Psicosis 4:48

lunes, 24 de octubre de 2005
México, D F, 24 de octubre (apro)- ¿Qué sucede en la mente de un suicida en los 12 minutos previos a su muerte? La dramaturga británica Sarah Kane intenta dar respuesta a esta incógnita tomando como punto de partida las 4:48, hora que ella determina como el momento de lucidez de un psicótico, para plantear que la posibilidad del suicidio está en esa lucidez y no en la locura Psicosis 4:48 es un texto que habla de la fragmentación de un personaje en un instante cercano a la conciencia absoluta de la vida y de la muerte, momento en el que toma la decisión del suicidio Al mismo tiempo lleva implícita una crítica a la incapacidad de la sociedad, de la religión y de la ciencia para establecer lazos que ayuden a los seres atormentados para enfrentar el dolor del mundo, todo ello planteado desde el punto de vista atroz característico de la obra general de Kane La intención de la autora es ir directo al corazón y la mente del espectador para sacudirlo Su foco siempre estuvo en las diferentes manifestaciones de la violencia humana, primero con Devastadosa, donde habla de la guerra y la violencia del mundo; después El amor de Fedra, donde aborda la violencia familiar; Cleans, cuya temática es la violencia en la relación de pareja; Ansia, sobre la violencia del individuo en su aislamiento y finalmente Psicosis 4:48, la violencia del interior de la mente No obstante, a pesar de lo ríspido del tema, Psicosis 4:48 es una obra llena de poesía, metáforas y un oscuro sentido del humor Es además el texto dramáticamente más estructurado de Kane y el que permite una mayor apertura para su interpretación, tanto desde el punto de vista del director y los actores como del espectador Para quien ha seguido los tres montajes de Por Piedad Producciones, compañía que ha tenido el acierto de presentar las obras en el orden cronológico en que fueron escritas, es fácil observar cómo cada vez la dramaturga utiliza un lenguaje en el que el conflicto se encuentra menos en la situación y más en la palabra misma Para ello desestructura la idea de la anécdota, de la unidad de tiempo y del montaje preconcebido, elimina prácticamente las acotaciones en el texto y diluye los personajes con la idea de que cada puesta sea diferente y que sea realmente la lectura del director lo que se vea en escena En este sentido, de sus obras Psicosis 4:48 es la que menos similitud podría tener entre un montaje y otro, porque la autora ya no pone personajes sino le da la oportunidad al director de escoger cómo quiere expresar la obra, puede ser un monólogo, seis personajes, dos hombres o dos mujeres, porque incluso el género de el o los caracteres no está determinado, etc En su propuesta Ignacio Ortiz hizo una apuesta por dos mujeres y un hombre --interpretados por Ana Graham, Laura Almela y Arturo Ríos-- y a partir de ahí narra su versión Después del entusiasmo por su encuentro con Sarah Kane y su desconcertante obra Devastados (Blasted) en el 2001, así como el ulterior montaje de Ansia en el 2003, Por Piedad Producciones se ha dado a la tarea de llevar a escena la última obra escrita por Sarah Kane para completar una trilogía que da clara cuenta de las preocupaciones y la evolución dramatúrgica de la autora: Psicosis 4:48 De esta forma el público mexicano ha tenido la posibilidad poco frecuente de ver un teatro extremo, que provoca emociones y reflexiones, un teatro ante el cual el espectador no puede permanecer neutro, que obliga a tomar una postura ante lo que se está presenciando

Comentarios