Descarta la PGR atentado en la muerte de Martín Huerta

sábado, 29 de octubre de 2005
* Presenta avances de la indagatoria * Mantiene la versión oficial de que fue un accidente México, D F, 28 de octubre (apro)- La Procuraduría General de la República (PGR) descartó completamente la existencia de fallas mecánicas, explosión o disparos de arma de fuego en el percance aéreo en el que murió el secretario de Seguridad Pública (SSP) federal, Ramón Martín Huerta y sus acompañantes, el 21 de septiembre pasado Al presentar oficialmente los avances de la investigación sobre este incidente que se registró en una zona montañosa del Estado de México, el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, Gilberto Higuera Bernal; y Miguel Oscar Aguilar Ruiz, director general de la Coordinación de Servicios Periciales de PGR, aseguraron que la causa por la que el helicóptero de la Policía Federal Preventiva se vino abajo, fue un accidente provocado por desorientación del piloto Habacuc de León García Aun cuando la conclusión de la PGR es el accidente, el narcotraficante Osiel Cárdenas Guillén, jefe del cartel del Golfo, fue interrogado por las amenazas de muerte que había vertido antes de los hechos contra alguno de los ocupantes de la aeronave El semanario Proceso publica en su edición que está en circulación (número 1512) un reportaje donde se destaca la premura con que la PGR ha adelantado su versión del accidente, cuando aún no existe el dictamen de Aeronáutica Civil, que es la instancia técnica con autoridad y capacidad para realizar los estudios de un accidente aéreo, como el ocurrido el 21 de septiembre, donde murió Martín Huerta y varios funcionarios que le acompañaban; además de Marco Antonio Bernal, funcionario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) Directivos del Colegio de Pilotos, como el presidente Salvador María Lizana Paulín, advirtieron al semanario sobre lo detallado y largo que suelen ser los procesos de investigación de un accidente aéreo, lo cual contrasta con la premura de la PGR por dar un fallo que se inclina hacia el del accidente En una conferencia de prensa que encabezó el subprocurador Higuera, la PGR anunció que ahora esperan el informe técnico que realiza la Dirección General de Aeronáutica Civil, para analizar la información en conjunto y tener una conclusión final Los funcionarios explicaron los detalles de la investigación ministerial que ha realizado la PGR; Aguilar Ruiz explicó paso a paso los estudios que se siguieron en los cadáveres, particularmente en cinco de ellos que estaban completamente calcinados Precisó que prácticamente todos los cadáveres de los funcionarios que murieron en el percance aéreo, tenían heridas cortantes, contusas y corto contundentes, pero no había lesiones que pudieran ser producidas por armas de fuego Explicó que una vez que se tuvo acceso al lugar, conocido como paraje de Las Canoas, municipio de Hiltozingo, Estado de México, donde cayó la aeronave, arribaron al sitio, pero fue hasta el día siguiente del percance que pudieron iniciar los estudios periciales, tanto en la zona como el levantamiento de los cuerpos, La PGR destinó tres equipos de ministerios públicos y peritos especializados, los cuales realizaron estudios en el terreno, inspecciones aéreas y sobre diversas muestras de tierra del lugar del accidente, cuyas conclusiones son que no existían evidencias de presencia de sustancias químicas provenientes de proyectiles o provocadas por una explosión Con la ayuda de los familiares, dijo, se logró la identificación de los cuerpos, incluso con el reconocimiento de objetos personales, como joyas, relojes, escapularios; a un cadáver se le tuvo que hacer una disección médica, debido al grado de calcinación, y con el conocimiento de que había sufrido un accidente recientemente y tenía una prótesis metálica en la clavícula, se logró su identificación El subprocurador Higuera Bernal dijo que se tomó declaración a los testigos del accidente, y ninguno de ellos escuchó la explosión de la aeronave en el aire, como se ha señalado, ni disparos realizados desde tierra Uno de los testigos Tomás Mancilla González, quien cuidaba su ganado en la zona, vio al helicóptero pasar de sur a norte volando a baja altura Relató que dio un giro y regresó por la zona conocida como La Ratonera, donde se estrelló contra un cerro, luego de impactarse contra algunos árboles, lo que provocó la explosión Así mismo, obtuvieron testimonios de personal de la Torre de Control del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, con quienes el piloto tuvo contacto por radiocomunicación, aunque éstos precisaron que este vuelo se rige bajo las reglas de "vuelo visual", donde el piloto tiene la responsabilidad de mantener su propia separación con aeronaves, nubes y terreno

Comentarios