Revés colombiano

domingo, 9 de octubre de 2005
De manera inesperada, las autoridades colombianas dieron marcha atrás a un "preacuerdo" con Telmex Por 350 millones de dólares la compañía mexicana adquiriría 51% de las acciones de la empresa estatal Colombia Telecomunicaciones (Coltel) De poco sirvió el aval del presidente Álvaro Uribe Vélez al "preacuerdo" BOGOTÁ- Carlos Slim aterrizó aquí en su nuevo jet privado el pasado jueves 25 de agosto a las seis de la tarde Fueron pocas las horas que descansó en la suite presidencial del tradicional hotel Tequendama, ubicado en la zona céntrica de esta capital, pues tuvo una maratónica jornada de trabajo que se extendió hasta la madrugada del viernes 26 de agosto Se estaba preparando para reunirse con el presidente Álvaro Uribe Vélez y, posteriormente, anunciar que su empresa Telmex había concretado un preacuerdo de fusión con la compañía Colombia Telecomunicaciones (Coltel) Slim y Uribe conversaron durante una hora en la residencia presidencial Casa de Nariño y después ofrecieron una breve conferencia de prensa El presidente Uribe aseguró: "Los mayores decían que lo más importante en una negociación es con quién se hace Don Carlos Slim es muy buena persona, sería un buen socio para Colombia" Para todos quedaba claro: el acuerdo de inversión de Telmex tenía el aval del mandatario colombiano Unas horas más tarde, Slim, Marta Pinto, ministra de Comunicaciones, y Alfonso Gómez Palacio, presidente de Coltel, anunciaron el preacuerdo en virtud del cual la empresa de telecomunicaciones más grande de Colombia tendría a Telmex como nuevo socio mayoritario Coltel es una empresa estatal adscrita al Ministerio de Comunicaciones Se creó en 2003 a raíz de la liquidación de la antigua empresa Telecomunicaciones de Colombia (Telecom) y opera en 21 ciudades de Colombia, 940 municipios y más de 4 mil localidades No obstante, Coltel heredó una limitada capacidad de inversión y un inmenso pasivo, lo que amenaza su viabilidad Ante ello, sus dirigentes decidieron propiciar una "alianza estratégica de largo plazo" y, a mediados de 2004, iniciaron la búsqueda de un socio potencial Se aguó la fiesta El júbilo que precedió al concurrido acto en el cual se hizo pública la inminente fusión de Coltel y Telmex, se empañó tres días después: el 29 de agosto, el contralor general de la República, Antonio Hernández Gamarra, aseguró ante la prensa que el memorando de entendimiento elaborado por las partes no reunía las condiciones de transparencia requeridas por la ley y que durante el proceso de búsqueda de socio no hubo igualdad de oportunidades "Dada la magnitud de la operación, y por tratarse de negocios públicos con intervención de terceros, lo transparente hubiese sido una amplia convocatoria pública, que provocara una pluralidad de propuestas bajo unos términos de referencia claros, precisos y conocidos por todos los posibles interesados en igualdad de condiciones Ello contrasta con el hecho evidente de que se realizaron conversaciones directas con Telmex, excluyendo a otros potenciales participantes en un negocio de esta naturaleza", explica Hernández Gamarra en una carta que envió a la Junta Directiva de Coltel y cuyo contenido fue conocido por Proceso El contralor, además, consideró que el valor de Coltel se había "menospreciado" al calcularse en 1633 millones de dólares y que, en cambio, se había sobrevalorado en 511 millones de dólares a Telmex Colombia, empresa filial de Telmex que tomaría 51% de las acciones de Coltel Telmex Colombia se instaló en este país en 2004 y ofrece servicios de telecomunicaciones de última generación para el sector corporativo "Eso es más inexplicable si se tiene en cuenta que Coltel viene produciendo utilidades, mientras Telmex Colombia produjo pérdidas en el año 2004", añadió el funcionario en la misiva Según el memorando de entendimiento ?que aún no estaba firmado y que, según el presidente de Coltel, se dio a conocer para recibir los comentarios de la opinión pública?, Telmex se comprometía a pagar un total de 350 millones de dólares, de los cuales 90 millones serían aportados en "especie" por Telmex Colombia y 260 millones en efectivo Además, al consorcio mexicano se le reconocería una suma adicional de 3% de los ingresos