Rechaza Túnez a Reporteros sin Fronteras

viernes, 18 de noviembre de 2005
* Le niega la participación en Cumbre Mundial de la Información * La organización ha criticado la represión y control de medios del régimen de ese país México, D F, 17 de noviembre (apro)- El secretario general de la organización Reporteros sin Fronteras, Robert Ménard, fue rechazado por las autoridades de Túnez para participar en la Segunda Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información que se realiza en este país norafricano, cuyo presidente Zin el Abidin Ben Ali ha sido criticado por distintas ONG de dirigir un régimen represivo y en contra de la libertad de expresión En su comunicado, Reporteros sin Fronteras se declara "estupefacto" por la "complicidad" de los organizadores de la cumbre "y, en cierta medida, de Francia, que no han hecho nada para garantizar la presencia (de Ménard) en esa cumbre" Consideran que la cumbre ha pasado de ser una "mascarada" a "un escándalo" La reacción se produjo poco después que policías tunecinos vestidos de civil le negaron el desembarco a Ménard, proveniente de Air France Ménard, a quien Naciones Unidas le entregó la acreditación 10 30 191 para la cumbre, respondió que era falso que careciera de acreditación, tal como indicaron los agentes En un comunicado emitido el 16 de noviembre, el director de la cumbre, Charles Geiger, advirtió que Ménard no era "bienvenido", ya que las autoridades de Túnez pretextaron que existía una denuncia contra el dirigente de Reporteros sin Fronteras Paradójicamente, en la propia cumbre participan cinco integrantes de Reporteros sin Fronteras que fueron acreditados sin ningún problema Los desacuerdos entre el gobierno tunecino y Reporteros sin Fronteras provienen de las múltiples denuncias que se le han hecho al gobierno por controlar la información de los medios en ese país La situación se ha agravado, ya que distintas ONG han denunciado la presencia en la cumbre del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, a quien Reporteros sin Fronteras ha señalado como uno de los "38 predadores de la libertad de prensa en el mundo"