La degradación de manglares eleva la vulnerabilidad a huracanes: Greenpeace

viernes, 7 de octubre de 2005
* Riesgos en poblaciones ubicadas a menos de cinco kilómetros de la costa, advierte Jalapa, Ver , 6 de octubre (apro)- Los graves estragos reportados por el paso de Stan en Chiapas y, en menor medida, en Veracruz y Oaxaca, una vez más ponen de manifiesto que la deforestación y degradación de los manglares aumenta su vulnerabilidad a huracanes, inundaciones y otros fenómenos climáticos, advirtió la organización ambientalista Greenpeace Debido a ello, advirtió, lugares como Ensenada, Cabo San Lucas, Guaymas, Campeche, Ciudad del Carmen, Manzanillo, Acapulco, Zihuatanejo, Puerto Vallarta, Lázaro Cárdenas, Cozumel, Cancún, Mazatlán, Tampico, Coatzacoalcos y Veracruz, que se ubican a menos de cinco kilómetros de la costa, "son susceptibles de sufrir huracanes, y su vulnerabilidad aumenta con la destrucción de manglares y humedales" Por ejemplo en Chiapas, según expertos --el caso más lamentable que se vive en este momento por el impacto de Stan--, la cobertura forestal está degradada en 76%, sin embargo, denunció Greenpeace, "el gobierno mexicano permite y fomenta la destrucción de bosques y manglares" La capa vegetal de bosques y selvas, explicó, retiene el suelo con sus raíces, disminuye la fuerza del agua de lluvia y promueve su infiltración hacia el subsuelo --de hecho facilita la captura tres cuartas partes del agua que se consume en el país--, impide la erosión y el deslave de los suelos, regula el flujo a los arroyos y ríos, evitando se azolven El coordinador de la campaña de bosques y selvas de Greenpeace, Héctor Magallón, dijo que cuando se destruye la cobertura vegetal, el agua se lleva el suelo y éste cubre el cauce de los ríos y provoca su desbordamiento, acrecentando las inundaciones; por tanto, "proteger los ecosistemas reduce las posibilidades de casos como el de Chiapas, uno de los cuatro estados más deforestados de México" Desastres como el provocado por Katrina en Nueva Orleáns, en agosto pasado, o los que vivió Chiapas en 1998 y el de ahora, "corroboran en forma dramática los impactos que produce la destrucción de los ecosistemas" No es casual que Chiapas y Oaxaca estén siendo fuertemente impactados por un huracán de importancia menor, explicó México, refirió, tiene la quinta tasa de deforestación más grave del planeta, "situación que es alentada por el gobierno federal", a pesar que supuestamente considera que los bosques y el agua son un asunto de seguridad nacional, ya que en los hechos apenas destina 011% del presupuesto a la conservación de los recursos forestales Esta situación, explicó, mantiene en el abandono 36 millones de hectáreas, lo que representa 65% de los recursos forestales del país, los cuales son susceptibles de ser degradados por la tala ilegal o ser convertidos en pastizales o tierras de cultivo, "lo que incrementa las posibilidades de deslaves e inundaciones en tierras bajas" Beneficio forestal, de 136 mil 770 mdp La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), sostuvo, estima que el valor total de todos los beneficios ambientales que brindan los bosques y selvas en México, incluyendo captación de agua, regulación del clima, biodiversidad, prevención de inundaciones y deslaves, asciende a 136 mil 770 millones de pesos por año "Esta cifra equivale a casi 70 veces el presupuesto que el gobierno federal ha propuesto para que en 2006 se destine al sector forestal, y de estos recursos, muy poco se destina al manejo forestal sustentable y al apoyo de comunidades y ejidos forestales", subrayó el investigador de Greenpeace Precisó que aun cuando oficialmente existen 886 mil 760 hectáreas de manglares en México, "éstos desaparecen a un ritmo de casi 10 mil hectáreas por año" y, a pesar de su importancia, en mayo de 2004 la Semarnat modificó de manera ilegal la NOM-022-2003, relativa a la protección de humedales costeros Esta modificación, al quedar sin efecto, señaló, establece que mediante el pago de una compensación económica es posible ignorar las prohibiciones que establecía la norma con el fin de proteger al manglar, por ello, cuestionó, "¿cómo se van a compensar los daños materiales y pérdidas humanas que ocasionan los huracanes e inundaciones y que los manglares pueden ayudar a mitigar?" Los hechos ocurridos en Chiapas, Oaxaca y Veracruz, subrayó, demuestran que los bosques y el agua son un asunto de seguridad nacional "Si Vicente Fox y su gobierno quieren ser congruentes, deben pasar del discurso a los hechos", aumentando el presupuesto destinado a apoyar el manejo forestal sustentable en por lo menos 8 mil millones de pesos En tanto la Norma Oficial Mexicana 022, que protege los humedales costeros, remarcó, "debe regresar a su redacción original, ya que de no hacerlo, todos los mexicanos pagaremos con pérdida de vidas humanas, de biodiversidad, escasez de agua, menos suelos, deslaves e inundaciones"

Comentarios