Evolución bélica: Nuevo ecosistema del conflicto

lunes, 21 de noviembre de 2005
Londres, 21 de noviembre (apro) - Hasta los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, las fuerzas militares del llamado mundo desarrollado basaban sus planeamientos bélicos en escenarios al estilo de la Segunda Guerra Mundial, donde los enfrentamientos de batalla se desarrollaban contra otros grupos militares convencionales, con armas de guerra también tradicionales A partir de la unilateral y polémica guerra de Estados Unidos y Gran Bretaña contra Irak, en marzo de 2003, se vio una transformación drástica en la agenda militar de ambos países occidentales para reemplazar dichas fuerzas militares "pesadas", por aquellas más livianas y de más rápido despliegue en el exterior La idea central había sido provocar un mayor impacto bélico posible al "enemigo" con armas de largo alcance y sofisticación, concentrándose en soluciones tecnológicas, de vigilancia electrónica y de telecomunicaciones; pero según ha concluido el respetado informe anual del Instituto Internacional para los Estudios Estratégicos (IISS) de Londres, titulado The Military Balance 2005-2006, después de una destrucción inicial de las fuerzas convencionales iraquíes en 2003, el panorama militar ha cambiado drásticamente, con consecuencias irreversibles para el pensamiento y la ideología militares clásicos conocidos hasta ahora Los adversarios de las fuerzas de la coalición anglo-estadunidense en Irak buscaron soluciones "no convencionales" para un campo de batalla moderno, intentando dar vuelta una desmesurada dominación militar de Estados Unidos en el mundo El informe presentado el pasado 25 de octubre en la capital británica y elaborado por los expertos en temas militares Christopher Langton, Partick Cronin, Alex Nicoll y Dana Allin, entre otros, concluyó que hemos llegado a la era de las "tácticas asimétricas e irregulares", debido a un desmesurado uso del internet y otros métodos electrónicos del siglo XXI, por parte de la insurgencia iraquí --como lo ha mostrado, por ejemplo, el grupo de Al-Qaeda en Irak, liderado por el jordano Abu Musab Al-Zarqawi--, que ha promocionado mediáticamente, a través de la cadena árabe Al-Jazeera, el secuestro, extorsión y decapitación de extranjeros secuestrados en suelo iraquí Casos como los del empresario británico Ken Bigley o la directora de la organización CARE Internacional, Margaret Hassan, ambos secuestrados y decapitados por el grupo de Zarqawi, demostraron la eficacia de dichas tácticas modernas y su impacto certero en la percepción del conflicto bélico en Irak Dichas tácticas asimétricas y el inteligente uso del Internet han sido metodologías muy exitosas a la hora de combatir, en el caso de Irak, a unos 160 mil soldados anglo-estadunidenses, en un país donde ya han muerto al menos 2 mil 200 militares desde el comienzo del conflicto bélico de 2003 De hecho, y como subraya el informe anual británico, el "enemigo" de Estados Unidos y Gran Bretaña ha encontrado un terreno de operaciones "propicio", donde su adversario no puede llevar su superioridad convencional militar, reemplazando el combate cuerpo a cuerpo por ataques "aislados" y "nada tradicionales", que están infligiendo, cada vez más, duros golpes de moral y políticos a las administraciones de George W Bush, Tony Blair y a las de sus principales aliados internacionales Según la información que ha presentado el reporte militar del IISS, esto no quiere decir que las tecnologías militares de precisión y las telecomunicaciones no tengan ningún rol que jugar en este nuevo escenario bélico, sino, más bien, que estas herramientas no necesariamente deban funcionar de la forma en que se había pensado serían aplicadas en un principio Para los expertos del think tank con base en Londres y que es consultado frecuentemente por el Ministerio de Defensa británico (MD) y el Pentágono estadunidense, las fuerzas armadas del mundo Occidental deben lidiar ahora con un adversario capaz de utilizar cualquier herramienta o tecnología moderna para contrarrestar a su oponente Éstos incluyen bandos terroristas, grupos criminales, insurgentes, organizaciones rebeldes y "otros adversarios" La idea tradicional de la discordia bilateral ha dado paso a lo que el IISS ha llamado "nuevo ecosistema de conflicto", es decir aquel territorio que no sólo es ahora el objetivo principal de un ataque, sino que se ha ampliado a un medio ambiente general, incluido el pensamiento colectivo de una población, requiriendo así soldados que de forma simultánea deben combatir con armas convencionales, mientras realizan tareas de "reconstrucción", "humanitarias" y "propagandísticas" Con el surgimiento de lo que muchos analistas han dado en llamar "guerras tridimensionales (3-D)" --procesos bélicos donde confluyen varios oponentes y fuerzas opositoras en distintos planos del conflicto--, el desafío es ahora transformar el pensamiento doctrinal para enfrentar los nuevos problemas El reporte anual del grupo de investigación coincide en remarcar también que unir este tipo de doctrinas militares con las tecnologías relevantes para hacer frente a las guerras irregulares, será, además, un gran desafío para las fuerzas militares occidentales De acuerdo con el IISS, este proceso evolutivo probablemente sea más fácil para fuerzas de planeamiento bélico irregular de baja intensidad, como son las de Australia y Gran Bretaña, que para las fuerzas de la Armada estadounidense, convencionales y "pesadas" en su armamento y estructura Según comentó Langton en conferencia de prensa, los desafíos que presenta el carácter asimétrico de los conflictos bélicos modernos, continúan dominando el pensamiento y planeación defensiva