La supercomputadora cuántica

domingo, 6 de noviembre de 2005
Gran Bretaña ha invertido anualmente millones de dólares, para lograr lo que ningún otro país: Construir una supercomputadora cuántica y desarrollar tecnología de punta que revolucionaría al mundo, destaca Proceso en su edición de este domingo 6 de noviembre De acuerdo con informes a los que Proceso tuvo acceso, alrededor de 20 científicos trabajan día y noche en un proyecto top secret con el fin de desarrollar una computadora cuántica El proyecto es financiado por la agencia de espionaje más poderosa de Gran Bretaña: el Government Communications Headquarters (GCHQ), un centro que emplea a 4 mil 500 detectives, espías y "topos" al más puro estilo 007 El GCHQ, gobernado por un grupo de funcionarios civiles del Foreign Office (servicio exterior) y que recibe del contribuyente británico un presupuesto anual de 440 millones de libras esterlinas (cerca de 800 millones de dólares), trabaja con su par estadunidense, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por en sus siglas en inglés), para formar el UKUSA, el conglomerado de búsqueda de información de inteligencia más grande y compleja del mundo Actualmente, su objetivo central es desarticular tanto "planes terroristas" como a los grupos y organizaciones que los preparan Detrás de ese "monstruo del espionaje" británico se encuentra el proyecto secreto para desarrollar la computadora cuántica Se trata de uno de los objetivos más ambiciosos del gobierno de Londres, según confirmó al reportero un científico experto en matemática y física cuántica que trabajan en dicho proyecto, expone el reportaje que aparece este domingo 6 de noviembre en Proceso

Comentarios