Aprueba Senado de EU enjuiciar a terroristas en Corte Marcial

miércoles, 16 de noviembre de 2005
* Los prisioneros en Guantánamo podrán apelar a un juicio en cortes federales por su calidad de "combatientes enemigos" * Los republicanos rechazan una iniciativa demócrata que intentaba poner plazo para el retiro de tropas en Irak Washington, 15 de noviembre (apro) - Con 84 votos a favor y sólo 14 en contra, la Cámara de Senadores del Congreso federal estadunidense aprobó una iniciativa de ley que autoriza al presidente George W Bush enjuiciar en tribunales militares a los extranjeros detenidos en Afganistán, Irak y otros países, por sus presuntos nexos con el terrorismo La misma legislación estipula, sin embargo, que los extranjeros detenidos por Estados Unidos y encerrados en la base militar de Guantánamo, Cuba, tienen el derecho de intentar resolver en cortes federales el limbo judicial en el que los tiene la Casa Blanca, al imponerles el estatus de "enemigos combatientes" Por otro lado, y en un nuevo fallido intento de los demócratas por exponer los fracasos de Bush en Irak, el Senado rechazó la iniciativa de imponerle al presidente un plazo para el retiro de las tropas estadunidenses del país persa en 2006 Con una votación que terminó 58 a 40, fue derrotada la iniciativa, gracias a la representación mayoritaria que tienen los republicanos en el Senado federal y que defendió la estrategia del Pentágono en la nación árabe que, a más de dos años de su inicio, le ha costado más de 200 mil millones de dólares a los estadunidenses Ante la desesperación de los familiares de los soldados estacionados en Irak, país donde ya han perdido la vida más de dos mil efectivos militares desde mayo de 2003, cuando Bush declaró el fin de la segunda Guerra del Golfo, a la fecha, los senadores demócratas intentaron presionar a la Casa Blanca con un proyecto de ley en el cual se establecieran los tiempos para el regreso de las tropas La iniciativa sustentaba a partir del próximo año la Casa Blanca debía presentar al Congreso federal un informe trimestral sobre el avance en la transición de las medidas de seguridad en Irak de manos de soldados estadunidenses, a sus homólogos de otras naciones y a las propias fuerzas de seguridad iraquíes La intención demócrata era, por lo menos, obligar a Bush a retirar paulatinamente de Irak a los soldados estadunidenses, a partir del 2006 hasta completar la salida total de las tropas Los republicanos del Senado, dirigidos por su líder Bill Frist, además de derrotar a la iniciativa demócrata, consiguieron aprobar con 79 votos contra 19, su proyecto de ley que libera a Bush de imponer fechas para el retiro de tropas de Irak No obstante al triunfo político de la Casa Blanca en el Senado sobre el caso de la presencia y permanencia de los soldados en territorio iraquí, en el Capitolio sigue subiendo el nivel de preocupación entre los legisladores republicanos por el desplome de la popularidad del presidente Bush, así como por el descontento general que hay en Estados Unidos por el curso letal que ha tomado el caso de la seguridad en Irak bajo la presidencia republicana La desaprobación de la labor de Bush en relación al escándalo de que la Casa Blanca presuntamente presionó a las agencias de inteligencia para manipular los informes sobre el caso de la presencia armas de destrucción masiva en Irak, y de los supuestos lazos de Saddam Hussein con la agrupación terrorista Al-Qaeda, tiene a los republicanos en un encrucijada política muy preocupante En el Congreso algunos legisladores republicanos ya están tratando de marcar su distancia del presidente Bush por temor a que el desprestigio que tiene el mandatario, y en general todo su gabinete, por los escándalos de corrupción y mentiras en torno al caso Irak los alcance y les resulte en la pérdida no sólo de su puesto en el Poder Legislativo federal, sino que también les arrebate el dominio representativo en la Cámara de Representantes que quitaron a los demócratas en las elecciones de noviembre de 2004