Solicita el gobernador de Chiapas declarar zona de desastre 41 municipios

martes, 1 de noviembre de 2005
* Valora en 10 mmdp los daños provocados por Stan * Advierte ONG riesgos de estallidos sociales por la falta de atención a damnificados Tuxtla gutiérrez, Chis , 31 de octubre (apro)- El gobernador Pablo Salazar solicitó hoy formalmente a la Secretaría de Gobernación, la declaratoria de desastre para 41 municipios de la entidad, por los estragos que ocasionó el huracán Stan, cuyo monto global estimó en poco más de 10 mil millones de pesos, cinco menos que lo calculado inicialmente De esta declaratoria, dijo el gobernador, se derivarán los recursos para solventar los daños ocasionados por las inundaciones en vivienda, caminos, agricultura, agua potable y alcantarillado, infraestructura pública e hidroagrícola, el medio ambiente, así como a los sectores de educación y de salud "El Gobierno de Chiapas dio cabal cumplimiento a los plazos y procedimientos estipulados en las reglas de operación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), referido por la Ley General de Protección Civil, para hacer la solicitud formal de la declaratoria, una vez que ha sido recabada la información pormenorizada de las afectaciones", dijo Salazar en la radio gubernamental Señaló que en los próximos días se conocerá la notificación de la Comisión Intersecretarial de Gasto Financiamiento del Gobierno Federal, para que en un plazo estimado de 25 días puedan ser autorizados los anticipos para iniciar la reconstrucción Los municipios incluidos en esta declaratoria son: Escuintla, Acapetahua, Villa Comaltitlán, Acacoyagua, Suchiate, Mapastepec, Huehuetán, Pijijiapan, Mazatán, Motozintla, Tapachula, Huixtla, Tuzantán, Tonalá, Arriaga, Metapa de Domínguez, Unión Juárez, Frontera Hidalgo, Cacahoatán, Tuxtla Chico, El Porvenir, Siltepec, Mazapa de Madero, Bella Vista, Benemérito de las Américas, La Grandeza, Bejucal de Ocampo, Amatenango de la Frontera, Frontera Comalapa, La Concordia, Ángel Albino Corzo, Villa Corzo, Villaflores, Suchiapa, Chiapa de Corzo, Monte Cristo de Guerrero, La Libertad, Catazajá, Chicomuselo, Cintalapa y San Cristóbal de Las Casas Reubicación en macroalbergues Este lunes empezó la reubicación al segundo macro albergue de tres mil 600 personas que perdieron sus viviendas por las inundaciones del río Coatán en el municipio de Tapachula En este segundo macro albergue --el primero está en Huixtla y fue inaugurado el miércoles pasado--, serán concentrados los damnificados que permanecieron hasta hoy en escuelas, donde permanecerán hasta que se les proporcione vivienda, informó el regidor José Alberto de San Cristóbal León, encargado de organizar las actividades de apoyo a los damnificados Padres de familia, alumnos de nivel preescolar, primaria y secundaria del centro escolar "Teodomiro Palacios" de esa ciudad habían marchado este mismo lunes por las principales calles de Tapachula para exigir al gobierno que escuela, que funciona como albergue, sea habilitada para lo que fue construida, ya que los niños han perdido muchas clases Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova y Ordóñez, organismo no gubernamental con sede en Tapachula, manifestó hoy su preocupación por el sentimiento de abandono y olvido que se empieza a percibir entre los miles de damnificados que perdieron su patrimonio Para el organismo dependiente de la Diócesis de Tapachula, "un escenario catastrófico sería un incremento mayor de muertes de personas, ya no por el huracán Stan, sino por la omisión de las autoridades, pues se prevén epidemias, miseria, delincuencia, inseguridad, migración forzada y hasta un probable estallido social" A la falta de medidas preventivas de parte del Sistema Nacional de Protección Civil antes y durante la llegada Stan, ahora se suma el hecho de que las autoridades de los tres niveles de gobierno parecen tener un acuerdo de omisión ante las graves consecuencias que dejó la tormenta, señaló El organismo expuso que la conducta de omisión ha dañado y continúa dañando física y psicológicamente a la población, y ya se han notado algunas repercusiones en la vida, la salud física y mental de las personas establecidas en la zona afectada por la falta del apoyo adecuado, que se agrava con consecuencias fatales "La lentitud gubernamental acentúa y reafirma su vivencia traumática, no lo ven las autoridades, quienes con conductas irresponsables evaden dar solución al problema", señaló Además, dijo que la ayuda gubernamental en los tres ámbitos ?federal, estatal y municipal-- se percibe como mínima e insuficiente para la magnitud de la devastación: "Se tiene la percepción de que las autoridades federales se han venido a tomar la foto a las zonas devastadas No se ha visto que el Estado tome las medidas idóneas, eficaces y efectivas para atender la problemática con todos los recursos y capacidades que un país como México tiene