Leyes a la carta

miércoles, 23 de noviembre de 2005
México, D F, 22 de noviembre (apro)- Hace más de medio año llegó a San Lázaro la minuta de la nueva Ley del Mercado de Valores aprobada por el Senado de la República Manlio Fabio Beltrones, entonces presidente de la Mesa Directiva, de la Cámara de Diputados detuvo la discusión debido a que su partido, el PRI, no estaba de acuerdo con dicha propuesta A lo largo de todo este tiempo se ha culpado al grupo empresarial de Ricardo Salinas Pliego de estar bloqueando dicha minuta, incluso el secretario de Hacienda y Crédito Público, Francisco Gil Díaz, acusó directamente al coordinador de la fracción del PRI, Emilio Chuayffet Chemor, de obedecer a ciertos intereses ligados a dicho empresario La declaración, a unos días de que iniciara la discusión del Presupuesto de Egresos para el año próximo, motivó que Chuayffet se retirara de las negociaciones que sobre el tema se estaban realizando en la Secretaría de Gobernación con Carlos Abascal Carranza, hasta en tanto no se disculpara el secretario de Hacienda Las disculpas no llegaron; pero, sorpresivamente, el mismo día que Arturo Montiel renunció a la contienda por la candidatura priista para la Presidencia, el coordinador del PRI comió con el secretario de Gobernación y? Gil Díaz A partir de ese día, jueves 20 de octubre, las discusiones sobre la Ley del Mercado de Valores se reactivaron en la Cámara de Diputados, incluso a la par de la negociación del Presupuesto de Egresos de la Federación Después de la reunión Chuayffet-Gil Díaz, el PRD, en especial los diputados Eduardo Espinosa y Alfonso Ramírez Cuellar, adelantaron que, quizá, estaban discutiendo no sólo el paquete económico, sino también la nueva Ley del Mercado de Valores y que a su partido no le extrañaría "un arreglo" entre el PRI y el PAN Desde que llegó la minuta del Senado a la Cámara de Diputados, PRI y PRD hicieron mancuerna para no aprobar dicha ley, sin embargo, cuando faltan siete sesiones para que concluya el periodo ordinario de sesiones (el próximo 15 de diciembre), todo parece indicar que los perredistas tenían razón, pues ya hay indicios de que la correlación de fuerzas se modificó en San Lázaro y ahora son PRI y PAN quienes están impulsando la aprobación que modificaría parte del sistema financiero mexicano A la par de los encuentros entre Gil Díaz y el PRI, el empresario Ricardo Salinas Pliego ha reanudado su trabajo de cabildeo entre las distintas fracciones de la Cámara de Diputados Por lo pronto ya se reunió con el PRD para pedirle algunos cambios, así es que no nos sorprendamos si antes de que acabe el año, el país tenga una nueva ley en la materia Salinas Pliego se opone a la ley elaborada por Francisco Gil Díaz, ya que ésta les da protección a los accionistas minoritarios, lo cual disminuye el poder de las grandes familias que forman parte de los consejos de administración de las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores Este punto no lo había rebatido ningún partido El PRI se oponía porque la ley contempla la posibilidad de que Hacienda, ante la mera sospecha de malos manejos financieros, realice auditorías a diversos corporativos empresariales, lo cual en un año electoral podría ser aprovechado de manera ventajosa Por lo pronto la minuta sigue en la Comisión de Hacienda, pero todo apunta a que muy pronto la nueva ley verá la luz, con algunas modificaciones que dejen satisfechos al PRI y a la gran familia empresarial de Salinas Pliego Como sea, la nueva ley podría incrementar la participación en la Bolsa Mexicana de Valores que apenas tiene 150 empresas enlistadas, mientras que países como Corea tienen mil 500, lo cual hace mucho más rentable a la bolsa y, por lo tanto, más atractiva para los inversionistas, pequeños o grandes El desenlace de todo este tema, el cual se politizó gracias al PRI, se verá antes del 15 de diciembre y, por el bien, de México esperemos que se mantenga la protección a los pequeños inversionistas y las grandes familias dejen de tener todo ese gran poder De la misma forma se espera que al todopoderoso secretario de Hacienda sí se le acote su poder de decisión y las "auditorías sorpresa" no se concreticen

Comentarios