Titular del INAH amenaza a ambulantes de Chichén Itzá

jueves, 17 de noviembre de 2005
* Advierte que serán desalojados de la zona arqueológica Mérida, Yuc , 16 de noviembre (apro)- El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Luciano Cedillo Álvarez, advirtió que los 500 vendedores ambulantes que laboran en el interior de la zona arqueológica de Chichén Itzá serán desalojados, tarde o temprano, ya que además esa área será expropiada por el gobierno federal Entrevistado en Mérida en el marco del foro internacional Desde lo Local, que organiza la Secretaría de Gobernación, el funcionario señaló que, en caso de ser necesario, se recurrirá a la fuerza pública para expulsar a los vendedores de artesanías que laboran en esa zona desde hace varios años La presencia de vendedores en los sitios arqueológicos, según explicó, es "un problema" que se presenta en zonas turísticas como Palenque y Monte Albán, además de Chichén Itzá, donde los comerciantes "hostigan" a los visitantes a fin de que éstos les compren sus productos Expuso que esta situación data de varios años y, además de que ejercen una presión sobre los turistas, generan una imagen de desorden e incluso de corrupción en esos sitios turísticos Por ello ?agregó-- es necesario reordenar las actividades que se deben realizar en cada zona arqueológica, y para ello es facultad del INAH solicitar el apoyo de la fuerza pública para despejar esos lugares Aunque consideró que el uso de la fuerza pública sería el último recurso que se aplique en el caso de los vendedores ambulantes yucatecos, Cedillo Álvarez indicó que la solución podría darse a largo plazo, ya que agotarán todos los caminos para resolver la situación El conflicto entre los vendedores y el INAH estalló hace algunos meses, cuando funcionarios de esa institución intentaron evitar que los comerciantes ingresen al interior de la zona para vender sus productos Las protestas ante autoridades federales y estatales han arreciado en las últimas semanas, sobre todo luego que funcionarios del Ministerio Público (MP) intensificaron sus indagatorias relacionadas con la denuncia que interpuso el INAH contra quienes se resisten a dejar ese lugar que, alegan, les pertenece por "derecho histórico"

Comentarios