naciones Unidas sólo recibió una cuarta parte de los 8 millones de dólares solicitados para ayudar a El Salvador, y un tercio de los 25 millones para Guatemala Mientras Egeland hacía estas declaraciones, miles de personas seguían siendo evacuadas de la costa del Golfo de México y en los países del Mar Caribe, ante el paso del huracán Wilma Según la Organización Meteorológica Mundial, se trata de uno de los más fuertes fenómenos de este tipo que se hayan registrado en la historia de las tormentas tropicales en el Atlántico