Amistades peligrosas

domingo, 27 de noviembre de 2005
Los escándalos en que se han visto implicados los hijos de Marta Sahagún de Fox no son tan nuevos Ni tan menores Según la polémica abogada Raquenel Villanueva, hace casi dos años conoció de vista a Fernando Bribiesca Sahagún en el centro de espectáculos regiomontano La Fe Sostiene que, rodeado de muchachas, el joven se divertía en la mesa de un compadre de la abogada Su nombre: Jaime Valdez Martínez, considerado por la PGR como uno de los representantes de El Chapo Guzmán en Nuevo León y parte de Tamaulipas MONTERREY, NL- El viernes 31 de enero de 2003, Fernando Bribiesca Sahagún se divertía con un grupo de amigos en La Fe Music Hall, un centro de espectáculos del que es asiduo cliente y que es famoso por presentar bandas que tocan narcocorridos La fiesta estaba en su plenitud Los Traileros del Norte, Los Cadetes de Linares y la banda El Recodo entonaban sus éxitos en medio de gritos y aplausos Cientos de personas bailaban y bebían Llamaba la atención que, apostados afuera y adentro del local, unos hombres corpulentos de apariencia militar observaban hacia todos lados Según testigos consultados, aquellos extraños de rostro duro eran miembros del Estado Mayor Presidencial, responsables de la seguridad de Fernando Bribiesca, quienes estaban pendientes de sus movimientos En ese entonces el menor de los hijos de Marta Sahagún de Fox estudiaba comercio internacional en el Tecnológico de Monterrey Aquella fiesta tenía un motivo altruista: un porcentaje del dinero recaudado sería entregado al instituto Nuevo Amanecer, cuyo consejero era el entonces senador priista Alberto Santos de Hoyos La noche fue exitosa: se recaudaron cerca de 500 mil pesos, suma con la que se benefició a unos 80 niños con parálisis cerebral La Fe es una de las empresas de entretenimiento más importantes del norte de México Es propiedad del grupo Multimedios, de Francisco González, quien impulsó estos centros de espectáculos hasta convertirlos en los más grandes de América Latina, según se destaca en su página en internet Actualmente, La Fe cuenta con seis salones de presentaciones en Monterrey, Chihuahua, Tampico, Torreón y Guadalajara Su administrador es Jesús Arreola, hermano de Federico Arreola, exdirector de los periódicos Milenio y actual secretario técnico de las redes ciudadanas de apoyo a Andrés Manuel López Obrador En un espacio reservado para visitantes distinguidos en la parte de arriba, Fernando Bribiesca estaba en plena diversión Había vino y decenas de jovencitas lo rodeaban Cerca, muy cerca de él, estaban integrantes de La Maña, a los que se les liga con el narcotráfico y la delincuencia organizada, en particular con el cártel de Sinaloa Vestidos como si fueran empresarios, esos personajes pasaron desapercibidos aquella noche La presencia de esos sujetos tenía una razón: Fernando Bribiesca estaba con Jaime Valdez Martínez, un personaje conocido como empresario que radica en esta ciudad y a quien la Procuraduría General de la República (PGR) tiene identificado como uno de los representantes de Joaquín El Chapo Guzmán Loera en Nuevo León y parte de Tamaulipas El volumen de la música y de las voces no fue obstáculo para que Jaime Valdez hablara con Bribiesca; lo hicieron como si fueran viejos conocidos Tiempo después se sabría que en aquella ocasión Valdez le prometió al joven regalarle un caballo No se sabe si lo cumplió En el mismo espacio, Fernando Bribiesca también departía con su amigo Raúl Alcalá, el famoso ciclista regiomontano, que es su amigo desde hace años Cerca de las 11 de la noche, la abogada Raquenel Villanueva Fraustro llegó a La Fe acompañada de su escolta, cuatro agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI) adscritos a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) La litigante acudió a saludar a su amigo y cliente Servando Cano, dueño y promotor de grupos musicales norteños, quien es hermano de Chito Cano, un personaje ampliamente conocido en la Comarca Lagunera por organizar fiestas con artistas y empresarios En La Fe, la gente gritaba y aplaudía cuando aparecían los grupos que prenderían la noche de aquel 31 de enero de 2003 El vocalista de la banda El Recodo anunciaba: Buenas noches, es una alegría muy grande estar con ustedesVamos a cantarles nuestros éxitos A través de su radio Nextel, Jaime Valdez Martínez le llamó a Raquenel media hora después de que llegara: -Chachita, aquí estoy en La Fe Me dijeron que andas por ahí Ven y pasa a saludarme, estoy en la zona de arriba, en un privado De farándula Entrevistada el sábado 19 en su despacho de Monterrey, Raquenel Villanueva cuenta que después del llamado de su compadre y amigo de la infancia, ella se abrió paso entre la gente Guiada por el personal de seguridad, subió algunas escaleras hasta llegar al privado A la entrada vio