Marcha silenciosa en Tláhuac a un año de los linchamientos

jueves, 24 de noviembre de 2005
* Los hechos violentos bloquearon a jóvenes de Ixtayopan el acceso a empleo, denuncian México, D F, 23 de noviembre (apro)- Los habitantes de San Juan Ixtayopan, Tláhuac, que hace un año lincharon a dos policías, y dejaron gravemente lesionado a otro, tras ser confundidos con secuestradores por culpa de un rumor, fueron exculpados este miércoles por el párroco de la comunidad, Víctor García El cura encabezó una procesión a la que asistieron alrededor de 80 habitantes, mismos que se quisieron deslindar de los hechos, al asumirse "víctimas" de la violencia de aquél 23 de noviembre de 2004, y responsabilizar a los gobiernos capitalino y federal por lo sucedido en esa fecha Esta misma postura manifestó el sacerdote en la homilía que ofreció en memoria de los agentes Víctor Mireles y Cristóbal Bonilla, que fueron golpeados por los habitantes que, enfurecidos, los quemaron vivos porque los confundieron con secuestradores "Nosotros nos reconocemos en el trabajo, en la familia, en el respeto, en el ejemplo a los hijos, hombres y mujeres de bien que se preparan, crecen y quieren a San Juan, donde vivirán y formarán hogares", señaló el prelado, luego de comentar que los hechos del año pasado han afectado a los jóvenes, quienes se niegan a decir dónde viven, porque se les niega el empleo "A un año de distancia ya nada es igual Nuestros jóvenes tienen vergüenza de decir de dónde son porque pierden la oportunidad del empleo o del estudio", comentó El párroco reconoció que el comportamiento de "presencias en las que no nos reconocemos", que actuaron la noche de los linchamientos, "nos hicieron menos hombres" Por eso, pidió perdón y redención para los habitantes Tras la homilía, en el quiosco principal de la comunidad, el representante de la Comisión de Reconciliación y Justicia de la Comunidad, Gerardo Montero, leyó un comunicado en el que exigió castigo a "los verdaderos culpables" de los linchamientos "En el caso de Tláhuac, todos son culpables, tanto el gobierno federal como el de la ciudad y de algunos medios Exigimos respeto a la justicia que nos fue robada, y estamos luchando por demandar la dignidad y confianza para nuestras familias", exigió Luego, de manera silenciosa, los habitantes recorrieron la zona rumbo a la parroquia, y se detuvieron al pie de las cruces colocadas en memoria de los linchados Con velas encendidas, arribaron a la misa del párroco Llanos Liberado Carlos Calderas, uno de los 29 detenidos por este hecho, fue liberado el pasado 7 de julio, por órdenes de la jueza 17 en materia penal, Cristina Porrás, después de haber sido acusado del delito de homicidio, por los linchamientos "Tenía temor de que los jueces tuvieran línea de estar deteniendo a la gente que ha demostrado ser inocente", comentó el abogado de Calderas, Alejandro Jiménez