Premura extraña

domingo, 23 de octubre de 2005
Aunque el gobierno de Fox tuvo que abrir investigaciones y peritajes sobre el percance en el que perdieron la vida el secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, y otras nueve personas, no deja de manifestar su apremio por cerrar el caso con la conclusión del "accidente" Esto, a pesar de que las multidisciplinarias indagatorias requeridas en este tipo de percances tardan varios meses y las partes de los motores rescatadas apenas fueron enviadas a principios de este mes, para su estudio, a Estados Unidos, donde se fabricó el helicóptero Bell 412 El gobierno de Vicente Fox tiene prisa por cerrar las investigaciones del desplome del helicóptero en el que viajaba el secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, junto con otros funcionarios, entre ellos el tercer visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, José Antonio Bernal Guerrero Esa prisa contrasta con lo que esperaba el Colegio de Pilotos Aviadores de México, organización que por ley ha auxiliado a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en las investigaciones del siniestro, ocurrido el 21 de septiembre pasado en una de las rutas más transitadas de helicópteros del país -con más de 50 vuelos diarios entre Toluca y el Distrito Federal-, pero que carece de regulación Según el presidente del Colegio de Pilotos, el capitán Salvador María Lizana Paulín, un dictamen serio sobre las causas del accidente requiere meses de investigación y debe ser resultado de la información y opinión de varios grupos de trabajo -algunos de los cuales son de reciente creación-, así como de los peritajes sobre los motores de la nave colapsada que, apenas a principios de octubre, fueron enviados a Estados Unidos, donde se fabricó el helicóptero Bell 412 Sin embargo, el procurador general de la República, Daniel Cabeza de Vaca, ya dio por concluidos los peritajes hechos por esa institución, y el martes 18 de octubre reiteró la versión difundida por el gobierno a las pocas horas de ocurrido el siniestro "Se mantiene la hipótesis del accidente" Aseguró que sólo espera el dictamen de la DGAC para confirmar esa explicación que descarta la acción del narcotráfico A la PGR le bastaron pedazos de lámina y algunos trozos de piezas y del fuselaje para concluir que fue un accidente Según el peritaje de la dependencia, al que tuvo acceso este semanario, los expertos dirigidos por el subprocurador de Control Regional y Amparo, Gilberto Higuera Bernal, enfrentaron múltiples dificultades para reconstruir los acontecimientos Entre otros factores, porque el lugar donde cayó la aeronave fue alterado durante el rescate de los cuerpos; diversas piezas y componentes fundamentales no estaban en el sitio, y otros restos se hallaban calcinados y dispersos Según la PGR, sus peritos, apoyados por técnicos y especialistas de la Dirección de Servicios Aéreos, fueron varias veces al lugar de los hechos: midieron la distancia que recorrió la aeronave tras su caída, analizaron el tramo donde derribó los árboles cuando iba en picada, y revisaron la comunicación -interrumpida de súbito- que antes del desplome sostuvieron el piloto Habacuc de León y el copiloto Rafael Esquivel, sobre la forma de continuar el vuelo hacia el penal de La Palma y evadir un banco de niebla La pronta versión de la PGR sostiene que el helicóptero quedó entre la niebla y, como volaba a poca altura, su parte trasera chocó contra la ladera de un monte, lo que provocó su descontrol y su casi inmediata caída Al estrellarse, se produjo una fuga en uno de sus tanques de combustible y se incendió En una parte de las conclusiones se afirma que restos del combustible son visibles en el terreno y que el aparato se quemó casi totalmente La PGR ya dio por concluido el peritaje y lo dará a conocer oficialmente cuando la DGAC termine sus propias investigaciones Pero ésta realiza una investigación mucho más detallada Como responsable de la investigación, la DGAC está considerando elementos humanos, mecánicos, médicos y de procedimientos, tanto de los aeropuertos como de los adiestramientos, que pudieron haber concurrido en la caída del helicóptero "En este momento apenas se están integrando esos grupos La semana pasada se llevaron los motores para que los revisara la fábrica en Estados Unidos", informó el capitán Lizana a Proceso en entrevista realizada el 11 de octubre "No tiene caso un dictamen tan rápido porque no hay suficientes elementos para elaborar juicios Puede que alguien entregue mucho antes su dictamen y al final tal vez coincidamos, pero nosotros no podemos emitir una opinión a priori Lo mejor es tener un dictamen razonado y analizado que nos dé tranquilidad y en el que tal vez sepamos la causa", asegura el presidente del Colegio de Pilotos, cuyos investigadores en este