a dos integrantes del Estado Mayor Presidencial, quienes impidieron el paso a su escolta Al percatarse de ello, Jaime Valdez se levantó de su mesa y dio instrucciones: Es mi comadre, déjenla entrar, pidió a los militares Y entró Valdez Martínez la abrazó y le dijo entre la música y el barullo de los asistentes: Ven, comadre, te quiero presentar a Fernando Bribiesca, el hijo de la señora Marta Sahagún Él te quiere conocer Según Raquenel, ella se rehusó a saludarlo: -Mira, Jaime, yo no quiero conocer a cabrones ni tampoco es el lugar Yo nada más te vine a ver a ti y me retiro, porque además andas borracho La abogada relata que en ese momento su escolta se le acercó y le dijeron que saliera de ahí, porque había gente de todo tipo y el lugar estaba muy caliente Sin embargo, la abogada -quien ha sufrido cuatro atentados presuntamente perpetrados por la delincuencia organizada- asegura que vio a Fernando Bribiesca conviviendo en la mesa de su compadre con Raúl Alcalá Junto a ellos había muchachas; todos estaban bebiendo -Usted señala que no quiso saludar a Fernando Bribiesca Ante ese gesto, ¿qué le dijo a usted Jaime Valdez? -le pregunta el reportero a Villanueva -No me dijo nada Yo le comenté que no me siguiera chingando, que me retiraba porque el lugar estaba muy caliente Le pedí a mi compadre que tuviera mucho cuidado porque había muchos militares del Estado Mayor Presidencial por todas partes También le comenté que no tenían vergüenza los soldados por andarse metiendo en estos lugares Y me salí -¿Cómo es físicamente Fernando Bribiesca? -Según lo que yo recuerdo, es un jovencito delgado, alto, al que yo le calculé unos 25 o 26 años, muy bien vestido el muchachito, que esa noche también estaba acompañado de una muchacha De acuerdo con las crónicas de los diarios locales y la revista Cosmopolitan de julio de 2003, era común ver a Manuel Bribiesca en ese centro de diversiones, siempre acompañado de militares y de quien entonces era su novia: la cantante Litzy En una entrevista que le hizo la reportera de espectáculos Celeste Rodas de Juárez, que se publicó bajo el encabezado Artista y ganadora de un reality show, sigue avanzando hacia la fama, Litzy dice por qué fracasó su noviazgo con Fernando Bribiesca: Tuvimos una relación de un año Ha sido mi relación más larga No sé, también fue una relación a distancia porque yo vivía en México y él en Monterrey, así que era algo complicado vernos Sí, fue una relación superlinda, pero casi no nos veíamos En una de las crónicas de espectáculos destacadas por Representaciones Artísticas Apodaca en su página de internet, se lee un pie de foto: Tras bambalinas, la cantante Litzy y Fernando Bribiesca Sahagún, hijo de Marta Sahagún, exvocera del presidente Fox y actual esposa del mandatario, disfrutaban de la actuación del grupo Se referían a Los Kumbia Kings, que tocaron en La Fe en una fecha posterior Después de la velada en La Fe, Jaime Valdez Martínez llegó a su casa casi al amanecer y acompañado de algunos amigos, con quienes se dispuso a seguir la fiesta Sin embargo, cerca de las 7:30 de la mañana (ya el 1 de febrero), se percató de que su casa estaba rodeada Un batallón del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) del Ejército sitió el domicilio del presunto narcotraficante en Cerrada del Cerro de Picacho 6239, colonia Cumbres, mientras sus jefes esperaban de que una fiscal de la SIEDO obtuviera de un juez federal la orden de cateo Oscuro personaje En el diario El Norte del 2 de febrero se publicó que Valdez Martínez es un conocido expolicía ministerial a quien se le vincula con el narcotráfico El día del operativo, él y su hermana Leticia conversaron por teléfono con algunos medios de comunicación, que enviaron micrófonos y cámaras a la residencia Ante la prensa, el presunto narco declaró: Yo soy empresario Tengo rodeos, manejo grupos, tengo la fábrica de tambores, es a lo que me dedico Los antecedentes que publicó el periódico regiomontano establecen que en abril de 1991 Valdez Martínez fue detenido en Pesquería con 99 gramos de cocaína que ocultaba en una de sus botas La nota resalta que también se le ha mencionado en varias ejecuciones cometidas en el estado Y destaca: Es hermano del también exagente judicial Francisco Javier Valdez, quien fue detenido el 16 de enero de 1995 con la posesión de 74 kilos de mariguana que traía en una patrulla, en complicidad con el comandante Gustavo de León Pérez En aquel entonces, según El Norte, Jaime y Francisco fueron relacionados con visitas al presunto narco Zeferino Peña Cuéllar, Don Zefe, cabecilla del cártel del Golfo cuyo centro de operación es la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas La historia criminal de Valdez Martínez se conoce en la Presidencia de la República desde el 20 de octubre de 2004 Al filo de las 12:55 horas de ese día, una