netos por ejercer el control de la compañía Así mismo, Telmex ?que también opera en Colombia con una empresa de telefonía fija y otra de servicio celular (Comcel)? asumiría el pago, a 15 años, de la mitad de la deuda de Coltel, la cual incluye un pasivo de aproximadamente 3 mil millones de dólares por concepto de pensiones para trabajadores en retiro Hernández Gamarra alertó sobre un posible detrimento patrimonial a la nación por 1633 millones de dólares Así mismo, calculó pérdidas por concepto de la liquidación de Telecom ?la anterior compañía de telecomunicación? por unos 229 millones de dólares durante el primer año de funcionamiento de la nueva empresa Según conoció Proceso, los funcionarios de Telmex se enteraron el 30 de agosto de los comentarios del contralor mediante los medios de comunicación El 1 de septiembre, Coltel anunció que el preacuerdo con Telmex sería aplazado El 20 de septiembre, la contraloría dio a conocer un documento en el cual sugiere ajustes jurídicos al memorando de entendimiento entre Telmex y Coltel El 27 de septiembre, después de sostener una reunión a puerta cerrada con el contralor de la República, Coltel le envió a Telmex una carta en la cual le informaba que había decidido recoger las recomendaciones del organismo de control y abrir una subasta para encontrar un socio estratégico Un día después, la noticia fue divulgada por los medios de comunicación Para esas fechas, el tema ya había provocado un debate en el Congreso colombiano Samuel Moreno Rojas, parlamentario del Movimiento Polo Democrático Independiente, dijo en la sesión de la Comisión Sexta del Senado que la negociación entre Telmex y Coltel representaría un detrimento patrimonial para la nación de 15 billones de pesos (652 millones de dólares) "No es cierto, por ejemplo, que Telmex ofrezca 350 millones de dólares como se ha dicho, sino 260 millones, suma que la empresa mexicana recuperará en sólo un año, teniendo en cuenta que Telecom está dando utilidades (anuales) por cerca de 400 millones de dólares", aseguró Moreno dijo que, tal como estaba concebido el memorando de entendimiento entre Telmex y Coltel, "en 15 años esa empresa (Telmex) se quedaría con la totalidad de las redes, los equipos, las licencias y todos los derechos de Telecom, y dejando por fuera el pasivo pensional de la entidad" La senadora liberal María Isabel Mejía Marulanda defendió el proyecto de inversión Sostuvo: "El presidente Uribe está haciendo un excelente negocio y Telecom se colocó en una posición que le permite negociar y entrar a la telefonía móvil" Sin embargo, el tema generó desconfianza en buena parte de los congresistas El pasado 25 de septiembre, 25 de ellos pidieron una "moción de censura" para la ministra de Comunicaciones, Marta Pinto, por la responsabilidad que tendría en el fallido negocio entre Telmex y Coltel La reacción de Telmex La indignación de los directivos de Telmex fue evidente: "Nos molesta que el gobierno nos haya invitado a invertir en la empresa, incluso que hayan invitado al ingeniero Carlos Slim para anunciar un preacuerdo, y luego de tanto esfuerzo nos digan que ya no", aseguró en una audioconferencia Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas y Relaciones Institucionales de Telmex, luego de conocer la decisión colombiana de abrir una convocatoria para la fusión de Coltel "Respetamos la decisión, pero nos deja una mala sensación, pues considerábamos que se trataba de un proceso abierto Incluso, tanto antes como después del preacuerdo, fueron invitados otros inversionistas a mejorar la oferta por Telecom y nadie apareció Entonces no entendemos en qué puede cambiar un nuevo proceso", agregó El ejecutivo dijo que Telecom era una empresa con un gran pasivo y grandes contingencias Resaltó que tenía grandes rezagos por falta de inversión y un problema de "subsidios cruzados en la larga distancia" Según Elías Ayub, todo eso lo absorbería Telmex "Nuestra meta era convertir a Telecom en una empresa de primer nivel y quizá la oferta era demasiado alta para todos los planes Esta situación es definitivamente una oportunidad para replantear nuestras ofertas en Colombia", añadió El diario El Tiempo también compartió las inquietudes del contralor En su editorial del pasado 29 de