¡Gol!: Insípida

lunes, 28 de noviembre de 2005
México, D F, 28 de noviembre (apro)- La cinta dirigida por Danny Cannon y protagonizada por el mexicano Kuno Becker, ¡Gol!, es la primer entrega de una trilogía de cintas futboleras, la típica historia de éxito en donde el protagonista deberá tropezar una y otra vez hasta que llega a vencer los obstáculos que se interponían en su destino En ese sentido, ¡Gol! no es nada nuevo, y no intenta serlo, salvo en el hecho de que es de las pocas superproducciones futbolísticas que existen en el mundo del cine El sueño americano se encarna en la piel de un ilegal de origen mexicano radicado en la ciudad de Los Ángeles desde muy pequeño, llamado Santiago Núnez Su pasión es el futbol, pero sus lazos familiares podrían llevarlo por un camino distinto: su padre desea comprar una camioneta para poner un negocio junto con él La verdad es que a Santiago no se le ve mucho futuro, juega en un equipo llanero y las posibilidades de entrar en una liga colegial son casi nulas Sin embargo, un exjugador inglés llamado Glen anda de paseo por Los Ángeles se topa con Santiago en una cancha de futbol llanero Glen, que alguna vez fue "visor de talentos", queda sorprendido por las habilidades del chico que lo incita a ir a Inglaterra para probarse con el Newcastle United Santiago, al igual que lo hiciera su padre, dejará todo para conseguir una vida mejor Y es que, si Santiago fracasa, no podrá volver a Estados Unidos, puesto que no tiene papeles El resultado de ¡Gol! es una cinta bien hecha, entretenida y conmovedora, aunque con lugares comunes que apenas si evitan lo predecible Sin embargo, hay un problema más grande: la cinta no consigue sumergirnos en la pasión del mundo futbolístico Nunca vemos a qué equipo le va Santiago, o qué jugadores son sus ídolos; lo vemos desde pequeño con un balón de futbol, pero no es suficiente como para situarnos en el contexto futbolístico Además, los planos cerrados que se utilizan en las escenas de juego no dejan ver lo que sucede en la cancha, no es que sea necesario que nos den imágenes parecidas a las que vemos en la transmisión de un juego, pero parte del chiste del futbol es ver la jugada desde una perspectiva más amplia El problema viene de nuevo: no se aprecia la grandeza de juego Por último, es difícil no poner atención al desempeño de Kuno en la cancha, es decir, se ve a leguas que en su vida ha jugado al futbol Y eso hace difícil que uno como espectador crea que está viendo una súper estrella internacional Es difícil pensar en que las dos cintas que faltan de la trilogía tengan la fuerza para hacer de ella un referente cinematográfico importante

Comentarios