Una ley para Uribe

domingo, 20 de noviembre de 2005
El escenario electoral del próximo año en Colombia está de cabeza por un fallo de la Corte Constitucional que permite la reelección presidencial inmediata Por ello, entre fuertes críticas y en un ambiente político enrarecido, Álvaro Uribe se apresta a postularse, aunque hace más de dos años, durante la campaña que lo llevó al poder, condenó la idea de un segundo mandato consecutivo BOGOTÁ- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, quien después de tres años en el cargo mantiene una popularidad cercana a 80%, podrá postularse como candidato para los comicios de mayo de 2006 y, de resultar triunfador, gobernar hasta 2010 Y es que, en un hecho sin precedente, el pasado 19 de octubre la Corte Constitucional del país le dio vía libre a la reelección presidencial inmediata, y el 11 de noviembre declaró exequible la Ley de Garantías, mediante la cual se establecen límites a la actividad proselitista del presidente y se le otorgan ciertas ventajas a los competidores Uribe, de 53 años, sería el primer presidente reelegido en los últimos 60 años y el sexto en la historia colombiana Hay quienes consideran que otros cuatro años de Uribe en el mandato permitirían dar continuidad a sus políticas, en especial la de seguridad democrática; pero algunos sectores no ven con buenos ojos la concentración de poder De hecho, la oposición adelanta que la contienda electoral será como la lucha entre David y Goliat por las ventajas que tendrá Uribe en su calidad de presidente y candidato La principal preocupación de ciertos analistas radica en el enorme poder del presidente: es jefe de Estado, jefe de gobierno, jefe de las Fuerzas Armadas y la máxima autoridad administrativa del país Al respecto, el decano de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, Fernando Giraldo, explica a Proceso: El impacto de la reelección en un sistema parlamentario no es tan grave, pero en un sistema de gobierno presidencialista como el nuestro, donde el origen del gobierno no está en el parlamento, sino en el gobierno mismo, una figura como ésta, que en principio puede ser buena, lo que logra es concentrar el poder en el Ejecutivo y en la institución presidencial, en detrimento de otros poderes e instituciones Y continúa: En sociedades tan ambiguas como la nuestra, en donde se duda si queremos la democracia o el autoritarismo, crea situaciones riesgosas de autoritarismo o de desinstitucionalización política y desestructuración del Estado La reelección en Colombia es resultado de una situación de oportunidad y no de la madurez del sistema democrático Pero además, si Uribe gana las próximas elecciones y logra mantener el control de la mayoría legislativa, incidirá en el nombramiento de altos funcionarios, pues el presidente se encarga de enviar al Parlamento las ternas para la designación de los magistrados del Consejo Superior de la Judicatura, el procurador, el defensor del Pueblo y la Fiscalía, entre otros Como presidente reelecto, Uribe Vélez decidiría quiénes son los dos nuevos miembros de la Junta del Banco de la República (emisor en Colombia) Paradójicamente, el 7 de mayo de 2002, durante su campaña presidencial, Uribe se declaró en contra de la reelección, pues dijo que esa figura le introduce más politiquería al ejercicio de las funciones de gobierno Sus críticos consideran que un presidente no debe promover cambios constitucionales con miras a prolongar su mandato Creo que (Uribe) mordió la manzana prohibida de creerse indispensable y de querer mantenerse en el poder a toda costa, aun sin acuerdos políticos, sin garantías Es un riesgo demasiado elevado por creer que la continuidad de las políticas no puede estar en cabeza de otras personas Yo creo que la clave de la democracia es que nadie es indispensable, por buen presidente que sea En vez de cuatro años de lo mismo, yo creo que Colombia merece cuatro años de algo mejor, declaró para Proceso el senador y precandidato a la presidencia, Rodrigo Rivera Sin embargo, el asesor presidencial José Obdulio Gaviria, uno de los principales promotores de la reelección de Uribe, dice en su libro Reelección: Que el pueblo decida: Levantar la prohibición de elección del presidente en ejercicio no es una innovación, sino un regreso a normas que ya rigieron positivamente y siguen rigiendo, para bien, en casi todas las democracias Las de 2006 serán elecciones atípicas en Colombia Se prevé que el presidente inscriba su candidatura en el partido Unidad Nacional, liderado por el exministro de Hacienda, Juan Manuel Santos Por la oposición de izquierda, Carlos Gaviria representa a la Alianza Democrática, y Antonio Navarro al Polo Democrático Independiente En cuanto al partido liberal, definirá su candidato luego de una consulta en la que competirán Rodrigo Rivera, Horacio Serpa, Rafael Pardo, Andrés González y Cecilia López Eventualmente, la izquierda y el liberalismo podrían aliarse para sumar su caudal electoral Como candidatos independientes se postularán Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, exalcaldes