septiembre, aseguró: "Se ha dicho que una motivación principal de la fusión con Telmex era la de entrar al mercado de la movilidad (telefonía celular) Pero, ¿cómo se beneficiaría Telecom? ¿Se le darían de nuevo acciones de Comcel? ¿O un porcentaje sobre el mayor tráfico generado? Poco probable En cambio, Telmex ganaría la excelente red que Telecom construyó con los impuestos de los colombianos" Proceso tuvo acceso a la agenda de los directivos de Coltel En ella aparecen reuniones realizadas desde 2004 con representantes de diversas empresas de telecomunicaciones, lo que, según una fuente que siguió el proceso de negociación, demuestra que la oferta siempre estuvo abierta y que se exploraron varios socios potenciales De acuerdo con esta información, los primeros contactos se hicieron con Empresas Públicas de Medellín (EPM) y la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB), quienes finalmente no habrían mostrado interés de compra A mediados de diciembre de 2004, la junta directiva de Coltel decidió autorizar contactos con empresas privadas que operaran teléfonos celulares en Colombia, lo que hasta el momento no realiza Coltel Fueron los casos de Telefónica de España, propietaria de Movistar (en ese momento, Bellsouth), y Telmex, dueña de Comcel El primer acercamiento, el 10 de diciembre de 2004, fue con Telefónica de España El 23 de diciembre, se llevó a cabo un encuentro con Telmex Colombia, en el cual Coltel expuso su interés de "generar un escenario empresarial y encontrar una alianza estratégica de largo plazo que vinculara la movilidad" (telefonía celular) La segunda reunión con Telmex Colombia se realizó el 14 de febrero de 2005 y, según fuentes enteradas, "hubo un importante avance en la posibilidad de negocios" Lo fue a tal punto que dos semanas después, el 28 de febrero, se llevó a cabo un encuentro entre miembros de la junta directiva de Coltel y Telmex Participaron por esta última empresa Jaime Chico Pardo y Óscar Von Hausen, así como Janeth Rovira, presidenta de Telmex Colombia El 17 de marzo, se efectuó otra reunión, en la cual estuvieron presentes Arturo Elías Ayub, de Telmex, y la ministra de Comunicaciones de Colombia, Marta Pinto El 30 de marzo y el 1 de abril, se realizaron reuniones con Telefónica de España En la segunda, participaron los principales ejecutivos de la corporación española El 5 de abril, nuevamente hubo reunión con Telmex El 11 de marzo, entraron otros jugadores, como Telecom de Italia y Ola, empresa operadora de telefonía celular de las compañías EPM y ETB En mayo, se efectuaron otras dos reuniones con Telmex y Comcel En agosto, también se hizo presente Telecom de Italia Sin embargo, el interés de Telefónica de España aumentaba y esto se demostró con la visita, el pasado 10 de mayo, de su director general de desarrollo corporativo, José Ramón Vela Posteriormente, llegó a Colombia el presidente mundial del grupo, César Alierta, quien se reunió con el presidente Álvaro Uribe en el marco de un foro de The Economist en Cartagena, el 10 de junio Y el 19, el 20 y el 22 de agosto, también hubo encuentros entre Telefónica de España y Coltel Según relata a Proceso la citada fuente, entre abril y junio Telmex estructuró una propuesta concreta: "La toma de decisiones en Telmex es muy eficiente Eso hizo que llegaran primero a hacer una oferta Telefónica de España entendió el carácter estratégico del negocio cuando vio que esto (el acuerdo con Telmex) era inminente" Es claro que Carlos Slim pretende ganar terreno en las telecomunicaciones de Colombia, lo que no es tan evidente para algunos analistas es si, después del incidente, Coltel seguirá siendo su objetivo o apuntará hacia operadoras más pequeñas No obstante, fuentes cercanas a la fracasada negociación aseguraron a Proceso que, a pesar de lo dicho por los funcionarios de Telmex, lo más probable es que la empresa mexicana participe en una nueva convocatoria, sobre todo ante la inminente amenaza comercial que representa su principal competidor: Telefónica de España, que ya mostró interés en el negocio y que seguramente presentará alguna oferta en la subasta Telefónica de España y Telmex son precisamente las empresas con mayor poder sobre las telecomunicaciones de América Latina l

Comentarios