caso tienen certificación nacional e internacional Un dictamen de esa naturaleza, indica, requiere de por lo menos cinco o seis meses, porque no es tan sencillo "Hay dictámenes que tardan año y medio, y los que emite la DGAC son normalmente razonados En este caso se está poniendo a mucha gente a trabajar, y es probable que salga pronto, pero calculo que, mínimo, podrían ser cuatro meses, lo que implica irse a los primeros meses del próximo año, y eso, apresurando mucho los tiempos" Sin embargo, Lizana advierte que no se sabrá exactamente lo que pasó porque no hay grabaciones sobre el vuelo "Vamos a saber causas probables, una hipótesis de lo sucedido; creo que así va a ser el dictamen de la DGAC" Pero expresa que pudo tratarse de un accidente causado por un factor humano o mecánico: "Es muy probable que haya sido un accidente Lo que estamos tratando de localizar son las causas" Manifiesta que la forma del percance permite hablar de posibles factores humanos, porque el helicóptero llegó con las palas (hélices) girando hacia los árboles, por el tipo de golpe recibido y la manera en que se clavó: "En el momento en que perdió las hélices, se fue a pique, y cuando chocó con las ramas de los árboles, se rompió uno de los tanques de combustible, y ahí fue donde se inició el fuego, que, por ser tanto, devastó la zona" Navegación visual El entrevistado desestima la alteración de la zona, a la que se refiere la PGR "Eso no afecta para saber qué sucedió, porque la gente que va al pillaje va por los objetos de valor Lo que pueden mover no es tan significativo como para afectar el desarrollo de las investigaciones, porque no se van a llevar los instrumentos o los motores, que es lo que realmente se analiza en el sitio" En su explicación de una probable causa humana, considera que el piloto Habacuc de León pudo haber estado presionado "No creo que haya sido el caso, pero yo quiero saber si un piloto de toda la confianza del secretario se atreve a decirle que no lo puede llevar porque se cerró (el espacio aéreo a causa de la niebla) Él ha de haber tratado de hacer lo humanamente posible para llevarlo, pero ahí su punto de vista pudo estar equivocado No podemos saber si el secretario (Martín Huerta) lo obligó Para empezar, no hay grabadora de voz", pues esos aparatos no la requieren, ni tampoco una grabadora de vuelo "Era un vuelo controlable Eso significa que tanto la aeronave como el piloto estaban bien", asegura Lo más frecuente es que se pierda la conciencia de la posición en que se halla el aparato, y en ello pueden intervenir varios factores Señala que, al parecer, se trataba de un vuelo visual; es decir, sin instrumentos "Eso es parte de lo que tenemos que buscar en la papelería y en las comunicaciones Hay que saber si el piloto cambió de vuelo visual a instrumentos", en el que tendría el apoyo de tránsito aéreo dándole nivel y ruta de vuelo La investigación sobre ese posible cambio está a cargo del grupo de comunicaciones o control de tráfico "En la revisión del adiestramiento vamos a ver si los pilotos de la Secretaría de Seguridad Pública tienen la costumbre de cambiar la forma del vuelo", dice Uno de los participantes en la investigación por parte del Colegio de Pilotos es el capitán Jorge García Gallegos, quien pilotaba el helicóptero que iba detrás del aparato siniestrado En condiciones visuales, era un vuelo controlado, asegura Lizana "Aquí la meteorología influyó fuertemente Es una ruta muy transitada en condiciones visuales Si anticipadamente se sabía que estaba mal el clima, lo mejor era no ir Eso es parte de lo que tenemos que analizar" En las indagatorias también interviene el capitán Gustavo Guillermo Ortega Berdejo, responsable de levantar las actas en las reuniones del Colegio de Pilotos e inspector general de la Policía Federal Preventiva en el hangar Toluca del Aeropuerto Internacional Adolfo López Mateos Lizana indica que en las averiguaciones trabaja así mismo un grupo médico y otro llamado "de autopsia", para saber si el piloto tenía problemas familiares, si ese día dejó a un hijo enfermo, si tenía una preocupación o si se peleó con su esposa Todo eso está a cargo de un grupo de medicina del transporte, a cargo del subsecretario de Transportes Aarón Dychter Poltolarek Preguntas similares se aplican en el caso del copiloto Rafael Esquivel Arreguín "Dicen que no hubo explosión" Las investigaciones están encabezadas por la DGAC, y debido a los distintos aspectos que deben cubrirse, participan Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), la Secretaría de Seguridad Pública, la Policía Federal Preventiva, el Colegio de Pilotos y cualquier otra instancia que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes decida "El colegio, dice su presidente, apoya en la recopilación de datos, pero quien analiza y dictamina