"Improcedente y frívola", la demanda por supuesto daño moral: Granados Chapa

martes, 22 de noviembre de 2005
* El periodista, codemandado por el líder del PRI en Hidalgo * La querella, "un abuso de poder" del líder del Grupo Universidad Pachuca, Hgo , 21 de noviembre (apro)- Luego de recibir la notificación de una denuncia presentada por el líder del PRI en el estado, Gerardo Sosa Castelán, por supuesto daño moral ocasionado en el libro La sosa nostra, porrismo y gobierno coludidos en Hidalgo, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa afirmó que la querella es un "abuso de poder" del aún líder del Grupo Universidad Quince meses después de que Sosa Castelán, entonces precandidato a la gubernatura del estado, se inconformó por la aparición del libro --escrito por el investigador Alfredo Rivera Flores y en el que Granados Chapa es autor del prólogo--, el periodista hidalguense fue notificado, el pasado de 7 de noviembre, por el juez 29 de lo civil del Distrito Federal, que también había sido demandado Junto con Rivera Flores y la abogada Perla Gómez Gallardo, de la organización Libertad de Información México (Limac), Granados Chapa afirmó que, más allá de la reparación de un supuesto daño moral, lo que busca Sosa Castelán es acosar a quienes escribieron y distribuyeron el libro Como codemandados figuran también la librería Miguel Ángel Porrúa y Libraria S A de C V, la cual se encargó de la tipografía; Enrique Garnica Ortega, quien diseñó la portada, y Héctor Rubio Traspeña, cuya fotografía aparece en la contraportada "Se trata de una demanda abusiva porque no sólo se demanda a Rivera Flores, sino porque se incluye al autor del prólogo, quien ni siquiera se encuentra en alguna parte de la demanda que interpuso Sosa El supuesto delito por daño moral no podrá ser configurado, debido a que el libro no es una publicación ilícita" Dijo que "difícilmente el dirigente priísta podrá aportar pruebas que sustenten su dicho, además de que no ha explicado cómo se ha visto afectado Las afirmaciones que aparecen en el libro son de fuentes legales, en su mayoría producto de una investigación hemerográfica y del dominio público" Añadió que el libro fue avalado por la Oficina de Derechos de Autor y no se violó la Ley de Imprenta Y dijo que él "sólo emitió una opinión sobre la obra, y no participó en las acusaciones que se le imputan a Sosa Castelán" "La demanda es frívola e improcedente, una muestra de abuso de poder", agregó Granados Chapa, al mostrar la contraportada del libro que apareció el 6 de agosto de 2004 "En el colmo de la exageración y la prepotencia" de Sosa Castelán, fue incluido en la demanda el autor de la fotografía de Rivera Flores, Héctor Rubio Traspeña, "lo que equivale a querer decir que éste, al haber retratado al autor, sea cómplice de lo que aparece en el texto" Calificó la demanda como "aberrante y producto de la arrogancia del poder y la impunidad que ha tenido el líder del PRI estatal" Agregó que la contestación de la demanda le es totalmente ajena Indicó que los argumentos de las autoridades para entregarle, el 7 de noviembre, la notificación de la demanda, "no se pueden entender", luego de que es fácil localizarlo vía correo electrónico Afirmó que, ahora que está en apogeo demandar a los periodistas, varios políticos se han querellado por presuntos delitos, como lo hizo Marta Sahagún contra la revista Proceso, y Santiago Vasconcelos, titular de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales contra la Delincuencia Organizada (Siedo), de la PGR, en contra del publicista Santiago Pando Insistió que, en la reparación del supuesto daño moral, Sosa Castelán recurrió a un juez del Distrito Federal, debido a que ese ilícito no está tipificado en la legislación del estado de Hidalgo Añadió que el líder priista no busca que se le repare de algún daño, sino hostigar a quienes participaron en la elaboración del libro, lo que no sucederá en su caso, al ser apoyado por los abogados de Limac