El muro en la frontera, clave para contener a ilegales: Bush

miércoles, 30 de noviembre de 2005
* Encabeza un recorrido por la línea fronteriza que separa a El Paso de Juárez Washington, 29 de noviembre (apro) - Un día después de sepultar las ilusiones del presidente Vicente Fox, sobre una reforma que ayude a regularizar la residencia en Estados Unidos de varios millones de indocumentados, su similar George W Bush dijo que una barda en la frontera con México es "la clave" para detener al flujo migratorio "Despacio, pero seguro, la tecnología se emplea a lo largo de la frontera Esa es una parte clave en nuestra estrategia, como también lo son las barreras físicas", declaró Bush en su recorrido por la línea que divide a El Paso, Texas, con Ciudad Juárez, Chihuahua Las palabras antimigratorias de Bush fortalecieron el debate en Washington sobre la controversia de ¿qué hacer con más de 11 millones de inmigrantes indocumentados, que se estima viven y trabajan en Estados Unidos desde hace años? Pensando en el futuro político de su partido, el Republicano, que es el principal opositor a una reforma para beneficiar a los indocumentados que ya están en Estados Unidos, Bush dio mayor énfasis al asunto de fortalecer la vigilancia en la frontera con México para aminorar el flujo de la inmigración ilegal "Ven una barrera física aquí Es bueno para un ambiente urbano", indicó el presidente de Estados Unidos a los reporteros que lo acompañaron al recorrido fronterizo, tras señalar el cerco de acero que hay en la zona divisoria de El Paso y Ciudad Juárez Luego de enfatizar en Tucson, Arizona, que lo único que pretende dar a los indocumentados es un empleo temporal por seis años, y después la deportación definitiva a sus países de origen, el mandatario estadunidense concentró sus energías en destacar la efectividad de instalar vallas en la zona limítrofe de su país con México "Al recorrer las áreas rurales del mundo encuentras que ahí hay otro tipo de barreras físicas que podemos utilizar, como los impedimentos al tráfico vehicular Tienen una cerca aquí en la frontera y van a tener una cerca virtual en la frontera cuando se instale la (nueva) tecnología", acotó El ambiente antimigratorio que priva en la Casa Blanca, en el Capitolio y en gran parte de la sociedad estadunidense, como lo constatan diferentes encuestas de los medios de Estados Unidos, está anulando completamente las posibilidades de los indocumentados, en su mayoría mexicanos, de que puedan quedarse a trabajar y vivir legalmente en territorio estadunidense, como es su intención Aunque en el Capitolio existen varios proyectos de ley que ayudarían a la regularización de la residencia de los indocumentados, como el que patrocinan los senadores Ted Kennedy, demócrata de Massachussets, y John McCain, republicano de Arizona, Bush ya amenazó con impedirla, y subrayó que no firmará ninguna legislación migratoria que compense a los trabajadores con residencia permanente "La nuestra es una nación de leyes No se le debe permitir a la gente violar la ley Así, uno de los medios para asegurarnos de contar con una política racional de control fronterizo, es haciendo legal al trabajo, sin amnistía pero con trabajo; trabajo legal en una base temporal", insistió Bajo la reforma que pretende instrumentar la Casa Blanca, los empleadores que contraten a trabajadores suscritos al programa de empleo temporal, tendrían acceso a una base de datos nacional para verificar la autenticidad de los documentos de los empleados A cada uno de los inmigrantes indocumentados que se adhiera al plan de Bush, se les fichará y se les entregaría una tarjeta de identificación que contendrá toda su información biométrica, dactilar y física, datos que de inmediato se integrarán a la base de datos nacional de trabajadores temporales

Comentarios