Wallace y Gromit: La batalla de los vegetales: Nada para los adultos

lunes, 24 de octubre de 2005
México, D F, 24 de octubre (apro)- Si bien Wallace y Gromit nunca han sido los personajes más alternativos de la historia, al menos en sus inicios (que datan de 1989, con el cortometraje A Grand Day Out) había mucha frescura en un ser humano inventor (Wallace), siempre en la luna, y en su pareja dispareja, Gromit, un perro diez veces más sensato que cualquier ser humano, y que prácticamente se mataba por corregir los errores de su amo-compañero En aquella época, Wallace y Gromit se proyectaban en el marco de alguna Muestra de la Cineteca, lo cual los confería con un carácter alternativo, alejado de los convencionalismos de Disney, y no es que exista algo de malo en entrar al circuito comercial, siempre y cuando éste no afecte demasiado tu esencia El primer largometraje de la pareja, Wallace y Gromit: La batalla de los vegetales (Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit), dirigido por sus creadores Steve Box, Nick Park, es una buena cinta, a secas, si la comparamos con sus antecesoras, aunque éstas fueran cortometrajes El problema principal, si se es adulto, es que la cinta es demasiado elemental, con sus buenas puntadas, pero elemental al fin de cuentas Aunque eso sí, los niños se divertirán como enanos La cinta trata sobre lo siguiente: Wallace y Gromit tienen una agencia antiplagas llamada Antipesto, que se dedica a mantener a raya a todos los conejos para evitar que éstos se coman las cosechas de los habitantes del pueblo, quienes cada año tienen un concurso de vegetales, presidido por Lady Tottington Las cosas van de maravilla hasta que a Gromit se le ocurre usar uno de sus inventos para cambiar la naturaleza de los conejos y evitar que éstos se dediquen a comer zanahorias, lo cual trae serias consecuencias, sin ellos saberlo: un conejo monstruoso que acaba con todo a su paso Wallace y Gromit deberán resolver este misterio lo más pronto posible si es que desean mantener a sus clientes, y a Lady Tottington, quien siente cierto aprecio por Wallace y viceversa Además, el perro y su amo deberán cuidarse del pretendiente de Lady Tottington, Victor Quatermine, un sujeto petulante, aristócrata, que sólo le interesa cazar y conquistar a Lady Tottington, así sea por la fuerza Desde el punto de vista de un adulto amante de Wallace y Gromit, la cinta deja mucho que desear, puesto que da prácticamente "nada" al público que los conoció primero en México; podrá sonar muy egoísta pero es cierto Y por otro lado, podríamos decir que fuimos utilizados, pues el recuerdo de los excelentes cortometrajes sirvió de gancho para que lleváramos a nuestros pequeños: ellos se llevaron toda la diversión y uno solamente veía el reloj pensando que la cinta se estaba alargando de más Pero eso sí, cabe mencionar que hubiera sido peor que nuestros niños se aburrieran de lo lindo Al menos alguien salió ganando

Comentarios