de Bogotá Cinco semanas se tomó la corte para anunciar su fallo y el ambiente se enrareció: Se especuló sobre amenazas a los magistrados; el senador uribista y líder del partido Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, salió ileso de un atentado con coche bomba -en 2002, una carta bomba le voló tres dedos de su mano derecha-, y se descubrió un arsenal en los alrededores de la Casa de Nariño que, según las investigaciones policiacas, tenía como objetivo la residencia oficial Al darse a conocer el resultado del debate en la corte -siete votos a favor y dos en contra de la reelección-, el jurista Jaime Araujo Rentería, uno de los dos magistrados que se opuso, anunció que dimitiría por que se sentía defraudado La reelección presidencial jamás debió pasar el examen de constitucionalidad porque se evidenciaron 12 vicios insubsanables de trámite en la aprobación de la reforma en el Congreso Cuando se cree que la corte está hecha para ser guardián de la Constitución, pero se está arando en el desierto o luchando con molinos de viento Entonces, el que debe dar paso al costado es uno y no los demás, argumentó el magistrado en una entrevista para la cadena radial Caracol Mientras tanto, en un acto público en la Universidad Libre de Bogotá, Álvaro Uribe se pronunciaba sobre la decisión de la corte: La reelección presidencial inmediata implica más responsabilidades con el pueblo que con la historia demanda del presidente de la República aplicarse, no para recibir el remoto juicio de la historia, sino para someter la tarea del gobierno al inmediato juicio del pueblo Desigualdad Pese a que la Corte Constitucional aprobó la Ley de Garantías Electorales, la mayoría de los candidatos se siente en desventaja frente al presidente La precandidata liberal Cecilia López dijo al diario El Tiempo (12 de noviembre) que no cree que se vayan a cumplir dichas garantías y por eso pide una veeduría internacional A raíz de la declaración de constitucionalidad de esa ley, la nómina oficial se congelará a finales de noviembre Los funcionarios públicos tienen prohibido participar en la política y el presidente no podrá hacer uso de la televisión institucional Además, se prohíbe que participen en actividades proselitistas los miembros de grupos armados ilegales que no se hayan acogido al proceso de reinserción promovido por el gobierno Por la misma razón, el candidato-presidente sólo podrá hacer campaña durante los cuatro meses que anteceden a los comicios, y tendrá que utilizar para ello una sede distinta a la Casa de Nariño Uribe Vélez no podrá interrumpir la programación de televisión para comunicar asuntos institucionales una vez que haga pública su decisión de postularse como candidato Se sancionará a las emisoras de radio o televisión que no garanticen el equilibrio informativo sobre los candidatos Se incluye otra medida: el candidato-presidente podrá invertir hasta 10 mil millones de pesos en su campaña, mientras que los demás aspirantes pueden gastar hasta 14 mil millones de pesos Sin embargo, Antonio Navarro, candidato a la presidencia por el izquierdista Polo Democrático Independiente (PDI), asegura en entrevista con Proceso: Es imposible hacer una campaña igualitaria con un presidente-candidato que además es popular La Ley de Garantías disminuye la desigualdad, pero no la elimina Uribe tiene la doble ventaja, primero de ser presidente en ejercicio y, segundo, estar en campaña desde que lo eligieron Navarro cree que en las elecciones para el Congreso -que se llevarán a cabo en marzo de 2006, dos meses antes que las presidenciales-, la oposición tendrá un buen resultado aunque no consiga la mayoría de los senadores, pues la dispersión de los apoyos de Uribe en cinco o seis partidos puede debilitar al presidente No descarta que, si Uribe pierde la primera vuelta, el liberalismo y el Polo Democrático se unan para contrarrestarlo en la segunda (en Colombia la elección presidencial exige dos vueltas electorales cuando uno de los candidatos no obtiene la mitad más uno de los votos) Al respecto, el precandidato liberal Rodrigo Rivera comenta para Proceso: Creo que viene una elección muy desequilibrada entre un presidente todopoderoso que ahora puede ser candidato pero mantiene la vieja estructura de manejo del poder burocrático, contractual, presupuestal y del Estado También la vieja estructura de financiamiento de las campañas con recursos privados, que provienen de empresas que el mismo gobierno controla, sin que se hayan logrado garantías en esos temas La Ley de Garantías fue concebida sin acuerdos con la oposición, de manera que es una Ley de Garantías para el presidente Uribe No existen garantías reales para poder competir en condiciones de equilibrio y transparencia en el manejo en los instrumentos de poder que están a disposición del presidente, asegura Rivera Aritmética electoral Aunque 80% de aprobación a Uribe no tiene antecedentes en la historia colombiana, las encuestas de intención de voto sólo marcan entre 50% y 53%, lo que equivale casi al mismo número de votos con el