en los países occidentales, a pesar de renovados intentos por repensar las estrategias bélicas, de ataque y contraofensiva En particular, los casos de guerra en Irak, Chechenia y Afganistán demuestran las limitaciones del uso de fuerzas convencionales "en medio ambientes cada vez más complejos" y en donde se demanda más "el uso de armas tradicionales" Langton, como el mismo Cronin, quien se desempeña como director de los Estudios de Guerra del IISS, coinciden en señalar que este tipo de desafíos terminó convirtiéndose para Estados Unidos y Gran Bretaña, en un error "sin cálculos", como ocurrió en las catastróficas incursiones bélicas en Irak y Afganistán Allí, la coalición occidental se encontró con diferentes fases de contraataque de la insurgencia, marcada por la inestabilidad del conflicto y la ineficiencia de una salida práctica y política a una primera invasión La Estrategia Nacional de Defensa del Pentágono, a cargo de supervisar el planeamiento bélico de las FFAA estadunidenses, declaró que "aprendió que es necesario cambiar de táctica cuando aparecen conflictos irregulares y asimétricos como en Irak" Estos primeros cambios en los planes militares, han dejado a la economía de Estados Unidos --que en la actualidad carga con un déficit del 425% del Producto Interno Bruto-- bajo una mayor presión Una consecuencia de esto han sido los recortes significativos para el programa de Defensa estadunidense para el periodo 2006-2011 Volviendo al reporte anual del IISS, que utiliza a Irak como el escenario de los nuevos procedimientos bélicos del futuro, tanto Estados Unidos como Gran Bretaña deberán hallar la respuesta sobre cómo enfrentar el nuevo adversario en un nuevo campo asimétrico, acelerando los procesos de retirada y apoyando la creación de una propia fuerza de seguridad iraquí que, además de ser efectiva, sea vista como independiente y alejada del planeamiento de funcionarios en Londres y Washington En ese sentido y a pesar del continuo impacto por los conflictos irregulares, que incluyen también los que ocurren en las repúblicas del norte del Cáucaso de la Federación Rusa, los desarrollos militares se están comenzando a ver, pero tomándose sólo respuestas convencionales, como ha enfatizado el IISS "En Irak, la insurgencia sigue teniendo la habilidad de asesinar tanto a iraquíes como a soldados de la coalición anglo-estadunidense, además de conseguir innovarse tecnológicamente cada vez más", declaró Langton Para el experto, el aumento en el uso de explosivos y misiles caseros en las carreteras de Bagdad para atacar a vehículos armados de las fuerzas occidentales, "se ha expandido a otras zonas de Irak y hoy es un método común de ataque", y la única manera de frenarlos "es a través de los esfuerzos diplomáticos y políticos, y no a partir de más uso de fuerza" Los investigadores del informe coincidieron que debido justamente a este aumento en las tácticas asimétricas e irregulares de los grupos insurgentes "el mundo se ha convertido en un lugar más inestable, donde el terrorismo se ha expandido y ha echado raíces más fuertes" La inestabilidad y violencia en Irak, y la propagación de este estado de volatilidad a los países vecinos (como Irán, Siria, Arabia Saudita, etcétera), sólo generan un mayor rechazo a la ocupación anglo-estadunidense en ese país árabe y dificultan una salida apresurada Langton, Cronin, Nicoll y los otros participantes del informe anual del IISS pugnan por una mayor cooperación internacional y extroversión regional, principalmente de las fuerzas antiterroristas en Oriente Medio y Asia, aunque omiten informar sobre son las razones por las que tanto Londres como Washington han evitado poner un cronograma de salida de sus tropas La decisión de India de votar en las recientes discusiones de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) contra Irán, demuestra, para los investigadores británicos, que la escalada nuclear en la región y los conflictos asimétricos no sólo son preocupación del Occidente, sino también de otras naciones que cada vez más buscan acercarse al centro del poder global "Sería deseable que los países del golfo pérsico pudieran también hacer más visible y abierta su preocupación a la escalada militar en Irán y Siria, y expresar cómo cambiaría la percepción popular a un cambio estratégico del balance de poder", sugirió el reporte anual, para el que países como Arabia y Turquía deberían comenzar a jugar un rol de contrapeso en la dominación estadunidense El problema más difícil y complejo será cómo solucionar la grave situación de violencia en Irak y atraer la atención de la comunidad internacional, que está quedando anestesiada ante la implacable ola de atentados y muertes que ha sacudido a ese país desde los últimos meses Una propuesta planteada por el reporte fue la creación de grupos de contacto internacional basados en las tareas diplomáticas que podrían reemplazar la naturaleza predominantemente externa y belicosa de Estados Unidos en Irak Estos grupos diplomáticos, con estructuras similares a las de la AIEA, podrían servir tanto para introducir cierto grado de flexibilidad en los acuerdos constitucionales que se llevan a cabo en la actualidad en ese país árabe, como para acelerar la salida de las fuerzas invasoras a Irak y también Afganistán Los desafíos siguen siendo muchos para los nuevos planificadores militares y políticos del Occidente --como también para aquellos de los países aliados--, pero sus resultados dependerán primordialmente de cuán responsable sea la división y el balance del poder en el mundo moderno, y qué influencia internacional tengan de aquí en más las consecuencias de los nuevos conflictos asimétricos e irregulares

Comentarios