es la autoridad" Lizana descarta la versión de un atentado o de una amenaza cumplida contra alguno de los funcionarios, como la que pesaba sobre Bernal Guerrero y el propio Martín Huerta por parte de capos del narcotráfico "La amenaza no forma parte de las investigaciones en las que estamos participando", advierte Pero para saber si fue un ataque, continúa, hay que ver si el accidente fue por explosión o golpe "Si fue por explosión, pudo haber sido un atentado, pero como fue por golpe, las palas del rotor principal rasuraron los árboles y posteriormente, al desbalancear el rotor de cola, chocó con otro árbol y entonces se vino en picada y perdió el control" La explosión es una de las posibilidades, pero "en lo que he conversado con el capitán (Gilberto) López Meyer -director general de Aeronáutica Civil-, no se ha abundado en ese tema" Expone que una falla mecánica pudo haber originado una explosión, "pero eso es muy remoto Tengo entendido que se hicieron pruebas de explosivos en la zona Se buscaron trazas de explosivos, pues hay forma de buscarlos, y no se encontró nada Eso es lo que nos han dicho" Afirma que si el helicóptero chocó fue porque se salió de trayectoria "Hay que saber por qué se salió Si tardaron en encontrarlo fue porque estaba fuera de su ruta En cambio, el helicóptero que venía atrás no se salió y llegó" al penal de La Palma, donde Ramón Martín Huerta inauguraría un sistema de seguridad para ese centro Para el presidente de los pilotos colegiados, esa circunstancia abona también en el factor humano como posible causa de la desgracia "Quiero suponer que el capitán no quiso meterse o ascender más por instrumentos debido a que la elevación ya era un riesgo Pudiera haber sido que al ascender llegara a cierto nivel en el que los pasajeros iban a tener problemas de hipoxia (insuficiencia de oxígeno) debido a que el helicóptero no era presurizado Tal vez eso fue lo que consideró, y tomó otra ruta" Considera que Habacuc de León pudo haber sido un piloto muy seguro, como lo ha señalado su familia, "pero pudo tener un instante de presión por los personajes que traía", pues no sólo transportaba al secretario encargado de la seguridad pública del país, sino al comisionado de la Policía Federal Preventiva, el general Tomás Valencia Ángeles, y a un alto funcionario de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) Explica que para analizar la probable disyuntiva sobre la elevación se podrían comparar los procedimientos que tiene la Secretaría de Seguridad Pública y los del gobierno del Estado de México, al que pertenece el helicóptero que voló el capitán García Gallegos y que sí pudo llegar a La Palma, en donde está recluido el jefe del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas, quien, de acuerdo con la CNDH, amenazó al tercer visitador general del organismo dos semanas antes de la caída del aparato El presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México dice que, además del conocimiento cercano que se debe tener de lo ocurrido, hay lecciones que sacar para mejorar la seguridad de esa ruta "Tenemos que hacer mucho trabajo, sobre todo en reglamentación aérea, pues hay entre 50 y 60 traslados diarios de Toluca al Distrito Federal Es una de las rutas más transitadas de helicópteros en el país y, sin embargo, todos los vuelos son visuales" Aunque así sean, "ya es momento de empezar, de poner rutas visuales; es decir, de contacto con el terreno Hay que regular esa ruta" Agrega: "Todos los helicópteros tienen navegadores GPS (Global Position System) Pueden volar por coordenadas Eso debe estar normado en el reglamento de tránsito aéreo y determinar qué naves van a ser controladas y cuáles no, o qué tipo de control van a tener" A pesar de ser una ruta tan transitada, afirma, "no hay un orden, una separación de distancias de los tráficos En otras ciudades existen aproximaciones mediante sistemas terrestres de instrumentos para helicópteros porque, independientemente de que hagan un despegue vertical, se requiere cierto desplazamiento para despegar o aterrizar" Propone también que se mejore el adiestramiento, pues en México no se cuenta con simuladores de helicópteros para aprender a volar Por lo pronto, plantea, en este caso "podemos decir que fue un accidente, aunque no vamos a dar completamente con las causas porque no hay grabaciones ni sobrevivientes Hay dudas porque muchos factores pudieron haber influido en el vuelo" Y asegura que la PFP va a emitir su propio dictamen, con un propósito distinto al que elabore la DGAC El propósito, explica, es determinar si hubo alguna irregularidad que pudiera ser imputable a un ilícito por parte del piloto, como haber consumido sustancias que lo intoxicaran, o que deliberadamente haya tomado la decisión de entrar a la zona de riesgo "No podemos descartar nada", remata