que fue electo en 2002 Pero ahora el presidente deberá incrementar los sufragios para triunfar en la primera vuelta electoral, pues no se descarta que los acuerdos opositores le impidan alcanzar la mayoría y deba competir en la segunda vuelta La diferencia entre la aprobación y el apoyo en las urnas quedó demostrada el 25 de octubre de 2003, cuando los colombianos decidieron no apoyar a Uribe en el referendo al que él mismo convocó Ha sido la derrota más importante de Álvaro Uribe en sus más de tres años de gestión La opinión está dividida, de manera que si logramos proyectar el mensaje adecuado, las propuestas adecuadas y, especialmente, la fe de que sí se pueden ganar estas elecciones presidenciales, hay un chance de ganar cabalgando sobre el sentimiento de justicia que todavía existe en el pueblo colombiano, considera el precandidato Rodrigo Rivera Y agrega: Yo he tomado la decisión de utilizar ese tema del desequilibrio entre David y Goliat, el abuso de poder de cambiar las reglas de juego para el beneficio propio del gobernante y la manipulación de puestos, contratos, presupuesto y publicidad como uno de los issues fundamentales de esta campaña Los analistas reconocen que, pese a las debilidades que se le atribuyen en los temas de desarrollo social, el presidente es un trabajador incansable Su lema es trabajar, trabajar y trabajar, e incluso varios de sus ministros tuvieron que recurrir al yoga para seguirle el paso Añaden que su discurso genera cercanía con la población y proyecta firmeza Como sus logros más importantes, mencionan los relacionados con el orden público, pues después de muchos años los colombianos volvieron a transitar por las principales carreteras del país sin el riesgo inminente de caer en una pesca milagrosa de la guerrilla Según datos oficiales, desde 2002 hasta hoy, los secuestros en Colombia se han reducido a la mitad y los homicidios han disminuido en 10% El número de masacres también ha bajado cerca de 50% No obstante, muchas de las medidas adoptadas por Uribe Vélez como parte de su política de seguridad no son bien vistas por la Unión Europea y por organismos como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional De hecho, estas últimas han denunciado abusos de la Fuerza Pública en el desempeño de sus funciones y se oponen al proceso de paz que impulsa con las autodefensas, los grupos contrainsurgentes acusados de narcotráfico, cientos de masacres, miles de homicidios y violaciones a los derechos humanos Según el académico Fernando Giraldo, los colombianos creen que Uribe encarna bien la solución de los problemas Estaban buscando un Mesías y lo encontraron Creen que si Uribe no está es la debacle o el apocalipsis Uribe Vélez tiene una figura carismática, una labor de marketing muy bien manejada por sus asesores y, sobre todo, sabe vender las intenciones más que las realizaciones La Ley de Justicia y Paz promovida por Uribe, a través de la cual el gobierno planeaba desmovilizar a cerca de 13 mil paramilitares antes de terminar el presente año, es para muchos sinónimo de impunidad Cientos de paramilitares acusados de delitos atroces purgarán penas que no superan los cinco años de prisión Dicho proceso de desmovilización se ha convertido en un dolor de cabeza para el Ejecutivo, pues los líderes paramilitares amenazan con volver al monte a menos que el gobierno les garantice que no los extraditará, pues varios de ellos son requeridos por la justicia estadunidense, que los acusa de narcotráfico La inconformidad de los paramilitares creció cuando el gobierno encarceló a uno de sus líderes, Diego Murillo Bejarano, Don Berna, al conseguir pruebas de que cometió actos delictivos mientras participaba en las mesas de diálogo con el gobierno en la zona de Santafé de Ralito, departamento de Córdoba El director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel, comentó en su columna del diario El Tiempo que, si bien valora el esfuerzo para acabar con el paramilitarismo, el balance de la desmovilización no es bueno, pues los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están sustituyendo a los paramilitares en muchas regiones Por su parte, el exmandatario colombiano César Gaviria, quien fuera secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha denunciado que paramilitares a los que aún no se les aplica la Ley de Justicia y Paz basan en la intimidación su actuación política en varias regiones, especialmente en los departamentos de la Costa Atlántica En una entrevista (El Tiempo, 30 de octubre de 2005), Gaviria criticó a Uribe porque, según él, no ha rechazado con claridad el apoyo de las autodefensas a su candidatura Y aunque esa misma semana el presidente declaró que no aceptaría la interferencia de los paramilitares en estas elecciones, se recuerda que en los pasados comicios para el Congreso, en 2002, esos grupos tuvieron mucha injerencia, tanta que el propio Carlos Castaño -desaparecido líder de las autodefensas- aseguró a este semanario que su organización armada tenía influencia sobre 30% de los congresistas electos l

Comentarios