La ley del humo

domingo, 30 de octubre de 2005
El acuerdo para establecer un nuevo impuesto al tabaco?que fue aprobado por la Comisión de Hacienda el jueves 20-- para incrementar de 110 a 130% el gravamen a la producción del tabaco, se vino abajo el pasado jueves 27 en el pleno de la Cámara de Diputados debido a las presiones de los secretarios de Salud, Julio Frenk Mora, y de Hacienda, Francisco Gil Díaz, sostienen los diputados Miguel Ángel Toscano del Partido Acción Nacional (PAN), y Eduardo Espinoza, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), destaca el reportaje que aparece este domingo 30 de octubre en la edición 1513 de Proceso La fracción parlamentaria del PAN decidió dar marcha atrás al nuevo impuesto con el pretexto de que existe un convenio entre el gobierno federal y las empresas internacionales Philips Morris México, SA de CV, y British American Tobacco México, SA de CV, que ofrecieron donaciones por 4 mil millones de pesos con la condición de que, hasta diciembre de 2006, no se les aumentaran los impuestos El argumento de los panistas, relata el diputado Miguel Ángel Toscano, fue que al aumentar los gravámenes se perderían millonarios recursos que son utilizados en programas contra la prevención del cáncer producido por el tabaquismo El legislador, quien estuvo a favor del impuesto, considera errónea la estrategia del gobierno, "quien se dejó enamorar a cambio de cacahuates" Aunque el convenio en apariencia resulta benéfico para el gobierno federal, en realidad quienes salen ganando son las transnacionales gracias a las ventajosas disposiciones establecidas en el acuerdo y a las cuales se refiere el reportaje que publica Proceso en su edición 1513 de este domingo 30 de octubre

Comentarios