Califica Fox a la diputada Malú Micher de "lengua suelta"

jueves, 17 de noviembre de 2005
* Una "calumnia" que haya más gasto para el atuendo de Sahagún, dice * Cero pesos a ese rubro, admite el PAN México, D F, 16 de noviembre (apro)- Tras calificar como "una calumnia" el que se hayan incrementado los gastos del vestuario de Marta Sahagún, Vicente Fox Quesada afirmó que "hay lenguas sueltas que mienten" Fox, de gira por Mexicali, Baja California, arremetió con todo contra la diputada perredista Malú Micher, a la que culpa de "mal informar a la ciudadanía" Luego de recibir con beneplácito el acuerdo alcanzado en la Cámara de Diputados sobre el Presupuesto de 2006, el jefe del Ejecutivo calificó como "una calumnia del tamaño del mundo" que se afirme, como lo declaró la legisladora, que hubo un incremento a los gastos del vestuario de la esposa del presidente "Vale la pena una aclaración, porque a veces hay una lengua suelta de una diputada", apuntó Fox Más aún, negó de manera categórica que exista una partida especial para su vestuario y el de su esposa Marta Sahagún Visiblemente molesto, advirtió que no está dispuesto a que se siga calumniando y mintiendo con el presupuesto Por otra parte, la dirigencia del PAN negó que exista en el presupuesto aprobado una partida especial para el atuendo del presidente y su esposa Y calificó de "dolosos" los señalamientos que militantes perredistas hicieron contra el presidente y su esposa: "Los comentarios y señalamientos que militantes perredistas realizan a propósito de los recursos destinados al vestuario del presidente de la República y al de su esposa, son dolosos y con mala intención y, en todo caso, son producto de la desinformación", comentó dicho instituto En un comunicado, el PAN sostuvo que Fox y su esposa no han ejercido gasto alguno para vestimenta y accesorios personales desde 2004, en particular en gastos inherentes a la investidura presidencial, enmarcados en la partida 3825 Precisó que la Cámara de Diputados destinó 162 millones 301 mil 500 pesos al capítulo 3800, que corresponde a los "servicios generales" que se ofrecen a la Presidencia, entre ellos los de seguridad, logística y apoyo técnico "El equívoco perredista consiste en un error de información o en la interpretación sesgada, pues se quiere hacer coincidir los gastos que obedecen a la totalidad del capítulo, el 3800, y constreñirlos únicamente con una de de las partidas, la 3825, referida a la investidura presidencial, a la que se le asignaron cero pesos", puntualizó

Comentarios