La revuelta de los "hermanos" menores

domingo, 13 de noviembre de 2005
"¡Intifada de los suburbios galos!", "¡Insurrecciones incontrolables!", "¿Arde París?", "¿Al Qaeda en las puertas de la Ciudad Luz?"? Tales titulares de la prensa internacional asestaron un duro golpe al amor propio de los franceses, tan acostumbrados a dar lecciones políticas al mundo Pero, según los mejores expertos galos en problemas sociales, "tanta exageración" desvía la atención de las causas reales, históricas y profundas de la explosión de violencia que sacude al país desde el pasado 27 de octubre, dice el reportaje que aparecer este domingo 13 de noviembre en Proceso También los inquietan el estado de emergencia decretado en ciertos departamentos del país por el primer ministro Dominique de Villepin y la posibilidad de imponer --esporádicamente y durante sólo 12 días-- un toque de queda entre las 10 de la noche y la 6 de la mañana para los menores de 16 años Según un sondeo de opinión, 73% de los franceses aprueban esa medida, pero la clase política en su conjunto, incluyendo a miembros de la Unión por un Movimiento Popular (UMP, partido en el poder), se muestra más que prudente al respecto Sólo aplauden la ultraderecha y el ala más reaccionaria de la derecha tradicional La mayoría de los especialistas también rechaza el decreto Entre ellos destaca Hugues Lagrange, eminente sociólogo del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) y miembro del Observatorio Sociológico del Cambio, que analiza la evolución de las sociedades contemporáneas, destaca la edición 1515 de Proceso

Comentarios