PNUD: Eradicar feminización de la pobreza, el reto

jueves, 3 de noviembre de 2005
México, D F, 2 de noviembre (apro)- La precaria situación que viven las mujeres mexicanas deriva en una "feminización de la pobreza", resultado de las iniquidades de género y la falta de oportunidades para ellas, señala un análisis del Programa Nacional de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas (PNUD) Elaborado por la asesora en género Itzel Castañeda, el informe denominado Estrategia de Género 2005-2006, destaca que el 60% de los pobres mexicanos son mujeres, pese a que, según datos del Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI), tienen una mayor esperanza de vida --774 años-- con respecto a los hombres "Si por un lado se toma en cuenta que las mujeres poseen una esperanza de vida mayor a la de los hombres y, al mismo tiempo, las mujeres ganan entre el 36% y 50% del salario remunerado de los hombres, implica que de no tomarse medidas inmediatas, en el futuro las mujeres seguirán siendo más pobres que los hombres y vivirán aún más tiempo bajo esa condición", indica el texto El reporte menciona que la pobreza y la discriminación de género están íntimamente conectadas Todavía en el año 2000 se detectó que más mujeres abandonaban sus estudios para dedicarse a labores del hogar En cuanto a niveles de analfabetismo, las mujeres presentas los índices más altos Los hombres siguen representando la Población Económicamente Activa (PEA) y las mujeres al trabajo doméstico y las mujeres que trabajan el mismo tiempo que los hombres no son remunerados del mismo modo "El acceso a empleos clasificados como altos funcionarios, directivos y administrativos también es restringido para las mujeres en México Datos recientes del INEGI indican que tan sólo el 237% del total de estos empleos son ocupados por mujeres Este dato indica directamente una condición de exclusión" Con estos antecedentes, el PNUD elaboró una estrategia que contempla desarrollar las capacidades de las mujeres, gestionar sus conocimientos e incidir en estos puntos, con el objetivo de transformar la "feminización de la pobreza" Esta estrategia está diseñada para integrar la promoción de la igualdad de género y el "empoderamiento" de las mujeres en todas las áreas de intervención En la actualidad, la oficina del PNUD México "apoya a instituciones y organismos gubernamentales, a la sociedad civil, al sector privado en la implementación de un programa centrado en el combate a la pobreza, la integración productiva, el fortalecimiento a la cultura democrática, la preservación del medio ambiente y el fortalecimiento de la cooperación técnica horizontal de México hacia terceros países" Para el PNUD, la actual coyuntura electoral en México, frente al cambio sexenal de gobierno, ofrece un campo fértil para reflexionar acerca de los avances en términos de democracia de género, por eso se debe fortalecer una política nacional sobre el tema, así como "las capacidades institucionales respecto a la transversalidad de género" Otro plan consiste en apoyar a organizaciones de mujeres, para promover la Plataforma de Acción de Beijing, hacia mayores niveles de gobernabilidad del sexo femenino Respecto al tema ambiental, el PNUD planea la "gestión integral del Agua con Enfoque de Género", el cual será planteado en el IV Foro Mundial del Agua, del que México será sede en marzo del año entrante, "Se diseñará un programa que incluya aspectos institucionales, de políticas públicas, de legislación y de participación social, con el fin de contribuir al debate sobre la gestión del agua desde una perspectiva plural y arribar al foro con propuestas concretas que puedan tener niveles varios de incidencia", enumera También plantea el punto "Manejo Integral de Riesgos", donde dice que tiene un proyecto de manejo local de éstos en micro regiones de la Península de Yucatán, por donde pasó el huracán Wilma que devastó Cancún, Playa del Carmen y Cozumel, entre otras localidades En la Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres realizada este año, "el PNUD enfatizó la necesidad de enfocarse en la reducción de riesgos y no exclusivamente en la respuesta ante los desastres naturales", indica el reporte Por eso, señala que es necesario incorporar la perspectiva de género que permita identificar y analizar, de manera desagregada, tanto las prácticas como las consecuencias frente a una emergencia y poder diseñar planes de manejo de riesgo incluyentes"