Murió el supuesto padre del subcomandante Marcos

martes, 15 de noviembre de 2005
* Hace 10 años dijo no tener dudas de que el guerrillero era su hijo Ciudad Victoria, Tamps , 14 de noviembre (apro)- A los 81 años de edad hoy murió Alfonso Guillén Guillén, supuesto padre de Rafael Sebastián Guillén Vicente, a quien el gobierno identifica como el subcomandante Marcos, líder de la guerrilla zapatista Don Alfonso, quien fue el único de la familia Guillén Vicente que públicamente dio por hecho que quien estaba tras el pasamontañas en la Selva Lacandona era su hijo, también era padre de Mercedes del Carmen Guillén Vicente, actual procuradora de Justicia del estado y secretaria general de Gobierno en el sexenio de Tomás Yarrington Ruvalcaba Su cuerpo es velado en la funeraria Altamira y será cremado mañana a las 10:00 horas, después de una misa de cuerpo presente en la Iglesia de Lourdes de la Colonia Petrolera Propietario de una mueblería denominada "Guillén", entre 1979 y 1980, don Alfonso dirigió, a nivel nacional, la Asociación de Ejecutivos de Venta y Mercadotecnia Él mismo se describía como "un poeta metido a mercader", y de memoria repetía fragmentos enteros de obras de Honoré de Balzac Le sobreviven su esposa Socorro, sus hijos Mercedes del Carmen, Sergio Héctor, Fernando, David y Rafael Sebastián Hace 10 años, en una entrevista con esta reportera, Guillén Guillén dijo no tener dudas de que el subcomandante Marcos era su hijo "Sabíamos que andaba en Chiapas, y si ese hombre estaba allí, debía estar metido en ese movimiento porque todo el perfil corresponde (al del subcomandante Marcos) Tiene una inteligencia excepcional; es un líder natural", dijo entonces, al coincidir con la información que había revelado el 9 de febrero de 1995 el ahora expresidente Ernesto Zedillo En esa entrevista, don Alfonso declaró que su familia rechazaba reconocer que Marcos era Rafael Sebastián, por temor a que afectara al resto de los hijos, "sobre todo a Paloma (como comúnmente le llaman a la procuradora Mercedes del Carmen Guillén Vicente)" Reveló que, en la última carta que recibieron de su hijo, fue en un aniversario de bodas de él y su esposa, y que incluso, Rafael Sebastián le envió un poema: "Querido padre Quijote, a veces también Sancho; querida Madero Sancho, a veces también Quijote, juntos van por la vida, caminan, luchan y a veces también vencen" Don Alfonso, que tenía entonces 71 años de edad, dijo sentirse reanimado con la noticia de que su hijo era el subcomandante Marcos "Si él me debe la vida, yo le debo haber vivido", expresó Fue cuando volvió a su pasión por la escritura Publicaba artículos en un periódico local, pero su seriedad fue puesta en duda cuando empezó a autollamarse el "Comandante Arquímedes" y a dar conferencias sobre la infancia de Rafael Sebastián, con una cuota de recuperación que incluía cena Allegados a la familia Guillén Vicente señalaron que, al parecer, a don Alfonso le afectó la noticia de que su hijo era el subcomandante Marcos, al grado de que quería irse a la Selva Lacandona para unirse con su supuesto hijo Inclusive, un tiempo se separó de su familia, la cual no aprobaba que hablara en público sobre Marcos Luego, su salud se quebrantó, y volvió a su casa y a la vida que había llevado hasta antes de que se hiciera pública la supuesta identidad de Marcos

Comentarios