Descarta el Centro Hispano Pew una reforma migratoria México-EU en 2006

miércoles, 5 de octubre de 2005
Washington, 4 de octubre (apro) - La reforma migratoria podría esperar por lo menos hasta después de 2006 Y es que, aunque el presidente George W Bush y la Casa Blanca sostenían que, el mes pasado, iba a comenzar un debate serio sobre las propuestas de ley --una demócrata y otra republicana--, lo cierto es que la muerte del juez William Renquist y los desastres causados por los huracanes Katrina y Rita, motivaron nuevamente su aplazamiento Así lo afirmó el director del Centro Hispano Pew (Pew Hispanic Center), Roberto Suro, quien añadió que los actos terroristas de septiembre de 2001 influyeron también para que esa reforma ya no sea un acuerdo bilateral, sino una ley aprobada por los propios estadunidenses Dijo que "parece difícil que pueda haber un debate al respecto este año y el próximo, ya que es un año de elecciones para el congreso estadunidense" Sin embargo, Suro afirmó que hay quienes tienen la esperanza de que la iniciativa se atienda en el Congreso estadunidense en los primeros meses de 2006 porque, de lo contrario, difícilmente se logrará en esta administración En sus oficinas del Centro Hispano Pew, fundado hace 80 años y en el que se realizan estudios sobre la población hispana en Estados Unidos, Suro aclaró que esa organización no se pronuncia por alguna decisión sobre reformas migratorias Indicó que en el centro se realizan investigaciones y estudios hemerográficos, una tarea más compleja que el fenómeno de la inmigración Suro explicó que el presidente Bush y la Casa Blanca, estudiaron las dos propuestas presentadas en la Cámara, y dijo que se hizo un trabajo político para preparar un debate sobre esas alternativas y lograr reformas las leyes migratorias Sin embargo, añadió, sobrevino la muerte del juez Renquist y, después, con Katrina y Rita, "todo se demoró" Agregó que antes de los atentados terroristas en este país, se pensaba que iba haber una negociación con México en materia migratoria "Ahora, eso se discutirá aquí" Explicó: "Este tema genera una gran inquietud en varias partes de este país, debido al incremento en el número de personas que intentan cruzar la frontera, la cual está sin control Hay un flujo constante de gente fuera del sistema legal, lo que presiona a Washington para hacer algo al respecto El problema es que es imposible crear aquí una reforma migratoria en la que todo el mundo esté de acuerdo" Advirtió que "el problema va a seguir creciendo", al afirmar que los mexicanos "siguen saliendo" de su país no precisamente por falta de trabajos, sino porque éstos "no tienen calidad" Dijo: "Esto quiere decir que los que emigran no son desempleados, sino gente que busca mejores oportunidades Lo sorprendente es que los migrantes tienen un mejor nivel de educación y que ahora haya más mujeres que buscan llegar a Estados Unidos"