Topálov se coronó campeón del mundo

lunes, 24 de octubre de 2005
México, D F, 24 de octubre (apro)- Después de una enconada batalla en casi tres semanas, el búlgaro Vesselin Topálov se convirtió en el campeón del mundo de ajedrez, sancionado por la Federación Internacional de dicho deporte (FIDE) El torneo contó con extraordinarios jugadores, los mejores del mundo, faltando Kaspárov, que se ha retirado, y Krámnik, el campeón no oficial (que le ganara a Kaspárov un match en el 2001, y que lo hiciese, a los ojos del mundo, como el mejor jugador, que había quitado del trono al que quizás haya sido el mejor jugador de todos los tiempos Es claro que las hazañas de Garry Kaspárov están muy lejos de ser repetidas) El campeonato mundial de San Luis, Argentina, se jugó a doble vuelta, todos contra todos, es decir, partida y revancha, con blancas y con negras El búlgaro obtuvo 10 puntos de 14, sin perder partida, ganando seis encuentros y empatando 8, es decir, +6-0=8 El segundo sitio fue para Svídler y Anand, ambos con 85, a un punto y medio del vencedor, en donde por desempate técnico, el indio Viswanathan Anand se queda con el segundo puesto +5-2=7 Svídler tuvo este desempeño: +4-1=9 Cuarto sitio para el siempre inesperado Alexander Morozevich, que logró 7 puntos, después de un incierto inicio, +3-3=8 El quinto puesto fue para el húngaro Peter Leko, del cual se esperaba mucho más Quizás la única explicación a su bajo desempeño (65 puntos de 14) se deba a que hay veces en que uno no las tiene todas consigo en el torneo, o quizás los rivales se prepararon mejor que él El asunto es que Leko hizo +3-4=7 El sexto lugar (por desempate con Adams) fue para el ahora excampeón de la FIDE, Rustam Kasimdzhanov, que hizo 55 puntos de 14, y que logró +2-5=7 En el séptimo escalón quedó el británico Michael Adams, que no pudo ganar una sola partida, logrando 55 puntos (como Rustam), y con un desempeño de +0-3=11 Finalmente la mejor jugadora del mundo, Judit Polgar, quedó en octavo y último, logrando 45 puntos de 14 posibles, con un desempeño triste para ella, aunque hay que aclarar que tiene un hijo de un año y sin duda que sus prioridades deportivas han cambiado desde entonces Judit logró +1-6=7 Cabe destacar el fuerte inicio del ahora campeón, que logró 65 puntos de 7 posibles Un ritmo de ese tamaño en una competencia de esta magnitud casi nunca se ve El búlgaro demostró cero temor a las complicaciones e, incluso, a perder de pronto alguna partida Por ejemplo, en su encuentro de revancha contra Anand, Topálov tuvo que defenderse en una posición muy difícil, de doble filo, en la cual el de la India decidió repetir jugadas y se decretó entonces un rápido empate en una posición que seguramente será analizada concienzudamente en las próximas publicaciones ajedrecísticas como el Informador, que se edita cada tres meses en Yugoslavia Lo importante de este torneo es que tenemos nuevo campeón y, ahora sí, cierta reunificación (jugando un match con Krámnik) se ve menos lejana que antes Es imprescindible terminar con este caos del mundo del ajedrez y volver a tener un campeón que de verdad demuestre que lo es Mientras esto no ocurra, siempre saldrán voces indicando que en el caos reinante no se puede organizar el ajedrez federado Habrá que ver qué nos deparan los acontecimientos en el futuro Mientras tanto hay que reconocer el gran esfuerzo que hizo Topálov Porque de alguna manera él fue también uno de los grandes animadores del anterior campeonato del mundo en Trípoli, Libia, en donde perdió el match semifinal contra un jugador relativamente desconocido en ese entonces, Rustam Kasimdzhanov, quien le arrebató el título mundial a todos los favoritos en ese momento En San Luis, Topálov venció a su antagonista por margen cómodo: 15 a 05 Cabe destacar que la última partida del búlgaro en San Luis fue precisamente con Kasimdzhanov e, incluso, hubo un momento en el que el uzbeco quizás pudo haber perdido A diferencia de otros jugadores campeones del mundo, Topálov no quiere entrar en polémicas políticas Él quiere jugar simplemente al ajedrez y demostrar que el mundo se puede volver a reorganizar para terminar con todos estos campeones no oficiales Hoy por hoy el público y la FIDE reconocen que el búlgaro Vesselin Topálov es el campeón oficial Los otros tendrán que hacer algo para ver cómo justifican su "título" entonces

Comentarios