persona que no dijo su nombre pero que se identificó como miembro del cártel de Sinaloa, hizo llegar al presidente Vicente Fox un escrito -que fue sellado y recibido en la secretaría particular- en el cual narra una reunión de importantes capos como Joaquín Guzmán Loera, Juan José Esparragoza El Azul y Arturo Beltrán Leyva, entre otros, para planear el asesinato de Rodolfo Carrillo Fuentes Éste fue ejecutado en septiembre del año pasado al salir de la plaza Cinépolis de Culiacán En el escrito de siete cuartillas se narran los pormenores de ese plan criminal que -según el documento, del que Proceso tiene copia- pretendía terminar con la hegemonía de la familia Carrillo Fuentes en el narcotráfico, a fin de que ese negocio fuera manejado por un solo grupo, en este caso el cártel de Sinaloa, fortalecido tras la fuga de El Chapo Guzmán, a quien ya se le llama el capo del sexenio El texto señala, además, que Jaime Valdez Martínez está relacionado con el cártel de Sinaloa, en particular con Édgar Valdez Villarreal La Barbie, a quien se le atribuye la ola de violencia en Tamaulipas Jaime Valdez sería un importante gatillero de este grupo, que pelea por la plaza de Nuevo Laredo, la llamada joya de la corona La tarea de esta banda, según el mencionado informe, es golpear y presionar a los grupos contrarios para que ya no operen y quedarse este grupo con sus plazas, siendo, como ya se dijo, los jefes Ismael El Mayo Zambada, El Chapo Guzmán, Juan José Esparragoza El Azul, y Arturo Beltrán Jaime Valdez Martínez sería uno de sus brazos ejecutores, los que son auxiliados por la Policía Ministerial de Nuevo Laredo y el propio Édgar Valdez Villarreal La Barbie El nombre borrado Al verse rodeado de militares, aquella mañana del 1 de febrero de 2003, Jaime Valdez Martínez telefoneó al celular de su amiga Raquenel Villanueva -¿Es verdad lo que me dices o todavía estás borracho? -preguntó la abogada Según ella, Valdez Martínez respondió: -No, comadre, es en serio Mi casa está rodeada de soldados Necesito de tu ayuda Raquenel dice haberse dirigido entonces a la casa de Valdez: Me topé con tres cercos de militares Luego de hablar con los comandantes, logré entrar a la casa Ahí estaba mi compadre Andaba muy nervioso porque su hija estaba ardiendo en calentura y no podía salir para llevarla al médico Yo le pregunté si tenía dinero, droga o armas en su casa Me dijo que no tenía nada Le pregunté si se había peleado con los elementos del Estado Mayor que estaban en La Fe y me respondió que no tenía ningún problema Enseguida me dio sus teléfonos celulares y me entregó un arma que uno de sus amigos había dejado en su casa Yo había llegado en pants, sólo con una chamarra encima Me echaron la pistola en la bolsa y salí Hablé con los militares y les dije que les entregaba los celulares y el arma Tomaron los objetos Cuando tomaron el arma, los soldados detuvieron a la abogada y la llevaron a la zona militar de Monterrey Horas más tarde fue requerida por la PGR, por lo que fue trasladada en un avión oficial hasta las instalaciones de la SIEDO en la Ciudad de México Llegó ahí aproximadamente a las 1800 horas Cerca de la medianoche inició el interrogatorio relacionado con el delito de posesión de arma prohibida Raquenel dice que en la SIEDO tuvo una fuerte discusión con un mayor del Ejército, porque el parte informativo que hicieron estaba alterado: anotaron que la abogada traía la pistola fajada en la cintura, pero la litigante lo desmiente porque, asegura, no puede usar ropa ajustada debido a las heridas de bala que ha sufrido en el vientre Dentro de la averiguación previa 27/2003 abierta por la SIEDO, Raquenel sostiene que durante su declaración hubo otro incidente: al mencionar el nombre de Fernando Bribiesca como la persona que estaba conviviendo con su compadre Jaime Valdez Martínez, el agente del Ministerio Público Federal, Martín Levario Reyes, se rehusó a anotar el nombre del hijo de Marta Sahagún Cuenta Raquenel: Se levantó de su lugar, lo vi un poco nervioso y creo que fue hacer una llamada Regresó minutos después para seguir con la declaración, pero no quería registrar el nombre de ese muchacho Hubo una discusión, me enojé porque pretendía omitir ese dato, a pesar de que en una declaración es necesario poner la verdad de los hechos que se están narrando No obstante la insistencia de Villanueva, su declaración ante la SIEDO quedó así: Cuestioné a mi compadre y le dije que qué problema tenía para que estuviera el Ejército, me dijo que ninguno, le pregunté si se había peleado con algún militar, ya que al estar en LA FE dijeron que estaba el hijo de la señora Martha Sahagún con su escolta de militares, por lo que le cuestioné si había tenido algún problema con los militares y me dijo que no Pero no dijeron que el joven estaba en La Fe La abogada dice haberlo visto

Comentarios